Dona ahora!

El fundador de “Miles Jesu” cometió graves abusos de autoridad

Según confirma el comisario pontificio

ROMA, viernes, 30 de julio de 2010 (ZENIT.org).- El padre Alfonso Durán, fundador del instituto de vida consagrada de laicos y sacerdotes “Miles Jesu”, surgida en los Estados Unidos, cometió graves abusos de autoridad, según ha confirmado el comisario pontificio y actual superior.

Así lo confirma, en un comunicado emitido el 28 de julio, el sacerdote que recibió este encargo el 25 de marzo de 2009, el padre Barry Fischer, C.PP.S., al concluir una visita apostólica que fue encargada por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y por el vicariato de la diócesis de Roma.

“Con el tiempo ha quedado claro y es incuestionable que el fundador, el padre Alfonso Durán, tuvo comportamientos erráticos que estaban totalmente fuera del ámbito de las facultades que se le confirieron. Algunos miembros han identificado heridas causadas por el ejercicio indebido de la autoridad durante su dirección”.

“El sentido equivocado de la lealtad y la obediencia inculcada en los miembros facilitó este comportamiento, totalmente inaceptable y no conforme con la disciplina de la Iglesia, ni soportable en modo alguno por un sano sentido de la vida consagrada”, añade el comunicado del comisario.

“Los miembros que se opusieron a sus acciones o comportamientos fueron a menudo condenados al ostracismo –sigue informando–. La disciplina interna y costumbres del Instituto proporcionaban protección para el fundador”.

“Hay que decir, en justicia que la mayoría de los miembros no tenían conocimiento de las conductas inadecuadas del fundador –aclara–. Algunas de las acusaciones contra el padre Duran son verbales y no han sido verificadas. Sin embargo, se han comprobado muchos hechos. Es importante para todos descubrir la verdad, razón por la que se hace pública esta declaración”.

Al final de la visita apostólica, el padre Fischer recibió el mandato de escribir “una nueva Constitución que defina el carisma, la espiritualidad y la naturaleza apostólica del Instituto; desarrollar un adecuado discernimiento vocacional y los principios para la formación de los miembros (ratio formationis); revisar los criterios financieros, y en general revisar totalmente las costumbres y normas”.

El padre Fischer, sacerdote de la Sociedad de la Preciosísima Sangre, reconoce: “He podido conocer y admirar a los miembros y los proyectos caritativos del Instituto. Todos están llenos de amor de Dios y de un sincero deseo de dedicar sus vidas al servicio de Dios y de la Iglesia”.

“Algunos miembros están activamente involucrados en la redacción de las nuevas Constituciones y en una revisión completa de las costumbres y normas del Instituto, según el espíritu del Evangelio y en fidelidad a las enseñanzas de la Iglesia –explica–. Se deberá prestar particular atención al desarrollo de nuevas estructuras para asegurar un adecuado ejercicio de la autoridad y promover una participación activa y una corresponsabilidad de los miembros en la vida del Instituto”.

“Como comisario y en nombre de la Iglesia, deseo expresar mi profunda preocupación a todos los miembros, así como a los antiguos miembros y a las familias de los miembros que han sido heridos en el pasado debido a la manera en que se ejerció la autoridad –asegura–. También estoy personalmente agradecido a aquellos miembros que tuvieron el valor para solicitar la intervención de la Congregación de los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica sacando a la luz las situaciones en cuestión”.

El fundador y superior general de “Miles Jesu”, el padre Durán fue cesado en sus funciones a causa de problemas de salud, entre otros, degeneración neurológica, en la primavera de 2007. En estos momentos, el padre Fischer es el superior, asistido por un consejo formado por miembros de la rama consagrada masculina y de la rama consagrada femenina (conocidas como Domus).

Esta realidad eclesial, surgida en Phoenix, Arizona, en 1964, cuenta también con miembros laicos en diferentes estados de vida (solteros, casados, o viudos), conocidos con el nombre de “Vinculum”, que comparten la espiritualidad y apostolados de “Miles Jesu”.

Según la página web de “Miles Jesu”, se han fundado comunidades “Domus” (con miembros que viven el celibato) además de Estados Unidos en la India (1984), España (1985), Nigeria (1987), Italia (1988) República Checa (1990), Ucrania (1990), Polonia (1991), y Eslovaquia (2004). La casa generalicia se encuentra en Roma.

Además, hay miembros de “Vinculum” en Puerto Rico, Inglaterra, y Austria.

“Si bien este comunicado puede caer como una sorpresa y ser dolorosa para muchos miembros” y familiares, concluye el comisario, “la verdad no puede ser ocultada”. Sólo en la verdad puede lograrse un futuro mejor y más sano para ‘Miles Jesu'”

“El trabajo de renovación está ya en progreso y se hay entusiasmo para el futuro que los miembros están edificando juntos”, concluye el comisario.

Más información en http://www.milesjesu.com/

 

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación