Dona ahora!

Monseñor Reig Pla: ‘El cristianismo está llamado a redimir la sociedad’

El obispo de Alcalá de Henares presenta el libro ‘Beato Pablo VI. Escritos esenciales’ del dominico José Antonio Martínez Puche

El obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, ha comentando al papado de Pablo VI, en la presentación del libro “Beato Pablo VI. Escritos esenciales”, que tuvo lugar este miércoles en Madrid.

“Todas las ideologías han caído”, advirtió monseñor Reig Pla, recordando la época de Pablo VI en plena Guerra Fría. “Hoy hay un cóctel establecido, de raíces marxistas y liberales, que es la ideología de género. Pero Benedicto XVI nos dice que la muerte de Dios supone la muerte del hombre, porque sin Dios el hombre se queda sin origen, sin meta y sin fundamento. Igual que en época de Pablo VI no se veía lo que había tras el Muro de Berlín, este sistema que nos tiene hoy enmarañados no quiere que veamos lo que hay hoy. Por ejemplo, el sistema no quiere nuevos comensales en nuestras mesas, quiere acabar con la pobreza acabando con los pobres. El ébola en África, si hubiese allí buenos hospitales, no estaría como está”, reconoció el prelado.

Asimismo indicó que “por eso el cristianismo está llamado a redimir todas las sociedad y épocas. Y en el caso de España, pensemos si no necesitamos hoy que se proclame la verdad íntegra de la Doctrina Social de la Iglesia en la política y las instituciones”. 

 El obispo de Alcalá hizo estas estas declaraciones en la presentación del libro “Beato Pablo VI: escritos esenciales” (Vozdepapel), del dominico José A. Martínez Puche, este martes 21 de octubre en el auditorio de Santa María del Monte Carmelo.

Reig Pla especificó lo que es una ideología: “una idea se convierte en ideología cuando exacerba una parte de la verdad y no responde a la experiencia humana”. Y añadió que “todas las ideologías han caído. Pensamos en la aparatosa caída del Muro de Berlín, pero el destrozo que causa el neoliberalismo o neocapitalismo es igual, o incluso peor que el sistema marxista, porque no sólo afecta a la conducta, sino que entra en el alma. El liberalismo individualista exalta el individuo, olvidando que somos seres familiares, no individuos aislados”.

Abordando la  enseñanza de la encíclica  Humanae Vitae precisó que no trataba sólo “del sexto mandamiento”, sino que tenía todo un enfoque social que luego recogería, por ejemplo Benedicto XVI en “Caritas in Veritate”. “Benedicto XVI en Caritas in Veritate habla de la bioética como tema central de nuestra época. Muchos lo ven como un tema de sexto mandamiento, de moral personal, y así lo han tratado en catequesis, en escuelas. Pero se equivocan. Hay que desprivatizar el hecho del matrimonio y la familia, ¡es una cuestión social!”, observó el prelado de la diócesis madrileña  de Alcalá. 

Por otro lado, el obispo afirmó que “no hay posibilidad de estado de derecho mientras no se defienda el derecho a la vida naciente y terminal. No hay sociedad justa sin el elemental derecho a la vida. No vivimos juntos porque haya un contrato social como decía Rousseau. Vivimos juntos por la vocación a la sociabilidad que tiene el hombre, que es un reflejo de la Trinidad. Todo se cae abajo si no hay respeto a la dignidad de la vida humana”.

Sobre el “tormento” o “martirio” de Pablo VI habló también el autor de la obra que se presentaba, el dominico José A. Martínez Puche. 

Puche explicó que “me atreví a hablar de Pablo VI como Papa y mártir. Si no fue mártir es porque Dios no quiso, porque sufrió un atentado y el domingo veíamos su camiseta ensangrentada como reliquia en el Vaticano. Su amigo de infancia Aldo Moro, dirigente italiano de los más respetados de la Democracia Cristiana fue asesinado seis meses antes de morir el Papa. Pablo VI había escrito una carta a los terroristas de las Brigadas Rojas unos meses antes y la respuesta de ellos fue el asesinato de Aldo Moro”.

 “Lo que escribió Pablo VI hoy sigue siendo de gran valor y actualidad”, concluyó Martínez Puche.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación