Dona ahora!

Ordenamiento Jurídico vaticano: reedición anastática del original de 1932

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 13 febrero 2006 (ZENIT.org).- Por primera vez desde 1932 se ha republicado en edición anastática el Ordenamiento Jurídico del Estado de la Ciudad del Vaticano redactado entonces por Federico Cammeo, catedrático de la Universidad de Florencia.

Dichas disposiciones jurídicas fueron escritas inmediatamente después de la creación del Estado de la Ciudad del Vaticano en 1929.

Publicado por la Libreria Editora Vaticana –y presentado el pasado 3 de febrero–, el libro incluye una presentación, fechada el 27 de abril de 2005, del cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado del Vaticano.

«La obra presenta en su integridad las líneas originales y clarísimas del ordenamiento que Pío XI quiso dar, en el momento de la fundación, al nuevo Estado, surgido para asegurar, como se lee en la Premisa del Pacto Lateranense, “a la Santa Sede la absoluta y visible independencia” y “garantizarle una soberanía indiscutible también en el campo internacional”», escribe el purpurado.

El libro fue escrito por Federico Cammeo, quien no era católico; éste, según el cardenal Sodano, con su trabajo «brindó un servicio de incomparable valor a la Santa Sede».

Tras una introducción, dos libros forman el volumen reeditado. El primero habla del Ordenamiento Constitucional de la Ciduad del Vaticano, con sus orígenes, los órganos y poderes fundamentales y las fuentes del Derecho.

El Libro II trata del Orden Administrativo: en primer lugar centrado en el Derecho Administrativo, y en segundo lugar en las actividades del Estado en sus diversas manifestaciones de la vida social.

El apéndice estudia el desarrollo del Estado Vaticano desde sus orígenes en 1929 e incluye las reformas de Pío XII, Pablo VI y Juan Pablo II.

La obra, de más de 600 páginas, se presenta para estudiosos y profesionales como una fuente de profundización en un modelo moderno de representación orgánica del Derecho positivo de un Estado.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación