Dona ahora!
Asamblea General de los Obispos de EEUU © Enrique Soros

Asamblea General de los Obispos de EEUU © Enrique Soros

EEUU: Los Obispos de la Conferencia Episcopal se reúnen en Asamblea General

En el Centenario de la fundación, en la ciudad de Baltimore

(ZENIT – 14 Nov. 2017).- En esta semana se está desarrollando la Asamblea General de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, USCCB, por su abreviatura en inglés, que tiene lugar todos los años en noviembre, en la ciudad de Baltimore.

Este año, se conmemoran los 100 años de la fundación de dicho cuerpo episcopal. Por tal razón, la Asamblea contó con la presencia del Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, quien tuvo a cargo la homilía de la Misa de apertura.

En dicha ocasión, el cardenal expresó que “la Iglesia en su país está abocada a brindar no solo asistencia material, sino también el balsamo espiritual de sanación, confort y esperanza a nuevas olas de migrantes y refugiados que llegan golpeando a la puerta de Estados Unidos”.

Sobre el liderazgo en la Iglesia, agregó: “ustedes, como cuerpo, han tomado iniciativas de gran perspectiva, como la Convocatoria de Líderes Católicos (en Orlando, Florida, en julio 2017, con 3.300 participantes), y los Encuentros nacionales de pastoral hispana, con el objeto de fomentar el diálogo y coorperación en todos los ámbitos vitales de la Iglesia en Estados Unidos. En este sentido, apuntan a conquistar ese espíritu misionero que el Papa Francisco considera el corazón de la nueva evangelización”.

Sobre el espíritu misionero en la Iglesia, el Cardenal Parolin expresó: “Permítanme citar aquí al Santo Padre directamente, cuando afirma en Evangelii Gaudium que sueña con una ‘opción misionera, capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación’. (#27)” “Si toda la Iglesia hace suyo el impulso misionero”, remató, “tiene que salir en busca de todos, sin excepción (cft. #48)”.

En su alocución en la noche del domingo de apertura de la Asamblea, recordؚó el Cardenal Parolin que el Santo Padre expresó el año pasado, al dirigirse a obispos estadounidenses, el desafío “de crear una cultura de encuentro, que motiva a individuos y a grupos a compartir la riqueza de nuestras tradiciones y experiencias, a derribar muros y a construir puentes. La Iglesia en Estados Unidos, como en todas partes, está llamada a abandoner la zona de confort, y a ser levadura de comunión”.

La Asamblea fue abierta oficialmente el lunes con una alocución del Nuncio Apostólico, el arzobispo Christophe Pierre. En la misma, se refirió a la importancia de ser apasionado en la evangelización, recordando que “en la Convocatoria de Líderes Católicos, el Cardenal Wuerl remarcó cuatro características del nuevo evangelista: coraje, conectividad, urgencia y alegría.“ Sobre la fuente que alimenta tal pasión, el Nuncio expresó que “tenemos que vaciarnos de nosotros mismos, de tantas distracciones que ofrece la vida moderna, para hacer lugar a Cristo y al Espíritu en las profundidades de nuestra existencia”.

Acto seguido tuvo lugar la presentación del presidente de la Conferencia Episcopal, Cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, en la que expresó que la agenda de la Asamblea refleja cuestiones fundamentales para la vida del país, como ser “cómo cuidar mejor de los enfermos, los no nacidos, los pobres, los inmigrantes y refugiados, los desempleados y los que tienen un empleo insuficiente, en ciudades y pueblos a lo largo y lo ancho de Estados Unidos. Pero para nosotros la pregunta es muy clara: como gente de fe, ¿cuál será nuestra contribución?” Y responde: “Quiero contestar inequívocamente: Nuestra contribución es siempre ser testimonios del Evangelio”, concluyendo que esa fue la forma de actuar de la Conferencia de Obispos, por cien años, y lo seguirá siendo por el próximo siglo.

Diversas comisiones episcopales presentaron un reporte ante la asamblea, de entre ellos, el arzobispo Wilton Gregory (Atlanta), sobre el trabajo de la comisión de Culto Divino; el Cardenal Daniel DiNardo (Galveston-Houston), sobre el 15º Sínodo de Obispos; el Cardenal Timothy Dolan (Nueva York), sobre el trabajo de la comisió Pro Vida; el Obispo Joe Vásquez (Austin), sobre los avances de la comisión de Migración; el Obsipo George Murry (Youngstown), sobre el comité ad hoc Contra el Racismo; y el Arzobispo José Gómez (Los Angeles) y el Obispo Joe Vásquez (Austin), como grupo de trabajo sobre Asuntos de Migración.

About Enrique Soros

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación