Dona ahora!

Declaración de los obispos de Ecuador ante una «injusta acción judicial»

QUITO, jueves, 16 febrero 2006 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal Ecuatoriana, ante lo que califica de «injusta acción judicial penal» iniciada contra su antiguo secretario general, monseñor José Vicente Eguiguren, manifiesta a la opinión pública esta declaración.

* * *

1. La crisis bancaria ocasionó una gravísima situación financiera al país y creó enormes problemas a muchas entidades católicas, la mayoría de las cuales trabajan en servicio de los más necesitados. La Conferencia Episcopal emprendió la coordinación de negociaciones orientadas a canjear los depósitos bancarios, que el Estado garantizaba, por bienes que Filanbanco tenía en su propiedad.

2. La transacción negociada fue legítima y transparente, con dictamen previo de la Procuraduría General del Estado y constante apego a las normas legales y morales (artículo 122, hoy 119, de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero). La legalidad de la transacción está plenamente comprobada por auditoría de la propia Superintendencia de Bancos por varias ocasiones. La primera de estas auditorías fue solicitada por parte de la Conferencia Episcopal apenas concluida la operación, además del examen realizado por una firma prestigiosa.

3. Queremos entender que la iniciativa fiscal de estos días que involucra a Monseñor José Vicente Eguiguren y a la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se basa en documentación parcial e insuficiente. Confiamos en una resolución justa y rápida, que se apoye en la verdad de los hechos, tal y como están documentados, lejos de intereses o presiones que posiblemente puedan darse. Todos los miembros de la Conferencia Episcopal asumimos esta causa como propia.

4. Afirmamos que esta transacción no significó negocio alguno para la Conferencia Episcopal, que actuó como facilitadora. Todo cuanto se recuperó fue distribuido entre las entidades que habían tenido su dinero depositado en los Bancos, sin que con ello hubieran podido recuperar la totalidad de sus haberes.

5. Los Obispos, en nombre de la Iglesia Católica en el Ecuador, reiteramos a Monseñor Eguiguren nuestra solidaridad y total respaldo. Su vida y sus obras, a través de 50 años de total y abnegada entrega a la Iglesia y su servicio a la causa de la caridad y la justicia, en el Ecuador y a nivel internacional, son su mejor defensa frente al injusto ataque que hoy sufre por haber servido a la Conferencia Episcopal Ecuatoriana desde las diversas funciones que se le han encomendado, especialmente como su Secretario General desde 1999 hasta 2005.

Quito, 15 de febrero de 2006
+ Antonio Card. J. González
ARZOBISPO EMÉRITO DE QUITO
Presidente de Honor de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana

+ Néstor Herrera Heredia,
OBISPO DE MACHALA
Presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana

Siguen las firmas de todos los Obispos del Ecuador

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación