Dona ahora!

El cardenal Dias señala a África Occidental la prioridad de la formación misionera

Es prefecto de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos

CIUDAD DEL VATICANO/OUAGADOUGOU, jueves, 16 noviembre 2006 (ZENIT.org).- «Prioridad entre las prioridades»: así describe el cardenal Ivan Dias, al I Congreso Misionero de África Occidental, la formación misionera del personal apostólico.

Organizado por la Conferencia Episcopal Regional para África Occidental Francófona (CERAO), el gran encuentro se abrió el miércoles en la capital de Burkina Faso, Ouagadougou.

«Seréis mis testigos hasta los confines de la tierra. Para llevar mi Palabra y reunir a los hijos de Dios dispersos» es el tema de este Congreso, «de gran importancia eclesial», reconoce el cardenal Dias -prefecto de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos-, en su mensaje a los organizadores y participantes de estos días de trabajo que se prolongarán hasta el domingo

Como explica el dicasterio misionero –a través de su órgano informativo «Fides»-, la convocatoria afronta la vocación misionera de las Iglesias particulares en esa región de África.

«Deseáis ofrecer vuestra generosa contribución a la evangelización de vuestro continente y del mundo a partir de la riquísima experiencia de vuestras comunidades cristianas, suscitando de manera concreta y fecunda un compromiso renovado para la misión “ad Gentes”», les escribe el purpurado indio.

«No os reunís para inventar programas y planes pastorales -apunta-, sino para renovaros renovar vuestro modo de ser, de vivir y de dar testimonio del Evangelio».

El purpurado recuerda a los participantes el mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Misiones 2006 («La caridad, alma de la misión»), que dice: «El amor que Dios tiene por cada persona constituye el centro de la experiencia y del anuncio del Evangelio, y los que lo acogen se convierten a su vez en testigos».

Estos días de Congreso permitirán trazar una panorámica histórica sobre la misión y tomar en consideración –explica el dicasterio misionero- algunos elementos importantes del momento: la oración personal y comunitaria, así como la formación, animación y cooperación misionera.

«Para la Congregación para la Evangelización de los pueblos la formación misionera del personal apostólico constituye la prioridad de las prioridades», subraya el cardenal Dias.

Y es que «el espíritu misionero no puede progresar si los obispos, los sacerdotes, los religiosos y los laicos no toman conciencia de forma más viva de que el anuncio del mensaje evangélico está profundamente inscrito en su vocación de consagrados», añade.

La prioridad de la animación misionera -recalca el purpurado- viene de la convicción de que la Iglesia nace del Evangelio, vive del Evangelio y debe anunciar el Evangelio de la Salvación.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación