Dona ahora!

Migrantes llegan a Lesbos. (Foto- Darrin Zammit Lupi : JRS Europa -

El Papa pide recibir y proteger, pero también integrar a los inmigrantes y refugiados

Difunden el mensaje de la 104º Jornada Mundial de los emigrantes y refugiados que se celebrará el 14 de enero de 2018

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 21 Ago. 2017).- El santo padre Francisco escribió un mensaje para la 104º Jornada Mundial de los emigrantes y refugiados que se celebrará el 14 de enero de 2018, en la que pide “acoger” y “proteger” a los inmigrantes y refugiados, sin olvidarse de  “promover e integrar” a los recién llegados en la sociedad que les acoge.

En concreto, más corredores y visas humanitarias, alternativas a la detención, evitar deportaciones hacia países que no respetan los derechos humanos, conceder la ciudadanía y favorecer la reunificación familiar. Pide también se aprueben en el 2018 en la ONU los dos Global Compacts, uno dedicado a los refugiados y otro a los emigrantes.

En este mensaje fechado el 15 de agosto, día de la Asunción de María y difundido hoy por la Oficina de prensa de la Santa Sede, el Santo Padre recuerda su preocupación desde el inicio de su pontificado por la “triste situación de tantos emigrantes y refugiados que huyen de las guerras, de las persecuciones, de los desastres naturales y de la pobreza”, y asegura que se trata de un ‘signo de los tiempos’ que desde su visita a Lampedusa, en 2013, ha “intentado leer invocando la luz del Espíritu Santo”.

Señala también que en el nuevo Dicasterio que instituyó para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, creó una sección especial dirigida por él como expresión de la solicitud de la Iglesia hacia los emigrantes, los desplazados, los refugiados y las víctimas de la trata, y recuerda citando el evangelio de Mateo que “cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo, que se identifica con el extranjero acogido o rechazado en cualquier época de la historia”.

En concreto el Papa propone cuatro puntos o verbos, en la que cada uno debe dar una respuesta de acuerdo a sus posibilidades: “acoger, proteger, promover e integrar”.

Acoger. El Papa pide incrementar y simplificar la concesión de visas por motivos humanitarios y por reunificación familiar; más corredores humanitarios; evitar las expulsiones colectivas y arbitrarias de emigrantes y refugiados, en particular hacia países que no respetan la dignidad ni los derechos fundamentales.

Proteger. Francisco indica que la protección empieza en la patria del migrante, prosiguiendo en el país de inmigración. Señala que la Convención internacional sobre los derechos del niño ofrece una base jurídica universal los emigrantes menores de edad. Y pide evitar crear personas apátridas gracias a “leyes relativas a la nacionalidad” de acuerdo con el “derecho internacional”.

Promover. El Santo Padre señala que todos los emigrantes y refugiados deben tener la posibilidad de realizarse como personas en todas las dimensiones, y que se respete “la dimensión religiosa” garantizando “la libertad de profesar y practicar su propia fe”.

Integrar. El Pontífice precisa que la integración no es “una asimilación, que induce a suprimir o a olvidar la propia identidad cultural”. Y reitera el compromiso de la Iglesia que debe dar, junto a la comunidad política y la sociedad civil, cada una según sus propias responsabilidades.

El Santo Padre Santo Padre señala también en su mensaje, que en la Cumbre de la ONU de 2016, los Estados se comprometieron a elaborar y aprobar antes de finales de 2018 dos pactos globales (Global Compacts), uno dedicado a los refugiados y otro a los emigrantes, e invita a “compartir este mensaje” con quienes están interesados en la aprobación de los dos pactos globales.

El Papa recuerda con motivo de la fiesta de la Asunción, cuando firmó el mensaje, que la Virgen María experimentó en sí la dureza del exilio, acompañó amorosamente al Hijo en su camino hasta el Calvario y ahora comparte eternamente su gloria.

Y concluye :“A su materna intercesión confiamos las esperanzas de todos los emigrantes y refugiados del mundo y los anhelos de las comunidades que los acogen, para que, de acuerdo con el supremo mandamiento divino, aprendamos todos a amar al otro, al extranjero, como a nosotros mismos”.

Leer el texto completo del mensaje

About Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación