Dona ahora!

Peregrinación juvenil a la tumba del promotor de la Legión de María

El Siervo de Dios Alfonso Lambe extendió su legado espiritual en América

BUENOS AIRES, miércoles, 9 septiembre 2009 (ZENIT.org).- El próximo 12 de septiembre se celebrará la VI Peregrinación Juvenil a la tumba del Siervo de Dios Alfonso Lambe, en el cincuentenario de su fallecimiento.

Este año -informa a ZENIT Rubén González, de la Legión de María- “queremos que sea especial”. Tendrán como lema “Con María te ofrecemos el mundo”, “ya que a ejemplo de Alfonso queremos darle todo a Nuestro Señor por medio de la Virgen María: nuestros trabajos, nuestras familias, nuestra juventud, los esfuerzos del día a día”.
 
Por estar este año dedicado a los sacerdotes, los organizadores quieren “invitar muy especialmente a éstos a la caminata como ejemplo de amor a María y a los hermanos”.
 
Como cada año, partirán a las 8,30 horas, el 12 de septiembre, desde la catedral de Nuestra Señora de la paz de Lomas de Zamora hasta el cementerio de la Recoleta, donde celebrarán la Santa Misa a las 16 horas.
 
Durante el recorrido todos los jóvenes repartirán estampas y folletos sobre Alfonso Lambe “para difundir su vida y ayudar a la causa de canonización, ya que creemos con mucha fe que Alfie es modelo de santidad para los legionarios y para todos los jóvenes del mundo”.
 
Alfonso Lambe, nacido en Tullamore, Irlanda, el 24 de junio de 1932, ingresó a los 14 años en el Noviciado de los Hermanos de La Salle. Pero no pudo continuar por enfermedad. Ingresó en la Legión de María, que, como explica esta asociación: “será su camino, su pasión y su altar, en el que ofrendará su vida en holocausto de amor”.
 
En la Legión, Alfonso se ofreció voluntario para ser enviado a América del Sur. Realizó una gran labor de extensión de la Legion de María en Ecuador y dejó su legado espiritual también en Perú, Bolivia, Argentina, Uruguay, Paraguay y Centroamérica. Murió el 21 de enero de 1959.
 
Para más información: www.alfonsolambe.org.
 

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación