Dona ahora!



La próxima semana se creará el Foro Juan Pablo II, que, según su impulsor, el padre José Aurelio Martín Jiménez, busca ser «uno de esos nuevos areópagos de la cultura de los que, tantas veces, ha hablado Juan Pablo II, convencidos con él de que una fe que no se hace cultura y vida es una fe muerta».

La iniciativa ha surgido de un grupo de personas que comparten «una honda preocupación por la vivencia no sólo privada sino publica de la fe» y que «quieren hacer llegar esta preocupación y convicción a una sociedad que parece haber perdido la certeza de que la fe puede ser algo que queda relegado a la conciencia intima de cada cual, al santuario de la vida privada».

La inauguración del Foro correrá a cargo del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, quien pronunciará la primera conferencia, el próximo 24 de abril, a las ocho de la tarde, titulada «El Papa viene a España. Por qué y para qué».

Tras esta primera iniciativa, el Foro se reunirá en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción, en la calle Goya, un jueves al mes a las ocho de la tarde.

Se puede solicitar más información en el 91 577 34 38 o en la propia parroquia.

Nace en Madrid el «Foro Juan Pablo II» para impulsar el pensamiento cristiano

MADRID, 16 abril 2003 (ZENIT.org).- La quinta visita que Juan Pablo II realizará a España entre el 3 y el 4 de mayo ya ha comenzado a traer sus primeros resultados, antes, incluso, de que comience.

La próxima semana se creará el Foro Juan Pablo II, que, según su impulsor, el padre José Aurelio Martín Jiménez, busca ser «uno de esos nuevos areópagos de la cultura de los que, tantas veces, ha hablado Juan Pablo II, convencidos con él de que una fe que no se hace cultura y vida es una fe muerta».

La iniciativa ha surgido de un grupo de personas que comparten «una honda preocupación por la vivencia no sólo privada sino publica de la fe» y que «quieren hacer llegar esta preocupación y convicción a una sociedad que parece haber perdido la certeza de que la fe puede ser algo que queda relegado a la conciencia intima de cada cual, al santuario de la vida privada».

About Redaccion

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación