Dona ahora!
Visita del Papa al templo valdense en Turín, en 2015 © photo.va

Visita del Papa al templo valdense en Turín, en 2015 © photo.va

El mensaje de Francisco a los metodistas y valdenses: “La mirada de Cristo, fuente de nuestra paz”

Sínodo anual de las Iglesias metodistas y valdenses 

(ZENIT – 21 Ago. 2017).- El papa Francisco ha enviado una carta a la Iglesias metodistas y valdenses con ocasión de la apertura de Sínodo anual, que se celebra en Torre Pellice (Turín) del 20 al 25 de agosto de 2017.

El Santo Padre manifiesta en este mensaje su personal cercanía así como de la Iglesia Católica: “Conservo vivos en la memoria nuestros recientes encuentros en Turín y en Roma, así como aquellos en Argentina”, escribe Francisco.

Asimismo, el Pontífice agradece a los metodistas y a los valdenses “los hermosos testimonios que he recibido y los muchos rostros que no puedo olvidar”, y les desea que estos días de compartir y reflexionar, que se realizan en el 500° aniversario de la Reforma, “estén animados por la alegría de colocarse delante del rostro de Cristo: su mirada, que se dirige hacia nosotros, es la fuente de nuestra paz, porque nos hace sentir hijos amados por el Padre y nos hace ver de una forma nueva a los demás, al mundo y a la historia”.

El deseo que papa Francisco expresa en la carta es que “la mirada de Jesús ilumine también nuestras relaciones, para que no sean solo formales y correctas, sino fraternas y vivaces”. Así, el Santo Padre hace una llamada a la unión: “El Buen Pastor nos quiere en camino juntos y su mirada nos abraza ya a todos, discípulos suyos que Él desea ver plenamente unidos. Caminar hacia la unidad plena, con la mirada de esperanza que reconoce la presencia de Dios más fuerte que el mal, es muy importante”.

“Especialmente hoy, en un mundo marcado por violencia y miedo, por heridas e indiferencia, donde el egoísmo de afirmarse en perjuicio de los otros opaca la simple belleza de acogerse, compartir y amar. Pero nuestro testimonio cristiano no puede ceder a la lógica del mundo: ¡ayudémonos entre nosotros a elegir y vivir la lógica de Cristo!”, escribe el Papa.

Francisco concluye su carta, como tiene costumbre, pidiendo que no se olviden de rezar por él y por todos sus hermanos y hermanas.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación