Dona ahora!

El Papa bendice las figuritas del Niño Jesús © Vatican Media

Bendición de las figuritas del Niño Jesús

Palabras después del Ángelus

(ZENIT – 15 diciembre 2019).- Después del Ángelus el Papa ha bendecido las figuritas del Niño Jesús que los niños presentes en la Plaza de San Pedro han levantado para su bendición y que presidirán los pesebres de sus hogares en esta navidad. También ha saludado a los peregrinos venidos de diferentes lugares.

A continuación, ofrecemos las palabras del Papa después del Ángelus

***

Palabras del Papa después del Ángelus

¡Queridos hermanos y hermanas!

Os saludo a todos vosotros, familias, grupos parroquiales y asociaciones, que habéis venido de Roma, de Italia y de muchas partes del mundo. En particular, saludo a los peregrinos de Corea y de Valencia y al grupo de Rotzo (VI).

Os saludo a vosotros, queridos muchachos, que habéis venido con las figuritas del Niño Jesús para vuestro pesebre. ¡Levanten las figuras! Las bendigo de corazón. «El pesebre es como un Evangelio viviente. Mientras contemplando la escena navideña, estamos invitados a ponernos espiritualmente en el camino, atraídos por la humildad de aquel que se hizo hombre  para encontrarse con cada uno de nosotros. Y descubrimos que nos ama tanto que se une a nosotros, para que nosotros también podamos unirnos a él» (Carta Apostólica. Admirabile Signum).

En menos de un año, del 13 al 20 de septiembre de 2020,  se celebrará en Budapest, el 52º Congreso Eucarístico Internacional. Los Congresos Eucarísticos durante más de un siglo nos recuerdan que la Eucaristía está en el centro de la vida de la Iglesia. El tema del próximo Congreso será «Todas mis fuentes están en ti». (Ps 87,7). Oramos para que «el evento eucarístico de Budapest pueda promover procesos de renovación en las comunidades cristianas». (Discurso al Pont. Comité del Congreso Eucaristía Internacional, 10 de noviembre de 2018).

Les deseo a todos un feliz domingo y una buena novena de Navidad, lo más importante son las figuritas de Jesús para el pesebre. Y por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Buen almuerzo y adiós.

 

About Raquel Anillo

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación