Dona ahora!

Obediencia del nuevo presidente de la Conferencia episcopal de Brasil al Papa

Confesiones tras su elección

SAO PAULO, jueves, 9 mayo 2007 (ZENIT.org).- «Con temor y temblor asumo la noble y difícil misión de presidente de la CNBB. Sólo acepté esta responsabilidad tan grande que ahora recae sobre mis frágiles hombros porque, por encima de todo, confío en la gracia del Señor», confiesa monseñor Geraldo Lyrio Rocha, arzobispo designado Mariana (MG) y elegido nuevo presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil (CNBB).

Monseñor Geraldo Lyrio interpreta su elección «para este servicio en la CNBB como expresión de la voluntad de Dios que se manifestó en la elección hecha por los hermanos en el Episcopado».

«La responsabilidad es enorme. Los desafíos cada vez mayores. La misión es exigente. La Iglesia en Brasil espera mucho de sus pastores», afirmó el nuevo presidente del organismo episcopal.

El arzobispo elegido de Mariana afirmó en su alocución el compromiso de empeñarse en que la Conferencia Episcopal cumpla su misión, conforme a sus estatutos y reafirmó su obediencia al Santo Padre: «Con afecto y veneración, expresamos nuestra obediencia y fidelidad al sucesor de Pedro, y nuestro propósito sincero de caminar siempre en estrecha comunión con la Sede Apostólica y el Colegio universal de los obispos».

Al final de su discurso, agradeció la presidencia que supone su mandato de cuatro años e invocó la bendición de Dios y la intercesión de Nuestra Señora Aparecida para los trabajos que desempeñará en los próximos cuatro años.

El arzobispo fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal el 3 de mayo con el 92% de los votos de la asamblea plenaria general de los obispos en sustitución del cardenal Geraldo Majella Agnelo, arzobispo de Salvador de Bahía.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación