Dona ahora!



El estudio --que es comentado esta semana en el periódico católico El Observador por Antonio Maza Pereda-- fue realizado por la empresa Consulta Mitofsky, una de las compañías de estudios de opinión más serias del país y presentado como parte de un estudio actual sobre perfiles sociodemográficos de México.

México es uno de los quince países más poblados del mundo (104 millones de personas) y el segundo con mayor número de católicos del orbe, solamente detrás de Brasil, con 90 millones de católicos. Según la encuesta, el 36 por ciento de la población masculina acude a misa una o más veces a la semana, por el 47 por ciento de las mujeres que hacen lo mismo.

Los jóvenes de 18 a 29 años --que son la parte más amplia de la pirámide poblacional de México en estos momentos-- han decaído en el porcentaje de asistencia a misa una o más veces por semana, siendo el 32 por ciento de ellos los que acuden en esa proporción al templo.

Los adultos de 30 a 49 años van en un 43 por ciento una o más veces por semana a misa, mientras que el 57 por ciento de los mexicanos mayores de 50 años van al Santo Sacrificio una vez o más cada siete días.

En términos absolutos, van más a misa los casados que los solteros (hombres y mujeres) y, dato sorprendente, en el campo y en la ciudad (México tiene 25 por ciento de habitantes en la zona rural) los porcentajes de asistencia a misa son muy similares, casi idénticos.

Otro dato relevante que arroja el estudio consiste en la recomposición geográfica de las personas que más acuden a misa.

Los estados del norte (que comparten frontera con Estados Unidos) llevan la delantera con el 52 por ciento de católicos que asisten una o más veces por semana; los del centro van en segundo lugar con el 46 por ciento, y los de sur, con Chiapas principalmente, quedan retrasados con el 34 por ciento.

Sin embargo, el último lugar en cuanto a población que asiste a misa una o más veces por semana, se lo lleva la capital del país y su zona metropolitana (que aglutina cerca de 22 millones de personas), con apenas el 29 por ciento.

La práctica religiosa de los católicos mexicanos en cifras

CIUDAD DE MÉXICO, jueves, 17 febrero 2005 (ZENIT.org).- Un estudio reciente de demoscopìa, da a conocer cifras reveladoras de la asistencia a misa de los católicos mexicanos.

El estudio –que es comentado esta semana en el periódico católico El Observador por Antonio Maza Pereda– fue realizado por la empresa Consulta Mitofsky, una de las compañías de estudios de opinión más serias del país y presentado como parte de un estudio actual sobre perfiles sociodemográficos de México.

México es uno de los quince países más poblados del mundo (104 millones de personas) y el segundo con mayor número de católicos del orbe, solamente detrás de Brasil, con 90 millones de católicos. Según la encuesta, el 36 por ciento de la población masculina acude a misa una o más veces a la semana, por el 47 por ciento de las mujeres que hacen lo mismo.

Los jóvenes de 18 a 29 años –que son la parte más amplia de la pirámide poblacional de México en estos momentos– han decaído en el porcentaje de asistencia a misa una o más veces por semana, siendo el 32 por ciento de ellos los que acuden en esa proporción al templo.

Los adultos de 30 a 49 años van en un 43 por ciento una o más veces por semana a misa, mientras que el 57 por ciento de los mexicanos mayores de 50 años van al Santo Sacrificio una vez o más cada siete días.

En términos absolutos, van más a misa los casados que los solteros (hombres y mujeres) y, dato sorprendente, en el campo y en la ciudad (México tiene 25 por ciento de habitantes en la zona rural) los porcentajes de asistencia a misa son muy similares, casi idénticos.

Otro dato relevante que arroja el estudio consiste en la recomposición geográfica de las personas que más acuden a misa.

Los estados del norte (que comparten frontera con Estados Unidos) llevan la delantera con el 52 por ciento de católicos que asisten una o más veces por semana; los del centro van en segundo lugar con el 46 por ciento, y los de sur, con Chiapas principalmente, quedan retrasados con el 34 por ciento.

Sin embargo, el último lugar en cuanto a población que asiste a misa una o más veces por semana, se lo lleva la capital del país y su zona metropolitana (que aglutina cerca de 22 millones de personas), con apenas el 29 por ciento.

About Redaccion

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación