Dona ahora!

Misionera Cristina Antolín © Manos Unidas

Manos Unidas: Primeros proyectos de emergencia para paliar el impacto de la pandemia en los más pobres

En Asia, América Latina y África

(zenit – 9 abril 2020).- Desde el comienzo de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, Manos Unidas está trabajando junto a sus socios locales de los cerca de 60 países en los que está presente, para dar una respuesta rápida y efectiva a las necesidades y carencias que pueda estar experimentando la población más vulnerable con la que trabaja.

“Muchos de nuestros socios locales de América, Asia y África nos han pedido reconducir las actividades que estaban llevando a cabo en los proyectos, con el fin de poder dedicar fondos y esfuerzos tanto a  acciones de prevención del contagio por coronavirus, como a acciones destinadas específicamente a combatir las consecuencias que las medidas de confinamiento adoptadas por la mayor parte de los gobiernos, están teniendo entre la población más empobrecida: migrantes, refugiados, trabajadores precarios, mujeres, niños, ancianos…”, asegura Isabel Vogel, responsable del Área de Proyectos de Manos Unidas.

“En algunos países se han tenido que suspender los programas que se estaban desarrollando y en otros se están poniendo en marcha acciones para dar respuesta inmediata a las necesidades más acuciantes de la población y hacer frente al impacto que esta crisis está ya teniendo”, señala Vogel.

La ONG de la Iglesia católica ha aprobado ya el envío de más de 150.000 euros de sus fondos de emergencia, que se van a destinar a cubrir necesidades básicas de la población más empobrecida en países como Guatemala, India o Israel y a paliar las carencias sanitarias para hacer frente al virus en Angola, Camerún y Malawi.

“EnAngola, Manos Unidas ha enviado 9.500 euros al hospital de Balambo para una acción de emergencia compuesta por medidas de sensibilización y prevención del contagio y por la adquisición de medicamentos, concentradores y máscaras de oxígeno para facilitar el trabajo en la UCI en una zona del país que todavía se resiente de las décadas de guerra civil”, explica Vogel.

En Camerún, donde las carencias sanitarias son también muy importantes, Manos Unidas va a apoyar, con cerca de 32.000 euros, una iniciativa de emergencia destinada a la prevención del contagio del personal sanitario en el populoso barrio de Talla, en la ciudad de Kibri, así como a la formación de las comunidades para evitar la propagación del virus. “Con este proyecto, que permitirá la adquisición de 3.000 test rápidos y la realización de actividades de sensibilización entre la población, trabajaremos para concienciar a las comunidades sobre las medidas a tomar para evitar el contagio y trataremos de detectar qué personas pueden estar ya contagiadas por coronavirus, en un lugar en el que, por sus condiciones económicas, la población nunca podría tener acceso a estas pruebas; con las implicaciones que esto tiene para la propagación de la pandemia”, informa Isabel Vogel.

También en Malawi, uno de los países más pobres del mundo y en el que la población se enfrenta diariamente a la desnutrición y a enfermedades como el sida, la tuberculosis y la malaria, Manos Unidas va a destinar cerca de 27.000 euros a un proyecto de prevención y sensibilización que permitirá informar a la población, a través de programas de radio y materiales impresos, acerca del contagio por coronavirus. La responsable de proyectos de Manos Unidas explica que, con los fondos enviados, “nuestro socio de la diócesis de Karanga va a adquirir, también, 23 concentradores de oxígeno y 6 pequeños generadores para los centros sanitarios de su influencia”.

En América, la primera partida de fondos de emergencia estará destinada a Guatemala; concretamente al vertedero de Cobán, donde los 45.500 euros enviados permitirán hacer frente a la crisis alimentaria que padecen las 250 familias más necesitadas del basurero. “Con estos fondos, se distribuirán semanalmente alimentos y productos de higiene a 1.500 personas que viven en extrema pobreza. Además, dos veces por semana, se dará una merienda nutricional a los niños trabajadores del vertedero y se pondrá en marcha un sistema de alerta para detectar los casos de mayor riesgo”, relata Vogel.

También en Asia la preocupación de Manos Unidas por los colectivos de población más vulnerables es extrema. Allí, como en el resto de los continentes, los socios locales de la ONG están ya trabajando para socorrer a la población más desamparada.

En India, en el distrito de Kamrup, donde proliferan las familias de trabajadores migrantes (más del 80% de la población), que han construido sus infraviviendas a los lados de la vía del ferrocarril, se van a repartir 1.500 kg de alimentos y 3.000 kits de higiene y medicamentos. “Manos Unidas ha enviado ya casi 10.000 euros para ayudar a estas personas que viven por debajo del umbral de pobreza, pero que, probablemente, no sean receptoras de la ayuda del Gobierno porque no tienen un documento oficial o prueba de identidad de residencia”, informa la responsable de proyectos de la ONG.

También desde Israel, los socios locales de la Institución han pedido apoyo a Manos Unidas para atender a otro de los colectivos más vulnerables de esta crisis: los migrantes. “Vamos a enviar 30.000 euros a las mujeres eritreas solicitantes de asilo, que suelen trabajar en el servicio doméstico, interrumpido por las medidas de confinamiento. Con estos fondos se entregarán 200 tiques para que puedan adquirir, durante los próximos 4 meses, productos básicos de alimentación e higiene”, explica Isabel Vogel.

Manos Unidas continuará trabajando para que la pandemia de coronavirus no haga que caigan en el olvido los millones de personas que viven una crisis permanente de hambre y pobreza. “Estas personas viven en países en los que no es posible dar respuesta a las consecuencias que el confinamiento y la enfermedad van a tener sobre la población. Vivimos en un mundo global en el que hemos comprobado que nadie, por muy poderoso que sea, es inmune a una crisis como la actual. Espero que esto nos haga reflexionar y nos ayude a ponernos en la piel de los que más sufren, aunque estén lejos”, señala Clara Pardo, presidenta de la ONG.

CONSULTA AQUÍ LOS PROYECTOS APOYADOS EN ÁFRICA

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación