Dona ahora!

‘En ecologí­a es necesario ir más allá de discusiones politizadas’

El profesor Robert Gahl recuerda en esta entrevista que tratar mal al medio ambiente es una ofensa a Dios

El santo padre Francisco ya ha anunciado en varias ocasiones que este año se publicará su segundo Encíclica, y el tema abordado será la ecología. Un tema que quizá hasta el momento no ha sido uno de los grandes temas debatido en la Iglesia pero cada vez se hace más evidente que es un tema que debe preocuparnos. Y debe preocupar como ciudadanos pero también como cristianos, porque el medio ambiente es un don que Dios regaló al ser humano para que lo cuidara. De estos temas ZENIT ha conversado con don Robert Gahl, profesor de Ética en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma.

¿Por qué ahora existe ahora una preocupación más específica por la ecología de parte de la Iglesia?
— Es un año especialmente importante por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015. Muchos interpretan que la Encíclica ayudará a la reflexión en este encuentro. Pero este es un motivo circunstancial, puntual. Será la primera Encíclica papal dedicada al tema de la ecología, y ¿por qué el Papa quiere hacerlo? Quiere enseñar a todos, no solo a los católicos, a cuidar más el ambiente. Hay que tener en cuenta quién se encarga de ciertos temas ecológicos más novedosos y aparentemente exóticos como: la basura espacial, satélites en órbita…Por eso es importante entender por qué el Papa quiere implicar a todo el mundo en esta preocupación. Fundamentalmente porque Dios ha puesto toda la creación en las manos del ser humano y tenemos esta responsabilidad recibida por Dios. Nosotros ejercitamos el dominio de Dios sobre su creación. De esta forma, especialmente quien está bautizado puede vivir esta tarea de gobernar por el ‘sacerdocio real’.

Hay otra razón. El Papa está muy preocupado por la periferia y la pobreza y se da cuenta que los pobres y los que están en la periferia tienen a sufrir especialmente por los desastres ecológicos. Sin embargo, el progreso tecnológico está en manos de las personas más ricas.

Al mismo tiempo el Papa está preocupado porque ha visto en América Latina, una explotación de la naturaleza por parte de grandes empresas multinacionales con el fin de maximizar los beneficios a cualquier precio.

Es necesario poner atención porque muchos han tratado de politizar este asunto y otros han querido minimizar el contenido de la Encíclica. Por eso es importante ir más allá de discusiones politizadas. El Santo Padre, con su autoridad moral, quiere invitar a todos a ser creativos en la forma de gestionar esto y avanzar en nuevos proyectos.

En estos dos años de pontificado, el papa Francisco ya ha hablado sobre estos temas…
— Si leemos todo el magisterio del papa Francisco, junto con la tradición, vemos por ejemplo la carta que ha enviado a DAVOS antes de Navidad. Aquí subrayó la importancia de la creatividad empresarial. Se ve como el Papa es favorable a innovación que respete la naturaleza y con esta innovación ahorrar mucho respecto a la naturaleza. El Papa no piensa solo en términos espaciales sino temporales: el tiempo es más importante que el espacio. Y una muestra de ello es pensar en las generaciones futuras.

Por otro lado, el Papa habla de conciencia del individuo y de que todos tenemos que sentir esta responsabilidad. Aunque tiene que haber una coordinación pacífica de alianzas. Por eso el nuevo dicasterio de alguna forma se incluirá al de Justicia y Paz y parece que se convertirá en una Congregación que se ocupará de estos temas tan importantes.

Hace poco el Santo Padre dijo en una homilía en Santa Marta que preocuparse del medio ambiente no es solo cosa de ‘verdes’. ¿Por qué es importante que los católicos se preocupen también por la ecología?
— Me estoy acordando del discurso de Benedicto XVI en el Bundestag también habló de los ‘verdes’. Dijo que ya no había ‘verdes’ como tal, porque todos los partidos estaban concienciados y comprometidos con el medio ambiente. Y el papa Francisco quiere estar en continuidad con su predecesor también en esto.

En algunos países a los verdes se les ha relacionado con el anticlericalismo y es interesante el por qué de esto. La Iglesia es naturalmente favorable a la ecología pero hay corrientes de neo-paganismo que están ligadas al movimiento ecologista. Pero no puede ser que los católicos no estén comprometidos en la defensa del medio ambiente. Es más, tenemos más motivos para defender el ambiente, no porque nosotros ‘adoramos’ al ambiente como si la Madre Tierra fuera una diosa, sino porque es un regalo de Dios y debemos dejarla a los otros y tenemos responsabilidad delante de Dios de cuidar este lugar que ha creado Él.

Un problema de movimiento ecologista es cuando se pone el ambiente por encima del hombre, el hombre debía servir a la naturaleza. Pero según el cristianismo, el hombre cuida del ambiente. Debemos ver el ambiente como un jardín que cuidar, cultivar, sembrar y hacer que fructifique.

Un tema complejo y muy discutido relacionado con el cuidado del medio ambiente es el calentamiento global. ¿Qué que existe falta de formación al respecto?
— En parte porque está muy politizado. Sobre todo es usado como lema político para castigar naciones para frenar innovación. También porque hay mucho dinero que depende de las decisiones políticas que se hacen. Otro motivo es la política demográfica que trata de limitar los nacimientos en países en vías de desarrollo, que aún continúan con proyectos neo-malthusiana que el Papa ha condenado.

No es cuestión de creer o no en el cambio climático y el calentamiento global, es un hecho científico. Lo que sí nos dice el magisterio es que debemos cuidar el medio ambiente y tenemos que ser cautos, también frente a ideologías políticas anti persona humana que quieren aprovecharse de estos peligros para promover programas contra la familia y la vida humana.

Este año tendremos la Encíclica de Francisco sobre ecología pero, ¿qué otros documentos del magisterio se han ocupado hasta ahora de esta problemática?
— En los documentos sobre la Doctrina Social de la Iglesia me parece importante Caritas in Veritate. También Centesimus Annus hace referencias. Además hay un documento del Pontificio Consejo por la Cultura y el Pontificio Consejo por el Diálogo Interreligioso, que trata sobre interpretaciones espiritualistas neo-paganas y New Age y en concreto se habla sobre el agua. Pero este será el primer documento papal dedicado por completo al ambiente.

¿Por qué cree que la ecología no ha sido hasta ahora un tema de preocupación principal en la Iglesia?
— Desde el punto de vista filosófico y científico, solo después de la segunda Guerra Mundial se ha comenzado a reflexionar en la relación entre hombre y ambiente. Hay un pensador muy importante llamado Hans Jonas que escribió un libro sobre el principio de responsabilidad. Esta obra fue utilizada por muchos ambientalistas como línea guía metodológica pero por la Iglesia es más bien visto como un enfoque algo exagerado, aunque sí tiene intuiciones interesantes y profundas. El principio de responsabilidad dice que no debemos actuar si no podemos demostrar que lo que vamos a hacer no tendrá un efecto muy negativo en el mundo. Este tipo de ‘cautela’ es muy conservadora y frena la iniciativa, el emprendimiento y la creatividad. Sin embargo la Iglesia tiende a ver al hombre de una forma más positiva, es verdad que existe el pecado, los riesgos de la tecnología; pero la tecnología también es fuente de iniciativas creativas y bienestar para el hombre. El progreso es positivo pero debe ser bien usado. Es importante pensar en cuestiones como el reciclaje, los detergentes que usamos… La Iglesia debe preocuparse de formar a las personas en esta conciencia moral. Tratar mal el medio ambiente es una ofensa a Dios, porque Él ha creado todo esto. Y también es una ofensa al prójimo.

About Rocío Lancho García

Burgos, España Master online en Dirección Comercial y Marketing IMF y Universidad San Pablo CEU, España, 2012; Grado de Periodismo, Universidad Pontificia de Salamanca, España, 2004-2011; licenciatura Comunicación Social Institucional, Universidad Pontificia de la Santa Cruz, Roma, Italia, 2007-2009.  Coordinadora web www.hijasdejesus.org, mayo 2012-julio 2015; Argenta Comunicación, ejecutiva de cuentas junior, marzo-octubre 2012; Asociación de Autismo de Burgos, voluntaria departamento de comunicación nov 2011-feb 2012; Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, asistente de Oficina de Prensa, jul-agosto 2011; Universidad Pontificia de la Santa Cruz, traductora de informes italiano-español; Agencia Fides, Roma, traductora de noticias italiano-español; H2O News, Roma, asistente Departamento de Archivo; diócesis de Burgos, asistente de Oficina de Prensa, julio-agosto 2008; HM Televisión, Roma, reportera y cámara, oct 2006-jun 2007.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación