Dona ahora!

Participantes en el Sínodo Amazónico. Captura de pantalla

Debate sobre la “participación activa” de la mujer en la vida de la Iglesia

Participantes en la asamblea sinodal

(ZENIT – 23 oct. 2019).- “Una iglesia sinodal es caminar juntos y decidir juntos, si no, estamos cojos”, ha señalado el padre sinodal Mons. Ricardo Centellas Guzmán, presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia. En este contexto, ha indicado que “ahí entra la participación de la mujer, con poder de decisión, no simplemente para colaborar y ayudar”.

En el resumen diario sobre los trabajos sinodales de la Asamblea Especial sobre la Región Panamazónica, que se lleva a cabo hasta el próximo domingo, 27 de octubre, en el Vaticano, han participado el cardenal Oswald Gracias, los obispos Mons. Gilberto Alfredo Vizcarra Mori (Perú) y Mons. Ricardo Ernesto Centellas Guzmán (Bolivia), y el sacerdote brasileño Zenildo Lima da Silva y la religiosa Roselei Bertoldo, con misión en Brasil contra la trata de personas.

El obispo Mons. Ricardo Centellas Guzmán ha explicado que el Sínodo aborda específicamente las cuestiones sobre la Región Amazónica, pero ha señalado que en este proceso, “indudablemente entramos todos, y por supuesto la mujer”.

En concreto, se ha referido a la “participación activa, efectiva de la mujer en la vida de la Iglesia” y ha observado que “el problema es que nuestras estructuras están armadas de tal manera que solo ciertas personas pueden decidir”, entonces “creo que es esto que tenemos que cambiar”, ha dicho.

“La visión de un varón y la visión de una mujer no son iguales”, ha matizado el obispo de Potosí (Bolivia). “Son complementarias, no son contrarias, pero son distintas. La manera de percibir la vida, la manera de afrontar los problemas, la manera de hacer que la Iglesia camine en comunidad…”, ha comentado.

“Nosotras hacemos Iglesia”

Por su parte, sor Roselei Bertoldo, hermana del Corazón Inmaculado de María y trabajadora en la Red “Un grito por la Vida”, contra la trata de personas en Brasil, ha afirmado que “no se puede negar la presencia y el rol de las mujeres dentro de las comunidades”.

En el marco de este proceso sinodal, ha declarado que “aunque no se hayan dado pasos enormes en lo que se refiere al tema, hemos marcado una etapa importante”. La religiosa ha asegurado: “No nos vamos a callar. Estamos construyendo un espacio dentro de la Iglesia en los distintos continentes”.

“Nosotras somos Iglesia y hacemos Iglesia y la convocatoria de este Sínodo para la Amazonía, el hecho mismo de que hayamos sido convocadas, no solo para asistir sino también con derecho de palabra, significa que hay cierto reconocimiento de nuestra presencia dentro de la Iglesia”.

“Somos perfectamente consciente de que aun queda mucho camino por recorrer”, pero agradecemos esta capacidad de participación, también a nivel de decisión dentro de este proceso”, ha explicado.

Unidad pastoral

El padre Zenildo Lima da Silva, Rector del Seminario São José de Manaus y vicepresidente de la Organización de los Seminarios e Institutos de Brasil también ha expresado su opinión sobre el tema.

El sacerdote ha indicado que “la estructura de la Iglesia Católica prevé una autoridad de gobierno por parte de los varones, pero la visión de la Iglesia Católica es la visión de una unidad pastoral, con un marcado componente femenino”. Y ha añadido que “no podemos olvidar que nuestras comunidades están marcadas por esa sensibilidad femenina que incrementa la capacidad de obrar de la Iglesia”.

Derecho Canónico

Por último, el cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Bombay (India), ha añadido que desde el punto de vista canónico, la Iglesia “prevé que las mujeres no escuchen confesión y no celebren la Misa, por ejemplo”. Pero, “hay algunas cosas que el derecho canónico ya lo permite, las mujeres pueden ser formadoras, pueden hacerse cargo de una parroquia, pueden ser jueces…”.

En este sentido, ha opinado que “el Santo Padre y nosotros, obispos, quizás no estemos aprovechando todas las posibilidades que nos brinda el Derecho Canónico”.

About Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación