Dona ahora!
Appointment in hospital

Pixabay CC0

Médicos de Venezuela piden a la Iglesia intervenir ante la crisis de medicamentos

Quieren expresar sus sentimientos y deseos de ver al Santo Padre y a monseñor Conde interceder en favor de los pacientes

(ZENIT – Roma).- La crisis que afecta en Venezuela al Hospital Central de Maracay por la falta de suministros médicos y material quirúrgico, ha obligado a los especialistas de este centro médico, el principal del estado de Aragua, a solicitar expresamente la intervención de la Iglesia católica. Por esta razón, los médicos han preparado una petición para al papa Francisco y para el obispo de la diócesis de Maracay, monseñor Rafael Ramón Conde Alfonzo, solicitando su intervención. La misiva ha sido entregada al obispo durante una reunión en la sede de la diócesis que se celebró este miércoles.

Según la información publicada por la agencia Fides, el Dr. Martín Graterol, traumatólogo, ha hecho de portavoz explicando que a través de sus cartas quieren “expresar sus sentimientos y deseos de ver que el Santo Padre y monseñor Conde intercedan en favor de los pacientes”, para “permitir lo más rápidamente posible y con la ayuda de Dios, que se solucione el grave problema de la falta de suministros médicos que tenemos en los hospitales”.

Por su parte, monseñor Conde, al recibir las cartas, destacó que existe una “iniciativa de los venezolanos en el mundo dispuestos a iniciar una campaña de recogida de medicamentos para hacerlos llegar a la patria”. Sin embargo advirtió de que el problema se resolvería pronto si el gobierno nacional permitiese que estos fármacos entrasen en el país, “ya que hasta ahora el obstáculo ha sido la prohibición del gobierno a aceptar la ayuda exterior”.

Asimismo definió la situación como “muy desagradable”, y recordó que la organización internacional de Cáritas “quiere actuar como un instrumento de mediación, para que los recursos necesarios lleguen al país y sean distribuidos de manera uniforme en función de las necesidades y bajo un control efectivo”.

Confiamos en que el corazón de los gobernantes –concluyó el obispo de Maracay– no sea tan duro como para mantener la prohibición de la entrada de las ayudas que nos ofrecen.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación