Dona ahora!

El auge católico en Estados Unidos

Los inmigrantes hispanos aumentan su número

LOS ÁNGELES, sábado, 1 julio 2006 (ZENIT.org).- Mientras en Estados Unidos continúa el debate sobre la inmigración, un efecto colateral del gran flujo de personas es el acusado incremento de la población católica. La dimensión de este aumento se evidencia en un estudio publicado el 19 de junio por la Conferencia Episcopal de California.

Para 2025, según el informe, «Planning for the Future of California Catholic Church: A Demographic Study», se espera que los católicos comprendan el 36% de la población de California, por encima del actual 30%. El porcentaje de católicos a nivel nacional se espera que sea del 23,7% en 2025. El crecimiento católico en California se nutre de la creciente presencia hispana.

En cuanto al año pasado, 11,1 millones de los 36,6 californianos eran católicos. En 2025, se espera que 16,7 millones de los 45,9 residentes que tendrá el estado sean católicos. De estos 5,6 millones de católicos más, 3,5 millones vendrán de los nacimientos, y 2,1 millones serán resultado de la emigración de otros estados y países.

«Es una verdadera bendición que la Iglesia católica en California esté creciendo y sea tan vibrante, pero nuestro futuro no debe ocurrir por accidente», afirmaba Mons. Stephen Blaire, obispo de Stockton, presidente de la Conferencia Episcopal de California, en un comunicado de prensa el 19 de junio.

Los datos presentados en el estudio dejan clara la tarea que tiene la Iglesia por delante. Para 2025, se habrán bautizado 4,3 millones de nuevos católicos, más de 3,1 millones de niños habrán celebrado su primera comunión, y la parroquia media se habrá ampliado hasta las 1.800 familias.

El auge de inmigrantes latinos dará como resultado que se triplique su número en sólo 35 años. En 1990 había 22 millones. En 2025 su número podría alcanzar los 66 millones. La Oficina del Censo pronostica que el número total de norteamericanos aumentará en 100 millones entre 1990 y 2025 – y 44 millones de dicho aumento provendrán de la inmigración.

A nivel nacional, las diócesis católicas informaban de 53,6 millones de fieles en 1990. Dicha cifra subió hasta los 65,3 millones en 2005 y podría alcanzar los 82,7 millones en 2025, si continúa la tendencia actual. Estas previsiones en el estudio asumen una estimación conservadora de que el 60% de los inmigrantes hispanos estarán en la Iglesia.

Una presencia que aumentará al doble
Los latinos católicos es probable que aumenten hasta los 40 millones en 2025, más del triple de los 13 millones de 1990. El crecimiento total en la población católica de Estados Unidos será de 29 millones en 2025. Prácticamente la mayor parte del crecimiento (26 millones) se deberá a la población hispánica. En proporción, su porcentaje en la población católica se doblará, hasta el 48%, durante dicho periodo de 35 años.

Remontándose en la historia, el estudio observaba que en 1790 la población católica de 35.000 files sumaba sólo el 1,1% de la población total de 3,2 millones de Estados Unidos. En el siglo XIX tuvo lugar un gran aumento. El número de católicos aumentó desde los 195.000, o el 2,5% de la población total, en 1820, hasta los 19,8 millones, el 18,6% del total, en 1920.

Al bajar la inmigración en las décadas posteriores, la proporción de católicos en la población descendió, desde el 18,6% en 1920 hasta el 15,1% en 1950. El auge de la natalidad en la posguerra aumentó su porcentaje hasta el 21,9% de la población en 1960.

Volviendo a California, el estudio afirma que la población total del estado aumentó, en el periodo 1990-2005, hasta los 36,6 millones desde los 29,8 millones. Podría aumentar en 9,3 millones más para el 2025.

El porcentaje latino del incremento de población en 1990-2005 sumó 5,4 millones, el 79% de todos los nuevos residentes de California. Esto suma cerca de un cuarto del aumento de población hispana en Estados Unidos. La proporción latina del crecimiento previsto para California entre 2005 y 2025 sumará 7,6 millones, o el 81% del crecimiento.

El número de católicos en California habrá subido desde los 7,3 millones de 1990 hasta los proyectados 16,7 millones de 2025. Los miembros de la Iglesia crecerán en 9,4 millones, o el 129%, entre hoy y 2025. De esta forma los católicos podrían alcanzar el 36% de la población del estado en 2025, en comparación con 24% de 1990. Para 2025 uno de cada cinco católicos norteamericanos vivirá en California.

Hasta ahora el crecimiento ha tenido lugar dentro de las estructuras existentes. La Iglesia católica en California añadió sólo tres parroquias más entre 1990 y 2005. Puesto que el número de católicos aumentó en 3,8 millones en el mismo periodo, la media de miembros de una parroquia aumentó de 6.854 hasta los 10.384. El estudia citaba datos que indican que la asistencia a Misa se ha estabilizado en cerca del 33% durante los últimos cinco años (la asistencia era del 43% en 1990).

Un número de mayor de fieles incidirá en los sacerdotes, cuyo número está cayendo. De 1995 a 2004, el número de sacerdotes diocesanos activos en California descendió en 202. Según este patrón, su número descendería en 158 más entre 2004 y 2010.

Las implicaciones a nivel parroquial tienen ejemplo como el de la diócesis de San Bernardino. Una parroquia media tiene ahora cerca de 12.000 miembros, con unos 4.600 hogares registrados. Si no se abren nuevas parroquias, la parroquia media en San Bernardino en 2025 tendrá 24.000 miembros, o cerca de 9.200 hogares registrados.

Buscar fuera
Uno de los desafíos a los que se enfrenta la Iglesia es asegurar que se transmite la fe católica a las nuevas generaciones de familias inmigrantes. Una encuesta de 2002 llevada a cabo por el Pew Hispanic Center encontró que es más probable que las generaciones más jóvenes, al contrario que sus padres que fueron inmigrantes, adopten religiones no católicas o que sean agnósticos, según el Contra Costa Times del 8 de junio. En la encuesta, el 76% de la primera generación de inmigrantes latinos se identifican a sí mismos como católicos. Esta cifra desciende hasta el 59% en la segunda generación.

En un artículo del 30 de abril, el Washington Post comentaba que un gran número de inmigrantes latinos está abandonando la Iglesia católica por el Pentecostalismo. La tendencia es más marcada en la segunda y tercera generación de inmigrantes. Hace 30 años, cerca del 90% de los latinos de Estados Unidos eran católicos. Hoy la cifra está cerca del 70%, afirmaba el Post.

El artículo citaba opiniones de investigadores que han encontrado que los latinos son sensibles al proselitismo agresivo y a la ayuda práctica – como el conseguir un puesto de trabajo o proporcionar dinero y comida – que ofrecen las iglesias pentecostales.

En un esfuerzo por invertir dicha tendencia, el National Federation for Catholic Youth Ministry (NFCYM) tuvo su primer en encuentro nacional del ministerio de jóvenes y adultos jóvenes hispanos, del 8 al 11 de junio, en la Universidad de Notre Dame.

Según la página web del NFCYM, el tema elegido para el encuentro fue «Tejer el Futuro Juntos». También usaba la imagen bíblica de la red del pescador, acogiendo la invitación de Juan Pablo II en su carta apostólica «Novo Millennio Ineunte» de «remar mar adentro» para pescar.

El NFCYM observaba que en menos de cinco años los jóvenes hispanos, con edades entre 9 y 28 años, sumarán entre 18 y 20 millones en Estados Unidos. Más de 2.000 delegados se reunieron para el encuentro de Notre Dame. Con el creciente número de católicos, tendrán mucho que hacer en los próximos años.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación