Dona ahora!

Inmacolata: La última peregrina del Jubileo

Doscientos mil peregrinos atravesaron la puerta santa el 5 de enero

CIUDAD DEL VATICANO, 7 ene 2001 (ZENIT.org).- A las 2:30 de la madrugada del 6 de enero Inmacolata Staltari se convirtió en el último peregrino en cruzar la puerta santa en el Jubileo del año 2000.

Esta mujer italiana de 35 años, que trabaja en el servicio de limpieza de la localidad de Zagarolo, cercana a Roma, no durmió esa noche para poder cruzar esa puerta de la Basílica de San Pedro del Vaticano que para los cristianos se convierte en signo de conversión.

Horas después, a las 9:47 de la mañana, Juan Pablo II cerraba los batientes de la puerta, poniendo punto final al Jubileo del año 2000.

Al ver la cantidad de peregrinos que entre el 4 y el 5 de enero querían cruzar la puerta santa (algunos tuvieron que hacer hasta tres o cuatro horas de fila), Juan Pablo II había dado la indicación de que se permitiera pasar a todos los fieles, aunque eso implicara el que la Basílica de San Pedro quedara abierta toda la noche.

La decisión del Papa hizo posible que 200.000 peregrinos «retrasados», en su mayoría italianos, pudieran atravesar la puerta santa el último día en que permaneció abierta.

Algunas personas durmieron en su coche, en las calles cercanas al Vaticano, durante la noche que separó al 4 del 5 de enero, para estar seguros de poder cruzar la puerta a primeras horas de la mañana del último día de su apertura.

La última en llegar fue Inmacolata, quien declara a Zenit: «Ha sido una emoción imposible de describir. Iba pensando en los niños: mi hijo, Maruzio, de 9 años, ha pasado desde julio dos meses en el hospital, a causa de una enfermedad congénita. También pensé en Christian, un amigo que conoció en el hospital, de 3 años, operado de un tumor el 4 de enero. Una operación que ha sido un éxito total».

Ahora Inmacolata tiene un deseo: ver al Papa con sus hijos para darle las gracias por haber estropeado todos los planes de los organizadores y ampliar el período en el que la puerta santa quedó abierta.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación