Dona ahora!

Los obispos mexicanos se reunen para hablar de la Misión Continental

Comienza la XC Plenaria de la Conferencia Episcopal de Mexico

LAGO DE GUADALUPE, miércoles 10 de noviembre de 2010 (ZENIT.orgEl Observador).- Con la asistencia de 130 obispos, se está desarrollando la XC Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano en su sede de Lago de Guadalupe, en el Estado de México.  Los trabajos son atestiguados por el nuncio apostólico, monseñor Christophe Pierre, y se prevé la presencia del presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa.

Según la agenda de la CEM, durante la semana los obispos mexicanos van a “revisar, discernir e impulsar el compromiso de la Misión Continental Permanente surgida en Aparecida, Brasil; cuyo objetivo es llevar a las personas a un verdadero encuentro con Jesucristo. Esto implica nuevas estrategias pastorales en la forma en que venimos desarrollado la Misión de la Iglesia”.

En el contexto de las dificultades que vive el país azteca, los obispos mexicanos van a retomar la Exhortación Pastoral “Que en Cristo nuestra Paz, México tenga vida digna”; es una tarea muy importante “debido al creciente fenómeno de la violencia, que percibimos como realidad compleja y nos descubre tres grandes y graves crisis: de legalidad, de debilitamiento del tejido social y de valores, en el entorno social, cultural, político y económico”.

Según el comunicado de prensa hecho público el día de ayer, los obispos mexicanos consideran que “la sociedad se ha debilitado en el campo político, la convivencia cotidiana y la dimensión ética, generando una progresiva crisis cultural y social, cuyas manifestaciones son la violencia, la corrupción, la dificultad para la procuración y administración de la justicia y la lentitud para llevar a cabo reformas válidas y de fondo”.

Por ello mismo, consideran los prelados que “la Iglesia Católica es un instrumento muy valioso y eficaz para promover los valores morales necesarios para el mejoramiento tanto de las personas como de las instituciones de nuestro país”.

El comunicado de prensa, firmado por el presidente y el vicepresidente de la CEM, monseñor Carlos Aguiar Retes y monseñor Víctor René Rodríguez Gómez, respectivamente, hace alusión al Documento de Aparecida y señala que en este cambio de época que nos afecta a todos de alguna manera, en nuestra Patria se continúa trabajando para llegar a un estado plural, donde se viva con respeto, paz y seguridad, y donde le sea posible a la sociedad civil encontrar caminos de convivencia armoniosa para desarrollar una democracia incluyente, participativa y garante de los derechos fundamentales de la persona humana”.

Como parte de la Misión Continental la Iglesia católica mexicana se compromete a dar respuesta “al enorme desafío que es pasar, de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera. Lo que también nos exige un cambio de mentalidad y de actitud, en la promoción de la renovación de la Parroquia para que sea escuela y casa de comunión”.

Finalmente, los obispos de México coinciden en apuntar como un firme compromiso “brindar la formación necesaria y auténtica a los fieles católicos y a todos los hombres de buena voluntad para que en el encuentro personal con Jesucristo, de su Palabra y Obra, vivan y promuevan activamente en todas las comunidades del territorio nacional la fe, la verdad, la reconciliación y la paz”.

“Esto solo es posible –concluye diciendo el comunicado de la CEM–si los obispos de México miramos el futuro con esperanza, promoviendo en todo momento la reconstrucción del tejido social, de la justicia y la equidad nacional, para hacer de la Patria casa común para todos los mexicanos, construyendo la civilización del amor”.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación