Dona ahora!

El cardenal Bertone pide a los católicos mayor presencia en la política

Durante su viaje a Croacia

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 22 de septiembre de 2008 (ZENIT.org).- El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado vaticano, pidió una mayor presencia de los laicos católicos en la cultura y la política, durante su visita de cuatro días a Croacia, con motivo del décimo aniversario del viaje de Juan Pablo II al país.

El 19 de septiembre, tras entrevistarse con el primer ministro Ivo Sanader, el purpurado bendijo la nueva universidad católica de Zagreb y mantuvo un encuentro con la comunidad académica, definiendo a esta institución como un “taller privilegiado de evangelización de las culturas” y un “centro de investigación científica iluminada por la palabra de Dios y fiel al magisterio de la Iglesia, donde la cultura del pueblo croata se abra al diálogo con otras aportaciones culturales”, según informa el diario vaticano “L’Osservatore Romano”.

El secretario de Estado vaticano, acompañado por el cardenal Josip Bozanic, arzobispo de Zagreb, y por el nuncio apostólico, monseñor Mario Roberto Cassari, afirmó que “toda institución cultural, y aún más la universidad católica, no puede prescindir en su elaboración científica de la búsqueda de Dios”.

Recordando “la importancia de la presencia y de la acción de los cristianos en el mundo de la cultura en esta época”, el purpurado explicó que la universidad católica está “fuertemente arraigada en la misión propia de la Iglesia de instruir y formar a personas responsables y maduras, conscientes de su identidad y misión evangélica, dispuestas a asumir el papel de guía en los diversos ámbitos de la sociedad”.

En un mundo en continuo cambio, añadió, la universidad católica debe proponer una reflexión y una investigación sobre el sentido y el significado de la vida del hombre sobre la tierra, “para evitar que los nuevos descubrimientos y las nuevas tecnologías sean utilizadas para otros fines y no, como debería ser siempre, para el auténtico bien de la persona y de la sociedad humana en su conjunto”.

Al día siguiente, celebrando la misa en el seminario mayor, el cardenal Bertone transmitió a los seminaristas la esperanza del Papa de que se conviertan en “sacerdotes santos y dispuestos a afrontar los múltiples desafíos religioso y sociales de la época contemporánea”, cuidando el crecimiento de la propia vocación con la oración, la palabra de Dios y la vida comunitaria.

Durante el encuentro con los obispos croatas, tras bendecir la primera piedra de la nueva sede de la Conferencia Episcopal, el purpurado les animó en el esfuerzo por las vocaciones y la formación permanente de los sacerdotes, recordando que “son muchos los recursos y las potencialidades de la Iglesia en Croacia, así como son urgentes los desafíos que interpelan a los creyentes en Cristo hoy”.

“En la Europa del tercer milenio -les dijo- vuestro país está llamado a aportar la propia tradición humana y cristiana, subrayando la importancia, para un futuro común, de las raíces espirituales que han marcado la historia de todos los pueblos de nuestro continente”.

Esta misión, reconoció, “exige valor y capacidad de diálogo, claridad de perspectiva y profundidad espiritual. Somos todos conscientes de que el
mundo moderno globalizado está cada vez más impregnado de una visión de la existencia inspirada en un peligroso relativismo cultural y ético, que mina hasta los fundamentos de la concepción cristiana”.

Por esto, subrayó, es necesaria “una permanente reflexión de todos componentes de la Iglesia y una acción apologética y misionera límpida, intrépida y oportuna”.

“La humanidad de nuestro tiempo, que poco a poco va perdiendo la sensibilidad por las realidades espirituales que están siendo sustituidas por mitos e ídolos del progreso material, del poder y del éxito, necesita un anuncio de esperanza; busca un sólido fundamento para sus perspectivas presentes y futuras”, concluyó.

Traducido del italiano por Nieves San Martín

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación