Dona ahora!

Monseñor Blázquez: «ETA debe desaparecer cuanto antes»

Declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal Española

MADRID, martes, 11 septiembre 2007 (ZENIT.orgVeritas).- El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez afirmó esta tarde, momentos antes de su participación en el XVI Curso de Formación de Doctrina Social de la Iglesia sobre «La actual situación democrática en España», que «ETA debe desaparecer cuanto antes, sin contrapartidas y de una forma total e inmediata» y aseguró que el nuevo comunicado de la banda terrorista «no añade sustancialmente nada».

Monseñor Blázquez manifestó su «cercanía a las víctimas del terrorismo de ETA y a los que padecen sus amenazas».

ETA amenazó el domingo en un comunicado con continuar perpetrando atentados y se atribuyó la responsabilidad de las explosiones en Belagua, Navarra, al paso del Tour de Francia en julio; el coche bomba en la casa cuartel de la Guardia Civil en Durango y la explosión de una furgoneta en Castellón, ambos en agosto, y el ataque de la semana pasada en La Rioja.

Respecto a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, monseñor Blázquez dijo que la CEE no se ha decantado por ninguna medida en especial y afirmó que apoya «la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones».

El presidente de la CEE inauguró el Curso de Doctrina Social de la Iglesia haciendo un recorrido por las aportaciones de la Iglesia en el proceso democrático de España y aseguró que a este proceso ayudó muchísimo el Concilio Vaticano II.

Monseñor Blázquez sostuvo que la Encíclica «Gaudium et Spes» fue una declaración importante sobre «cuáles eran las actitudes hacia la normalidad» y destacó el bagaje de los documentos y reflexiones de la Iglesia en España en ese período, recordando la «gran coherencia de todos los documentos».

Asimismo, expresó que la Iglesia no ha retirado su actitud de «contribuir a que la democracia sea cada vez más cualificada».

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación