Dona ahora!
El Papa y Mons. Aranguren en Cuba, 2015 © A. Cantero/Holguín Católica

El Papa y Mons. Aranguren en Cuba, 2015 © A. Cantero/Holguín Católica

Cuba: Mons. Emilio Aranguren, presidente de la Conferencia Episcopal

Reunión de los obipos cubanos en El Cobre, 5 de noviembre de 2017

(ZENIT – 13 Nov. 2017).- El obispo de la Diócesis de Holguín, Mons. Emilio Aranguren Echeverría, ha sido elegido presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), por un servicio de tres años.

Durante la reunión de los obispos cubanos en el Santuario de El Cobre, iniciada el 5 de noviembre, se renovaron los cargos directivos de la COCC quedando como vicepresidente el obispo de la Diócesis de Santa Clara, Mons. Arturo González Amador y como secretario el obispo auxiliar de La Habana Mons. Juan de Dios Hernández Ruíz, ambos ya ocupaban ese mismo cargo.

Fueron también elegidos para la Comisión Permanente: el Arzobispo de La Habana Mons. Juan García Rodríguez, y el Arzobispo de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba, Mons. Dionisio García Ibáñez, quien ocupó la presidencia durante los dos anteriores mandatos a partir de 2009.

“Coordinación, animación y comunión”

Mons. Aranguren ha servido en la comisión Permanente de la COCC durante 26 años, desde su ordenación episcopal, y fue secretario durante 14 años.

“Pido a cada persona que rece una Ave María por mí”, señaló Mons. Aranguren en una breve entrevista. Indicó que su deseo es realizar “un buen servicio de coordinación, animación y comunión”, en continuidad con lo realizado por su predecesor Mons. Dionisio García Ibañez y cumpliendo los deseos del Papa Francisco quien en múltiples ocasiones ha expresado su deseo de renovación pastoral a todo nivel y ser una ‘Iglesia sinodal”.

Como el mismo Papa ha explicado se trata de “una Iglesia de la escucha recíproca en la cual cada uno tiene algo que aprender: pueblo fiel, colegio episcopal, obispo de Roma. Los unos escuchando a los otros, y todos a la escucha del Espíritu Santo, el espíritu de verdad, para saber qué dice Él a la Iglesia”.

En su vida sacerdotal desde 1976 y después durante sus 26 años de episcopado el nuevo Presidente de la COCC ha tenido múltiples y variada experiencias pastorales.

Visita del Papa a Cuba

Mons. Aranguren fue párroco de Cruces (Lajas, Camarones y Ranchuelo), en la Pastoral de Santa Clara, en Sagua la Grande, y en Quemado de Güines, Rancho Veloz, Corralillo y Cifuentes. Sirvió como Pro-Canciller, Notario Eclesiástico y miembro del Consejo Presbiteral y de Consultores.

Participó en encuentros del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Fue miembro la Comisión Episcopal del Departamento de Misiones, Presidente del Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo y participó en la Conferencia de los Obispo Latinoamericano y del Caribe en Aparecida. Ha sido miembro de la Presidencia del CELAM (2007-2011) como presidente del Comité Económico.

En 1997 presidió el Equipo que representó a la Iglesia Católica en la Comisión Conjunta que preparó la visita del Papa a Cuba y fue miembro del séquito papal y en 2015 recibió al Papa Francisco en la Diócesis de Holguín.

En la actualidad es presidente de la Comisión Nacional de Laicos, que trata de articular al laicado en las 11 diócesis de Cuba, y en 2016 conmemoró el 30 aniversario del Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC) con otro encuentro nacional de laicos en el Santuario del Cobre.

Nacido en Santa Clara en 2 de septiembre de 1950, de padres emigrantes del País Vasco, en España, Mons. Aranguren es el menor de cinco hermanos. Fue ordenado sacerdote el 1º de febrero de 1976 en la S.I. Concatedral de Santa Clara de Asís.

El 23 de junio de 1991 fue ordenado obispo auxiliar de Cienfuegos-Santa Clara. El 1 de abril de 1995 fue nombrado obispo de Cienfuegos al dividirse la Diócesis de Cienfuegos Santa Clara. El 14 de noviembre de 2005 fue nombrado obispo de la Diócesis de Holguín, que comprende la Provincia de Holguín y casi la totalidad de la Provincia de Las Tunas.

© Texto y fotografías de A. Cantero (Holguín Católico)

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación