Dona ahora!
Regina Coeli,19 mayo 2019 © Vatican Media

Regina Coeli,19 mayo 2019 © Vatican Media

“¡Aplaudamos a la nueva beata,” María Guadalupe Ortiz!

“Un ejemplo para las mujeres dedicadas a la investigación social y científica”

(ZENIT – 19 mayo 2019).- “¡Aplaudan a la nueva beata! El Papa Francisco saludó la beatificación en Madrid, el sábado 18 de mayo de 2019, de María Guadalupe Ortiz de Landázuri.

“Fiel laica del Opus Dei, ha servido con alegría a sus hermanos combinando la enseñanza y el anuncio del Evangelio”, dijo el Papa.

La propuso como un ejemplo para las mujeres: “Su testimonio es un ejemplo para las mujeres cristianas que se dedican a la investigación social y científica”.

El 8 de junio de 2018, el Papa Francisco aprobó la publicación de un decreto que certifica un milagro debido a María Guadalupe Ortiz de Landazuri y Fernández de Heredia (1916-1975), española secular, soltera y miembro del Opus Dei.

La nueva beata una vez colaboró ​​con el fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá de Baguer, pero una enfermedad cardíaca la trajo de regreso a su España natal, donde murió a los 59 años.

La curación de un padre de familia

La curación que condujo a su beatificación fue la de un hombre de familia, español, Antonio Jesús Sedano Madrid, de 76 años, viudo desde 1991, de Barcelona, que padecía cáncer de piel cerca del ojo derecho, descubierto durante el verano de 2002.

El carcinoma se identificó como un “ulcus rodens” en octubre de 2002. Se programó la operación de urgencias, pero el Sr. Sedano dice que su gran ansiedad lo llevó a recurrir a la intercesión de Guadalupe Ortiz: “Guadalupe, tu puedes hacerlo”, se calmó y pudo dormir.

Al día siguiente, mirando en el espejo, como todos los días, la evolución del tumor, no vio nada, ni el menor rastro. Solo dice una cosa: “Gracias Guadalupe”. El cirujano confirmó el carácter inexplicable de esta curación total sin secuelas.

“No os olvidéis de orar por mí”

El Papa concluyó con su invitación a la oración: “Os deseo a todos un buen domingo. Por favor, no os olvidéis de orar por mí. Buen almuerzo y adiós!”.

Después del Regina Coeli, el Papa también saludó a los “peregrinos de Italia y a los de diferentes países”, especialmente de México, California y Haití, Córdoba (España) y Viseu (Portugal); a los estudiantes de Pamplona y de Lisboa.

El Papa saludó a las canónigas de la Cruz con motivo del centenario de su fundación, a los responsables de la Comunidad de Sant’Egidio de los diferentes países, a los peregrinos polacos, especialmente los exploradores acompañados por el Ordinario militar, venidos con motivo del 75 aniversario de la batalla de Montecassino.

También saludó a los peregrinos de Biancavilla y Cosenza, Pallagorio a los candidatos para la confirmación de Senigallia y Campi Bisenzio, al coro de San Marzano sul Sarno y San Michele Bolzano, a las niñas de la escuela Sant’Anna Bolonia y a los ciclistas del Hospital Pediátrico Vaticano, Bambino Gesù.

© Traducción de Zenit, Raquel Anillo

About Anita Bourdin

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación