Dona ahora!

El padre Federico Lombardi pide apoyo para Sudán del Sur

Para que pueda alcanzar la independencia votada en referéndum

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 7 de junio de 2011 (ZENIT.org).- El padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha pedido apoyo para Sudán del Sur que el 9 de julio deben nacer como el Estado africano número 54, liberándose finalmente de la supremacía del Norte.

Sudán del Sur hace seis meses decidió en el referéndum del 9 de enero con el 98,83% de los votos su voluntad de independencia y el padre Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede, dedica a este pueblo el editorial del último número de “Octava Dies”, semanario del Centro Televisivo Vaticano.

Se pregunta: “¿Logrará abrirse camino una nueva democracia africana?”.

Es un pueblo, recuerda el portavoz vaticano, “que sale de más de viente años de guerra civil sangrienta y cruel, como toda guerra, para liberarse de la supremacía del Norte árabe e islámico”.

“Está en juego algo importante –aclara–. No podemos quedar indiferentes a las amenazas de instauración de la Charia [ley islámica] en el norte y a los ataques militares contra la región de Abyei, nueva provocación a la guerra”.

“No podemos quedar indiferentes a los sufrimientos de tantos desterrados que han vuelto a regresar del norte al sur o que ahora han huido de Abyei, por miedo al hambre, las enfermedades en la estación de lluvias que está por llegar”, indica.

El ministro de Asuntos Exteriores de Sudán, Ali Karti, ha advertido de que el Ejército de la zona norte seguirá ocupando la región de Abyei, cuya soberanía reclama Sur de Sudán, aunque ha aclarado que sólo será hasta que la situación se estabilice.

El pasado viernes, el Consejo de Seguridad de la ONU ordenó a Jartum que retirase inmediatamente a sus efectivos de Abyei, al entender que su sola presencia supone una “violación grave” de los acuerdos de paz firmados entre las zonas norte y sur del país.

Fuentes de Sur de Sudán han denunciado que hasta 80.000 personas han huido de Abyei después de que milicias y tropas leales al norte irrumpiesen en el área.

El padre Federico Lombardi considera que además el Sur de Sudán tiene enormes desafíos internos, en particular, el de “unir a un pueblo que no está libre de las divisiones tribales y que es sumamente pobre desde el punto de vista no sólo económico, sino también cultural”.

Según el portavoz vaticano, el país que está por nacer también tiene necesidad “de formar una clase dirigente”.

Desde esta perspectiva, aclara, “nos damos cuenta de por qué los obispos del lugar invocan con urgencia la solidaridad internacional”.

“Motivos de esperanza no falta, pero son frágiles, y deben ser apoyados con decisión por todos si queremos ver por último surgir una luz de justicia y de paz en el corazón de África”, concluye.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación