Dona ahora!

Testimonio de dos jóvenes en la Asamblea © Miguel Guilarte

Asamblea de obispos en Estados Unidos: “A los jóvenes se llega con testimonio de vida”

Termina la reunión de otoño

(ZENIT – 13 nov. 2019).- En el día de hoy finalizó la Asamblea General de otoño de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. El nombramiento de José Gómez, arzobispo de Los Angeles, como presidente del cuerpo episcopal ha provocado una alegría generalizada en la comunidad hispana del país. Se trata del primer presidente hispano de la Conferencia Episcopal. Gómez ha sido vicepresidente de USCCB por tres años, a lo largo de los cuales ha apoyado con mucha firmeza y pasión la pastoral hispana y los derechos de los migrantes.

A lo largo de la Asamblea, se ha dado importancia entre los Obispos a temas centrales como es la protección de los migrantes, el ofrecimiento de asistencia a las madres embarazadas y el combate al racismo, apyado en la carta pastoral “Abramos nuestros corazones. El incesante llamado al amor” editado por la Conferencia de Obispos de Estados Unidos. También presentaron su informe CRS, Catholic Relief Services y las Caridades Católicas, apelando al sostenimiento de dichas instituciones sociales de la Conferencia.

Testimonio vital para llegar a los jóvenes

Uno de los temas centrales de la evangelización en la Iglesia en Estados Unidos consiste en enfrentar la realidad de que de seis jóvenes que dejan la Iglesia, solo uno llega a ella, hecho presentado a la asamblea por el obispo Robert Barron, auxiliar de Los Angeles y presidente de la comisión de Evangelización y Catequesis. En el día de ayer dos jóvenes, Brenda Noriega y Brian Rhude, presentaron ante los Obispos la exhortación apostólica del Papa Francisco Christus Vivit.

En una conferencia de prensa, de la que participaron junto al obispo Frank Caggiano, de Bridgeport, Connecticut, que es enlace episcopal con el Diálogo Nacional de la Pastoral Juvenil, un periodista preguntó a los jóvenes si podían resumir Christus Vivit en una frase. Tanto Noriega como Rhude, coincidieron en mencionar como cuestiones esenciales el testimonio de vida, la relación personal con Jesús, la comunidad, la cercanía con los jóvenes. Posteriormente el obispo Caggiano tomó la palabra expresando: “Usted quiere Christus Vivit en una frase. Yo le doy una imagen: Estos dos jóvenes. Eso es Christus Vivit, y eso es la evangelización a los jóvenes”.

Este tema disparó un diálogo posterior entre los jóvenes, Paul Jarsembowski, coordinador nacional de Pastoral Juvenil por la Conferencia de Obispos, y el obispo Caggiano, en el que se coincidió que el camino preferido para acercarse a la juventud no es la doctrina de la Iglesia, ni presentar una rígida moral, ni estrategias perfectas comunicacionales, sino el encuentro personal con el joven, el interés por conocerle, por compartir, y la transmisión de la fe a través de un testimonio personal de vida y un profundo encuentro con Jesús.

Esta perspectiva es la que promueve el Papa Francisco, no solo a través de sus documentos pastorales, como Evangelii Gaudium y Christus Vivit, sino especialísimamente a través de su testimonio personal. A esto se refiere también  la sinodalidad. Estar abierto al otro, para conocer cómo Dios actúa en el otro, y respetando esa realidad, compartir la fe a través de un encuentro personal vital, no en primer lugar a través de la doctrina. Cuando Jesús ha ganado un corazón, los valores cristianos irán penetrando el corazón de la persona, convirtiéndola en primer lugar al amor de Dios. A través de dicho amor, la persona estará deseosa de abrazar también los valores de esa Iglesia de Jesús, a la que ama. Este es el desafío que presentó la oficina de Juventud de USCCB, a través de Paul Jarzembowski, el obipo Frank Caggiano y Brenda Noriega y Brian Rhude.

About Enrique Soros

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación