Rosario cardenal Aguiar Eduardo Verástegui

El cardenal Aguiar y Eduardo Verástegui en la basílica de Guadalupe (C) Eduardo Verástegui

“Rosario por el mundo”: Más de 1 millón de personas rezan con Card. Aguiar y Eduardo Verástegui

Desde la basílica de Guadalupe

Share this Entry

(zenit – 16 dic. 2020).- Más de 1 millón de personas se han conectado para rezar el histórico Rosario por el Mundo que el 12 de diciembre a las 2 pm hora de Ciudad de México compartieron el arzobispo primado de México, cardenal Carlos Aguiar Retes, y el activista de derechos humanos, Eduardo Verástegui, desde el interior de la basílica de Guadalupe.

Mientras la basílica de Guadalupe permanecía totalmente cerrada por disposición de las autoridades eclesiásticas para evitar aglomeraciones en prevención del COVID-19, monseñor Aguiar y Verástegui rezaron un Rosario desde el interior del templo a través de las redes sociales (Facebook, YouTube, Twitter).

Las métricas de tales redes indican que más de 1 millón de personas se han conectado ya, tanto en vivo el día 12 como en reproducciones efectivas posteriores, para rezar este Rosario. Y se registran más de 50 mil comentarios con peticiones a la Virgen y Madre de Guadalupe, provenientes de México y de varios países más.

9 meses de Rosarios diarios

Este rosario representa la coronación de 9 meses de Rosarios rezados a diario por Verástegui desde el 22 de marzo pasado, donde se ha creado una comunidad de oración a través de las redes sociales.

El lugar donde el actor y productor de cine reza cada día, junto a una reproducción de la tilma de Juan Diego en tamaño original, pasó a llamarse el “Rincón Guadalupano”. Muchos crearon su propio “rincón” en su casa, y la Virgen de Guadalupe pasó a liderar esta campaña de oración.

Peticiones al Señor

Las intenciones son múltiples: el fin de la pandemia, la salud de los enfermos, los que ya partieron, la fortaleza para sus familias, los afectados en lo social y laboral a causa de la crisis que devino con este virus, rezar por la fe y la esperanza de todos.

La pandemia generó una renovación espiritual y de valores en muchos a lo largo y ancho del orbe. Otras veces, las intenciones fueron puntuales: las víctimas de un terremoto o de un huracán e inundaciones; el Papa, los jóvenes, la defensa de la vida, la paz, el fin de la violencia en manifestaciones masivas en distintos países. Se sumaron familias enteras, internas e internos en cárceles de distintos lugares, conventos de religiosas y religiosos, jóvenes, niños, abuelos.

Una comunidad que crece

El día 13 de mayo, se convocó a “llenar un estadio completo con rosarios”: 50 mil rosarios rezados en vivo a través de las redes sociales. El resultado superó 4 estadios, 200 mil rosarios. En dos ocasiones se convocó a rezar 1 millón de rosarios en el día (Pentecostés y 25 de octubre).

Y la comunidad de oración creció y superó la propuesta. En conjunto, desde el 22 de marzo, ya suman más de 100 millones de rosarios.

Histórico 12 de diciembre

Este del 12 de diciembre “fue un rosario histórico: en vez de peregrinar todos hasta la Basílica como cada 12 de diciembre, fue Ella, nuestra Madre, la que peregrinó hasta nuestros hogares a través de este rezo”, dijo Verástegui.

Cada año, más de 11 millones de peregrinos acuden a la basílica guadalupana en esta fecha. Esta vez, peregrinaron de forma virtual a través del rosario. Y se oró por el fin de la pandemia, los enfermos de COVID, los que fallecieron por esta causa, el personal médico y científico, y la recuperación social y laboral de todos los afectados por la crisis global que desató el virus.

“Rezar es el mejor tiempo invertido, es tiempo ganado porque es tiempo con Dios”. “Rezar es comunicarnos con Él y pedirle que nos ayude a convertirnos en los hijos que Él quiere que seamos. Cada persona con su rosario en la mano es un águila mensajera del amor de Dios. ¿Estamos listos para emprender el vuelo? Que la Virgen María nos cobije siempre y nos proteja con su manto sagrado”.

Share this Entry

Redacción zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación