Dona ahora!

El embajador de México: ‘El Papa lleva a mi país un mensaje de esperanza’

El embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, subraya que Francisco ha sido muy esperado en su país por ser el primer Papa latinoamericano

El embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer; la periodista Valentina Alazraki; y el rector del colegio Mexicano, Armando Flores Navarro

El embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer; la periodista Valentina Alazraki; y el rector del colegio Mexicano, Armando Flores Navarro

Ante el inminente viaje del papa Francisco a México, el embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer; la periodista vaticanista de Televisa Tv México; Valentina Alazraki; y el rector del Pontificio Colegio Mexicano, Armando Flores Navarro, dieron sus puntos de vista en un desayuno de trabajo en Roma, en el Hotel NH Giustiniani, organizado por Mediatrends América.

El embajador del país azteca recordó que es el séptimo viaje de un Papa a México, seis de Juan Pablo II y uno de Benedicto XVI; aunque este de Francisco ha sido muy esperado, en particular porque se trata de un Pontífice latinoamericano. Añadió que cuando Francisco inició su pontificado, fue la primera vez que un presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, participó en la ceremonia, a la cual le invitó. Aunque recordó, que el primer problema que se planteaba para una visita del Santo Padre era que Benedicto XVI había estado hacía poco, en marzo del 2012.

Aseguró que “el mensaje que lleva el Papa es esperanzador y de reconciliación”, en un “viaje durante el cual encontrará a las autoridades, pero que principalmente será pastoral”.

Recordó que en la misa del 12 de diciembre de 2014 en la basílica de San Pedro, en honor a Nuestra Señora de Guadalupe, Francisco dijo que iría a México y señaló la coincidencia de que esto se concreta ahora durante el Jubileo de Misericordia. “Además es un viaje para encontrar a un continente”, desde el cual no todos pueden venir a Roma a verlo.

El embajador señaló también que “es un viaje exclusivo a nuestro país, y el primero en el que un Pontífice será recibido en el Palacio Nacional”. Así, recorriendo las relaciones entre la Iglesia y el Estado ilustró que “en los siglos XIX y XX no fueron lineares, y tuvieron altibajos y momentos oscuros. Por no hablar del impasse de 25 años con la cristiada y de momentos radicales y jacobinos”.

El diplomático subrayó que en México es evidente la existencia de una cultura católica y profundamente popular, lo que tiene mucha importancia en este viaje, así como la posición geográfica y geopolítica de su país. En este sentido tiene mucho peso la emigración de tantos ciudadanos mexicanos hacia Estados Unidos, debido a la diferencia de retribuciones salariales, si bien indicó que durante la presidencia de Obama más de 2 millones de inmigrantes de su país han sido repatriados. A esto se suma un flujo constante “de los hermanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador”.

El embajador añadió que en cada uno de los encuentros, el mensaje del Santo Padre permitirá hacer público los problemas, aunque señaló que en México las dificultades ya son de conocimiento público, como la violencia en el país, y aunque “todos los índices estadísticos van a la baja” aseguró que “la percepción es que la violencia sigue aumentando”. Entre los datos positivos señaló también que los actuales índices de desocupación son los más bajos de los últimos años, al punto que se ha logrado reabsorber a quienes han sido repatriados de EEUU.

El diplomático mexicano también confió que cuando él invitó al Papa a ir a México, al inicio del pontificado, Francisco le dijo: “Antes tengo que ir a África y a Asia”, siguiendo con los compromisos del pontificado de Benedicto XVI.

Durante el desayuno de trabajo se señaló que el Papa eligió personalmente el itinerario que quería realizar, aunque las autoridades hubieran preferido otro itinerario. El embajador Palacios Alcocer consideró que más que prohibiciones hubo superposición de peticiones, porque incluso fue invitado por el Congreso, donde el Santo Padre no va a ir.

About Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación