Dona ahora!

Haití - © Cáritas Española

Cáritas se moviliza para ayudar a los damnificados por el huracán en Haití

Cáritas Española lanza la campaña “Cáritas con Haití” para canalizar la solidaridad de los donantes españoles hacia ese país caribeño

(ZENIT – Roma).- Cáritas Internationalis ha lanzado un llamamiento a todas las Cáritas donantes del mundo por importe de 250.000 euros para financiar en Haití las primeras operaciones de respuesta inmediata a los damnificados por el huracán Matthew. En respuesta a esa petición, Cáritas Española ha puesto ya a disposición de Cáritas Haití una partida de 50.000 euros y ha lanzado la campaña “Cáritas con Haití” para canalizar la solidaridad de los donantes españoles hacia ese país caribeño, ha informado la propia Cáritas Española. 

Asimismo, en un nota publicada este lunes, informan que a medida que los equipos de emergencia de Cáritas Haití han podido acceder a las áreas siniestradas del sureste de la isla –Jérémie y Les Cayes, principalmente— se ha ido tomando conciencia del grado de devastación causado por Matthew, cuyo saldo en pérdidas de vidas humanas se acerca al millar de fallecidos. 

El Santo Padre mostró su cercanía por las víctimas de la tragedia y envió un telegrama en el que se unía “a través de la oración a la pena de cuantos han perdido a sus seres queridos”, les daba “su más sentido pésame” y les aseguraba “su cercanía en estas circunstancias dolorosas”.

Se calcula, además, que “350.000 personas necesitan ayuda urgente en un escenario de máxima precariedad”. El 80% de las viviendas han quedado arrasadas y se han perdido el 90% de los cultivos y la cabaña ganadera. Una auténtica tragedia –precisan– si se tiene en cuenta que se trata de una zona dedicada mayoritariamente a la actividad agropecuaria y que no se había visto afectada por los efectos de terremoto de 2010.

Por otro lado aseguran que los mayores retos a los que se enfrentan las Cáritas locales en estos momentos, aparte de garantizar el reparto de productos de primera necesidad a los damnificados, es “poder acceder a las zonas que permanecen aisladas a causa del corte de carreteras y puentes”. Otra prioridad –aseguran– es el suministro de agua potable, ya que todos los acuíferos han quedado contaminados tras el paso del huracán, con el consiguiente riesgo de brotes de cólera y disentería.

Asimismo, explican que las Cáritas de las zonas más afectadas han podido distribuir ayuda de primera necesidad a las víctimas, gracias al acopio realizado en los centros parroquiales y diocesanos en los días previos al impacto de Matthew. De todos modos, el nivel de destrucción es tal, “que las previsiones son insuficientes y urge enviar a las zonas afectadas nuevos suministros”. Para ello, mientras las Cáritas Diocesanas del resto del país están canalizando ayuda hacia las zonas devastadas, l”a red Cáritas en la región ha comenzado a organizar el flete hacia Haití de suministros de emergencia desde la República Dominicana y los países vecinos”.

El plan de respuesta inmediata que ha puesto en marcha Cáritas Haití prevé “garantizar ayuda de primera necesidad en las próximas semanas” –alimentos y productos de higiene—a 13.500 personas tanto en las áreas de Jamel, Nippes, Jeremie y Les Cayes, como en las zonas del oeste y del noroeste. La prioridad de la acción de Cáritas –concluye el comunicado–  serán las personas alojadas en refugios temporales, mujeres embarazadas, niños y adultos con discapacidad.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación