Dona ahora!

‘Mi cardenalato es un reconocimiento a la Iglesia de Uruguay’

Entrevista con el arzobispo de Montevideo, desde mañana cardenal Sturla

Daniel Fernando Sturla Berhouet, será el segundo cardenal en la historia de Uruguay. Este salesiano, de 55 años y arzobispo de Montevideo, recibirá este sábado la birreta roja de manos del santo padre Francisco.

Como futuro cardenal está participando del Consistorio sobre la reforma de la Curia. ZENIT ha tenido ocasión de entrevistarlo para comentar cómo está viviendo su nombramiento y los desafíos que se encuentra ahora mismo en la Iglesia de Uruguay. El futuro cardenal se prepara para el día de mañana con oración y vive este momento como un reconocimiento del papa Francisco a la Iglesia uruguaya. Y se siente como un chico que va a comenzar la escuela con una mezcla de expectativas, ganas, entusiasmo y algo de miedo, pero con confianza en Dios.

¿Cómo ha sido la experiencia de participar por primera vez en un Consistorio?
— Los nuevos cardenales hemos sido recibidos con un gran sentido de acogida de los cardenales mayores. También la presencia del Papa ha sido muy positiva presidiendo con mucha caridad, ha sido muy bueno.

En cuanto a los temas de la reforma de la Curia, hoy se habló mucho de los cambios en la economía y administración de la Santa Sede, que son temas sin duda muy complejos. Pero se ve que se ha trabajado muy bien sobre todo para procurar esa transparencia que todos queremos en las finanzas de la Iglesia.

¿Cómo ha vivido este tiempo desde que fue anunciada su creación como cardenal?
— Lo he vivido con mucha alegría y con sencillez porque lo entiendo como un reconocimiento del papa a la Iglesia en mi país. Yo llevo muy poquito de arzobispo, solamente un año, y tan solo tres de obispo. Por eso creo que es un reconocimiento del papa Francisco a la Iglesia uruguaya, cosa que me deja muy contento y también a los uruguayos.

Y mañana, de manos de Francisco, usted será creado cardenal ¿cómo se está preparando personalmente para este momento?
—  Me estoy preparando -aunque me hubiera gustado tener más tiempo- con oración. No he tenido mucho tiempo porque este mes, desde el anuncio del papa Francisco hasta hoy, ha sido muy intenso en actividades misioneras, con los seminaristas, en distintas realidades pastorales que he vivido. Pero me estoy preparando como un chico que va a comenzar la escuela y que tiene como una mezcla de expectativas, de ganas, de entusiasmo, algún miedo… pero todo esto vivido desde Dios y por lo tanto sabiendo que estamos en las manos de Él, en las manos de la Santísima Virgen. Así que de la mano de Dios y de la Virgen uno se puede encontrar bien siempre.

Hablando de Uruguay en concreto, ¿cuáles son los desafíos a los que siente que se enfrenta ahora?
— El gran desafío de mi país desde el punto de vista de la vida cristiana es la secularización muy fuerte que el Uruguay sufrió hace más de 100 años y que caló muy hondo en la cultura uruguaya. Así, Uruguay es el país con menos católicos y con más ateos y agnósticos de América Latina. Junto a eso está el tratar de llegar a los barrios populares con el anuncio de la fe porque se trabaja mucho desde el punto de vista social –la Iglesia en Uruguay tienen muchas obras sociales– pero cuesta bastante llegar, sobre todo a los jóvenes. Por otro lado la Iglesia continúa con otro desafío que tiene que es también una transparencia grande en todos los aspectos de su vida: ya sea en las relaciones de unos y otros, ya sea en los aspectos económicos –la Iglesia nuestra es una Iglesia pobre, austera– por eso mismo nos tiene que llevar a que todo sea vivido y realizado de forma transparente con sentido evangélico.

Finalmente otro desafío grande son sin duda las vocaciones religiosas y sacerdotales, así como las de laicos comprometidos con la vida de la Iglesia y la vida de la gente.

Entonces yo iría por ahí: una evangelización más fuertemente misionera en un ambiente secular y en una sociedad plural, una transparencia en todos los aspectos de nuestra vida y el tema vocacional.

Dentro de poco se cumplen dos años del pontificado de Francisco, primer Papa latinoamericano, ¿Cómo se está viviendo esto en América Latina?
— Se está viviendo con muchísima esperanza y alegría porque el papa Francisco ha traído un aire fresco a la vida de la Iglesia, un aire de renovación, de sencillez, de Evangelio; todo eso ha sido muy positivo. Pero también aire de continuidad con lo que han hecho otros grandes papas, como han sido todos los últimos papas que hemos tenido. Pero cada uno imprime a la historia y a la realidad que les toca vivir unas líneas particulares. Creo que esta de la sencillez, la alegría y la transparencia evangélica es muy propia de Francisco.

Hace poco que el Santo Padre confirmó que viajará a Latinoamérica, aunque Uruguay tiene que esperar un poco más, ¿cómo se preparan para recibir al Santo Padre?
— ¡En Uruguay lo esperamos para el año que viene! Así que confiamos que esta llegada a América Latina va a ser sin duda muy importante para los latinoamericanos, sobre todo para los países que lo van a recibir. Mientras tanto vamos caldeando el corazón para recibirlo con mucho fervor el próximo año si Dios quiere.

About Rocío Lancho García

Burgos, España Master online en Dirección Comercial y Marketing IMF y Universidad San Pablo CEU, España, 2012; Grado de Periodismo, Universidad Pontificia de Salamanca, España, 2004-2011; licenciatura Comunicación Social Institucional, Universidad Pontificia de la Santa Cruz, Roma, Italia, 2007-2009.  Coordinadora web www.hijasdejesus.org, mayo 2012-julio 2015; Argenta Comunicación, ejecutiva de cuentas junior, marzo-octubre 2012; Asociación de Autismo de Burgos, voluntaria departamento de comunicación nov 2011-feb 2012; Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, asistente de Oficina de Prensa, jul-agosto 2011; Universidad Pontificia de la Santa Cruz, traductora de informes italiano-español; Agencia Fides, Roma, traductora de noticias italiano-español; H2O News, Roma, asistente Departamento de Archivo; diócesis de Burgos, asistente de Oficina de Prensa, julio-agosto 2008; HM Televisión, Roma, reportera y cámara, oct 2006-jun 2007.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación