Dona ahora!
Bandera de México. Wikimedia Commons

Bandera de México. Wikimedia Commons

México: oraciones y ayuda a la población damnificada

Los obispos manifiestan su cercanía en el abrazo de la fe, a tantos hermanos que sufren

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 23 Sept. 2017).- El Secretario de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM), Mons. Alfonso G. Miranda Guardiola, ha enviado a la Agencia Fides una declaración de los obispos de México en la que se pide “al pueblo de Dios que se solidarice con los hermanos y hermanas que sufren por las diversas calamidades que han azotado nuestro país”.

Muchas instituciones religiosas han reconocido la eficacia de la red de ayuda y solidaridad de la Cáritas Mexicana y de la Conferencia Episcopal, que ha trabajado sin pausa para apoyar a los hermanos afectados por el terremoto del 7 de septiembre, particularmente en los estados de Oaxaca y Chiapas. Esta red también es una preciosa ayuda ante este nuevo desastre.

Por su parte la Conferencia del Episcopado Mexicano, a 72 horas del sismo del 19 de septiembre, que sacudió la zona centro del País, a 2 semanas de los fenómenos meteorológicos en los Estados de Oaxaca y Chiapas, así como a un poco más de 3 semanas de las devastaciones que sufrió Baja California Sur, manifiesta su cercanía, en el abrazo de la fe, a tantos hermanos que sufren, así como el reconocimiento ante las innumerables muestras de verdadera generosidad y entrega incansable, de tantos hombres y mujeres que han respondido ante la emergencia con entrañas de compasión y valentía. También manifiesta su compromiso por fortalecer los esfuerzos que están en sus manos, en organizar una ayuda concreta a las zonas damnificadas, que requieren una respuesta inmediata y de largo plazo.

“Ofrecemos nuestra oración, así como esfuerzos solidarios concretos, por tantas personas que han perdido la vida, a un ser querido, han sido dañadas en su salud, o se han visto privadas de su vivienda y/o espacios de trabajo, educación, culto, entre otros”, indican los obispos.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación