Dona ahora!

Audiencia general, 23 oct. 2019 © Vatican Media

La sinodalidad es el método eclesial para “reflexionar y confrontarse”

Aclaración del Santo Padre

(ZENIT –23 oct. 2019).- “La Asamblea de Jerusalén nos enseña cómo enfrentar las divergencias y buscar ‘la verdad en la caridad’ (Ef 4,5), nos ayuda a entender que la sinodalidad es el método eclesial para reflexionar y confrontarse, basado en el diálogo y en el discernimiento a la luz del Espíritu Santo”.

Con estas palabras, pronunciadas durante la audiencia general de hoy, 23 de octubre de 2019, el Papa Francisco se ha referido a la importancia de la sinodalidad para la Iglesia.

Sinodalidad

Según la nota preliminar redactada por la Comisión Teológica Internacional de la Santa Sede en 2018, la sinodalidad, en el contexto eclesiológico, “indica la específica forma de vivir y obrar (modus vivendi et operandi) de la Iglesia Pueblo de Dios que manifiesta y realiza en concreto su ser comunión en el caminar juntos, en el reunirse en asamblea y en el participar activamente de todos sus miembros en su misión evangelizadora”.

De este modo, este concepto se refiere “a la corresponsabilidad y a la participación de todo el Pueblo de Dios en la vida y la misión de la Iglesia”.

El Espíritu Santo

El Pontífice indicó que la carta apostólica enviada a Antioquía por Pablo y Bernabé ayuda a comprender la consabida sinodalidad, pues los apóstoles comienzan diciendo: “El Espíritu Santo y nosotros pensamos que…”. Así, explica el Papa, “es propio de la sinodalidad, la presencia del Espíritu Santo, de lo contrario no es sinodalidad, es parlatorio, parlamento, otra cosa…”.

Este mensaje cobra una especial importancia en estos días, ya que desde el 6 y hasta el 27 de octubre se celebra en el Vaticano la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Panamazónica.

Palabras de Paolo Ruffini

Durante la sesión informativa de hoy sobre el Sínodo, Paolo Ruffini, prefecto del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano, ha subrayado las palabras del Obispo de Roma sobre la sinodalidad, refiriéndose a que, efectivamente, “la resolución de los conflictos” requiere del “diálogo y de la escucha con la iluminación del Espíritu, que permiten superar las tensiones que están en los corazones para llegar a la verdad”.

Y recordó el ruego del Papa durante la audiencia general: “pidamos al Señor que fortalezca en todos los cristianos, especialmente en los obispos y sacerdotes, el deseo y la responsabilidad de la comunión. Que nos ayude a vivir el diálogo, la escucha y el encuentro con nuestros hermanos y hermanas en la fe y con los que están lejos, para gustar y manifestar la fecundidad de la Iglesia, llamada a ser en todos los tiempos ‘madre gozosa’ de muchos hijos (cf. Sal 113, 9)”.

Sínodo de la Iglesia Universal

Tal y como señaló el cardenal Baldisseri en la relación pronunciada durante la apertura de los trabajos del Sínodo de la Amazonía, esta asamblea cuenta con la participación de todos los obispos, ordinarios y auxiliares para demostrar, “la colegialidad efectiva y afectiva, que es el espíritu de esa característica distintiva de la institución sinodal, definida precisamente como ‘sinodalidad’”.

Por otro lado, el prelado señaló que, al ser una Asamblea Especial y aunque se aplique a un área específica, la Amazonía “concierne a la Iglesia Universal”, motivo por el que se ha extendido la invitación a los prelados de otras Iglesias particulares y organismos eclesiales regionales y continentales.

Con ello se pretende “dirigir la mirada a la Iglesia en la Amazonía y hacer suyos sus desafíos, sus preocupaciones y sus problemas, porque al fin y al cabo todos debemos sentirnos parte de esta aldea global en la que vive y palpita la única Iglesia de Jesucristo”, continuó Mons. Baldiseri. Y añadió que dicha universalidad se manifiesta también en el hecho de que se celebre en Roma, sede del Sumo Pontífice, “que nos invita a mirar a la Iglesia en su universalidad y al mismo tiempo en su realización a nivel local”.

Participantes

Así, en total participan 185 Padres sinodales y también están presentes 33 miembros de nombramiento pontificio de todos los continentes, en particular de los países y de las zonas geográficas que se ocupan de los mismos problemas incluidos en el tema sinodal, como, por ejemplo, la cuenca del Congo.

Igualmente, han acudido 6 delegados fraternales, representantes de otras Iglesias y Comunidades Eclesiales; 12 invitados especiales elegidos por su alta competencia científica y también por su pertenencia a organismos y asociaciones en todo el mundo, fuera y dentro de la Iglesia; 25 expertos, nombrados por su competencia para contribuir al trabajo sinodal; y 55 auditores, entre los que se encuentran especialistas y operadores de pastoral en la panamazonia y otros 16 representantes de diferentes grupos étnicos indígenas y pueblos originarios.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación