Dona ahora!
Peregrinación a Metrenco © Conferencia Episcopal de Chile

Peregrinación a Metrenco © Conferencia Episcopal de Chile

Obispo chileno pide el fin de la violencia en una zona que visitará el Papa

El prelado pide “dialogar con los grupos minoritarios” de mapuches de La Araucanía. Santo Padre estará en ciudad de Temuco

(ZENIT – 22 Ago. 2017).- Mons. Francisco Javier Stegmeier Schmidlin, obispo de Villarrica (Chile), ante el conflicto entre el Estado y exponentes de los mapuches, ha pedido a los fieles “dialogar con los grupos minoritarios” para “volver a una sana convivencia basada en el diálogo con las autoridades porque ahora es el momento de valorar la vida”, informa la Agencia FIDES.

Son declaraciones hechas por el prelado de Villarica en la celebración de la fiesta de la Asunción de la Virgen en el santuario de Metrenco, a 10 kilómetros de Temuco, ciudad que visitará el papa Francisco en su viaje en enero de 2018. Allí acudieron numerosos jóvenes trabajadores en el campo y representantes de la comunidad Mapuche.

Tras varios conflictos en la zona después de haber puesto en marcha el “Plan Araucanía”, la Agencia Fides señala que “por desgracia hay pequeños grupos que pretenden hacerse escuchar con la violencia, como con el incendio de una iglesia el mes pasado”.

El tan esperado “Plan para la Araucanía” se aprobó el pasado mes de junio, con la intención de poner fin al conflicto histórico entre el Estado y los mapuches que dura desde hace más de 150 años. En particular desde los años 90 contra los agricultores y empresarios, debido a la propiedad de la tierra, considerada por los mapuches como un patrimonio ancestral. En los últimos años gran cantidad de templos, generalmente de madera, han sido quemados.

Visita del Papa

El Santo Padre visitará Temuco en su visita a Chile, que tendrá lugar del 15 al 18 de enero de 2018. Además, el Papa también irá a Santiago y a Iquique.

“Mi paz les doy” es el lema elegido por la Conferencia Episcopal de Chile para la visita que el Papa Francisco realizará al país. “Se trata de las palabras que Jesús dijo a sus apóstoles al celebrar la Última Cena, revelándoles que no son los esfuerzos del mundo únicamente los que logran la paz del corazón y en la sociedad, sino que la paz es un regalo que procede del mismo Dios”, explicaron en la Conferencia Episcopal de Chile.

About Rosa Die Alcolea

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación