Dona ahora!

La Iglesia no es un poder político, aclara el Papa a los periodistas

En el vuelo de Roma a Ammán

AMMÁN, viernes 8 de mayo de 2009 (ZENIT.org).- En e proceso de paz para superar el conflicto en Oriente Medio, la Iglesia no pretende actuar políticamente sino como una “fuerza espiritual” capaz de renovar las conciencias, en especial a través de la oración.

Lo dijo este viernes Benedicto XVI al responder a las preguntas de los setenta periodistas admitidos en el vuelo papal de Roma a Ammán, con motivo del duodécimo viaje internacional que concluirá el 15 de mayo tras haber recorrido Jordania, Israel y los Territorios Palestinos.

“Ciertamente -reconoció el Papa– intento contribuir a la paz no como individuo, sino en nombre de la Iglesia católica, de la Santa Sede”.

“Nosotros no somos un poder político, sino una fuerza espiritual y esta fuerza espiritual es una realidad que puede contribuir al progreso del proceso de paz”.

El Papa consideró que esta labor puede realizarse a tres niveles.

En primer lugar, dijo, “como creyentes, estamos convencidos de que la oración es una verdadera fuerza, abre el mundo a Dios: estamos convencidos de que Dios escucha y de que puede actuar en la historia. Pienso que si millones de personas, de creyentes, rezan, es realmente una fuerza que influye y puede contribuir a ir adelante con la paz”.

En segundo lugar, añadió, “intentamos ayudar en la formación de las conciencias. La conciencia es la capacidad del hombre de percibir la verdad, pero esta capacidad está a menudo obstaculizada por intereses particulares. Y liberar de estos intereses, abrir más a la verdad, a los verdaderos valores es una gran tarea: es un deber de la Iglesia ayudar a conocer los verdaderos criterios, los verdaderos valores, y liberarnos de intereses particulares”.

En tercer lugar, dijo, esta labor de paz interpela a la razón: “precisamente, porque no somos parte política, podemos quizás más fácilmente, también a la luz de la fe, ver los verdaderos criterios, ayudar a entender lo que contribuye a la paz y hablar a la razón, apoyar las posturas realmente razonables. Y esto lo hemos hecho ya y queremos hacerlo ahora y en el futuro”, concluyó.

Según el director de “L’Osservatore Romano”, Gian Maria Vian, esta fuerza espiritual no es “fruto de teorías abstractas”; “ha quedado claro en el discurso dirigido por el Papa en el aeropuerto de Ammán, ante un rey y un país que con los hechos demuestran cómo se puede avanzar en el camino común entre musulmanes y cristianos, que en Jordania son una pequeña minoría”.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación