Dona ahora!

La fuerza de Caritas, la presencia de la Iglesia en el sudeste asiático

Utiliza una red de estructuras ya presentes sobre el terreno

ROMA, viernes, 7 enero 2005 (ZENIT.org).- La presencia de las instituciones de la Iglesia católica y de sus obras misioneras en el sudeste asiático constituyen el medio más eficaz con el que cuenta la red internacional de Cáritas para responder a la tragedia del maremoto.

«A pesar de las dificultades de la emergencia, la red de la Iglesia está activa desde el primer momento. Gracias a los comités locales, logra distribuir bienes de primera necesidad», explica Terry Dutto, de Caritas Italiana, que acaba de llegar a Tamil Nadu (la India) para unirse a sus compañeros de las Cáritas de India, Alemania, Austria y Estados Unidos.

Dutto se dirige en estos días al sur de la India, hacia Kanyakumari y Cape Comorin, para visitar todas las aldeas y campos de la zona, en la que se han acogido a 25.000 personas. Al mismo tiempo, los demás miembros del equipo de Cáritas internacional se han dirigido a la zona de Pondicherry, en la costa de Tamil Nadu, informa Cáritas Italiana.

Cáritas India ofrece en su conjunto alimentos, ropa y medicinas a 125.000 personas y ha logrado ponerse en contacto con las islas Nicobare para ofrecer las primeras ayudas.

El coordinador de Cáritas Asia, el padre Yvon Ambroise, continúa con su misión en los demás países golpeados por el «tsunami»: Sri Lanka, Indonesia, Tailandia.

Dutto constata dos problemas fundamentales: «la falta de agua, que ya antes del desastre era distribuida en depósitos» y «la prohibición de pesca por motivos sanitarios, por el momento durante un mes, que agrava la situación de los pescadores y sus familias».

En Sri Lanka, a causa de las dificultades logísticas, la red internacional de Cáritas ha organizado grupos regionales de apoyo a la Caritas local: Colombo y Galle, Jaffna y Vanni, Batticaloa y Trincomalee.

En Indonesia, la red de Cáritas trabaja en íntima colaboración con la diócesis de Medan. Varios equipos operativos están garantizando ya la distribución de las ayudas.

Las Cáritas locales piden que por el momento las ayudas del extranjero sólo se envíen en dinero, pues es muy complicado burocráticamente hacer pasen las aduanas la ropa, alimentos, etc. Además, las compras sobre el terreno son mucho más baratas, como ha confirmado el director de Cáritas Sri Lanka.

La red internacional de Cáritas ha confirmado este viernes a Zenit que hasta la fecha ha recogido más de 42.5 millones de dólares estadounidenses para ayudar a las víctimas del maremoto.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación