Dona ahora!
St. Peter's Square ZENIT - Photo HSM

La plaza de San Pedro

El Vaticano acoge a dos familias de refugiados

Se ha puesto a disposición un ambulatorio móvil del Vaticano para los centros de acogida de la ciudad de Roma 

La comunidad parroquial de Santa Ana en el Vaticano ha acogido a una familia de refugiados compuesta de madre, padre y dos hijos. La familia, de nacionalidad siria, llegó a Roma de la ciudad de Damasco, desde donde ha huido de la guerra.

Llegaron a la capital italiana precisamente el domingo en el que el Santo Padre, al finalizar el ángelus, realizó un llamamiento para que cada parroquia, comunidad religiosa, convento y santuario acogiera a una familia de refugiados. Esta familia acogida en el Vaticano, son cristianos del rito greco-melquita católico, del patriarcado de Antioquía. Los cuatro han sido hospedados en un apartamento del Vaticano, cerca de San Pedro, según indica un comunicado distribuido por la Limosnería Apostólica. 

Además, se ha iniciado en seguida el procedimiento para la solicitud de protección internacional. En base a la ley para los primeros seis meses de la presentación de la petición de asilo, los solicitantes de la protección internacional no pueden trabajar. Por lo tanto, en este periodo serán asistidos y acompañados por la comunidad parroquial de Santa Ana. Hasta que se tome la decisión que reconozca o no el estatus de refugiados, no es posible dar más información sobre esta familia acogida en la parroquia del Vaticano.

En lo que respecta a la familia de la otra parroquia del Vaticano, la de San Pedro, no pueden dar más información hasta que se concluyan los procesos necesarios, indica el comunicado distribuido a la prensa.

En este contexto de “caridad cristiana hacia las personas que huyen de la guerra y del hambre”, la Limosnería Apostólica subraya que desde hace muchos años los Pontífices contribuyen para pagarlas tasas de los trámites destinados a solicitar el primer permiso de residencia de los refugiados, gestión realizada por medio del Centro Astalli dirigido por los Jesuitas. En el 2014 –indica la Limosnería– se han aportado 50 mil euros para tal fin.

Asimismo, ayudan cotidianamente a numerosas personas y familias de refugiados, además de proveer de las primeras necesidades, también sanitarias, para muchos centros de acogida de Roma.

Finalmente, se informa que desde hace algunos días, un moderno ambulatorio móvil, donado hace algunos años al Papa y hasta hoy reservado solo para los eventos presididos por él, se ha puesto a disposición algunas veces por semana para asistir a los refugiados en los centros de acogida situados en las periferias de la ciudad de Roma. Los voluntarios, que son médicos, enfermeras y Guardias Suizos, son trabajadores de la Estado Vaticano, de la Universidad Tor Vergata y miembros de la Asociación del Instituto de Medicina Solidaria Onlus.

About Redaccion

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación