Dona ahora!

“El pluralismo es una riqueza, no una amenaza”

Llamamiento del dicasterio para el Diálogo Interreligioso y el el Royal Institute for Inter-Faith Studies. Condenan todo tipo de violencia y observan que familia y escuela son fundamentales para la educación de niños y jóvenes

El Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, con la presencia del cardenal Jean-Louis Tauran y el Royal Institute for Inter-Faith Studies de Amán,  con el príncipe de Jordania Hassan bin Talal; han emitido un comunicado con las conclusiones del encuentro en el que es su Tercer Coloquio celebrado en Amman del 13 y 14 de mayo de 2014. El tema a tratar ha sido “los retos actuales a través de la educación “, en vísperas de la visita del papa Francisco a Tierra Santa.

Según el comunicado facilitado por el Vaticano, los participantes condenaron enérgicamente todas las formas de violencia, y más recientemente el secuestro de las niñas de la escuela de Nigeria y pidiendo su liberación inmediata, para que puedan volver con sus familias y a sus escuelas. Asimismo se abogó por la resolución pacífica de todos los conflictos en curso.

Los participantes en el encuentro se han puesto de acuerdo en los siguientes temas. Por un lado se cree que “las instituciones fundamentales para la educación de los niños y los jóvenes son la familia y la escuela”. Además de la “importancia de la educación religiosa adecuada, en particular, para la transmisión de los valores religiosos y morales”. También se cree en “la necesaria consideración de la dignidad de la persona humana , especialmente en las instituciones educativas”. Se destaca la “inobservancia de las disposiciones internacionales destinadas a garantizar el respeto efectivo de los derechos humanos fundamentales, en particular la libertad religiosa”. Por otro lado, reconocen que “los desafíos más urgentes para cumplir incluyen la resolución pacífica de los conflictos actuales, la erradicación de la pobreza y la promoción de la dimensión espiritual y moral de la vida” así como “la convicción de que la religión no es la causa de los conflictos, sino más bien la inhumanidad y la ignorancia; la educación integral en consecuencia es esencial”. Finalmente señalaron que “las religiones, entendida correctamente su práctica, no son causas de la división y los conflictos , sino más bien un factor necesario para la reconciliación y la paz”.

Por último, destaca el comunicado que “como el futuro de la humanidad está en manos de las generaciones jóvenes, se propone el siguiente decálogo cultural para todos los involucrados en la educación”. Nunca renunciar a la curiosidad intelectual. Tener coraje intelectual en vez de cobardía intelectual. Ser humilde y no intelectualmente arrogante. Practicar la empatía intelectual en lugar de una mentalidad cerrada. Tener en cuenta la integridad intelectual. Mantener su autonomía intelectual. Perseverar en la cara de la superficialidad circundante. Confiar en la razón. Ser imparcial y no intelectualmente injusto. Considerar el pluralismo como una riqueza, no una amenaza.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación