Dona ahora!

El ataque terrorista en Copenhague, Dinamarca, ha unido a los judíos y musulmanes de Noruega, que el sábado pasado se unieron en la capital del país. Así entorno a la sinagoga de Oslo, tomados de la mano formaron un cordón humano alrededor del templo para indicar el deseo de protegerlo.

Un signo de solidaridad a través del cual los jóvenes musulmanes de Oslo quisieron mostrar su apoyo a la comunidad judía, después del atentado del pasado 15 de enero a una sinagoga en Dinamarca, que mató a dos personas e hirió a otras cinco.

A la iniciativa a la que se sumaron personas de otras confesiones religiosas, tomaron parte unas dos mil personas, indicaron los organizadores. Entre ellos la joven Atif Jamil, que declaró a AFP: “Queremos demostrar que estamos al lado del pueblo judío y que queremos protegerlo. No queremos en Noruega a extremistas que piensen pueden hacer lo que quieren contra la gente común”. La idea ha sido: “decir a los terroristas y extremistas que si quieren herir a nuestros hermanos y hermanas, antes tienen que pasar sobre nosotros”.

Por su parte, el director de la comunidad judía, Ervin Kohn --refiere Radio Vaticano-- ha definido esta cadena humana como un hecho positivo, para reducir sobre todo las tensiones y los prejuicios que existen entre musulmanes y judíos.

Noruega: judíos y musulmanes unidos para defender la sinagoga de Oslo

Un signo de solidaridad, después de los atentados de Copenhague

El ataque terrorista en Copenhague, Dinamarca, ha unido a los judíos y musulmanes de Noruega, que el sábado pasado se unieron en la capital del país. Así entorno a la sinagoga de Oslo, tomados de la mano formaron un cordón humano alrededor del templo para indicar el deseo de protegerlo.

Un signo de solidaridad a través del cual los jóvenes musulmanes de Oslo quisieron mostrar su apoyo a la comunidad judía, después del atentado del pasado 15 de enero a una sinagoga en Dinamarca, que mató a dos personas e hirió a otras cinco.

A la iniciativa a la que se sumaron personas de otras confesiones religiosas, tomaron parte unas dos mil personas, indicaron los organizadores. Entre ellos la joven Atif Jamil, que declaró a AFP: “Queremos demostrar que estamos al lado del pueblo judío y que queremos protegerlo. No queremos en Noruega a extremistas que piensen pueden hacer lo que quieren contra la gente común”. La idea ha sido: “decir a los terroristas y extremistas que si quieren herir a nuestros hermanos y hermanas, antes tienen que pasar sobre nosotros”.

Por su parte, el director de la comunidad judía, Ervin Kohn –refiere Radio Vaticano– ha definido esta cadena humana como un hecho positivo, para reducir sobre todo las tensiones y los prejuicios que existen entre musulmanes y judíos.

About Redaccion

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación