Dona ahora!

El Papa junto al cardenal Angelo De Donatis © Vatican Media

Roma: El cardenal De Donatis agradece la “oración incesante” de la diócesis

Mensaje de Pascua del vicario desde el hospital

(zenit – 8 abril 2020).- El cardenal Angelo De Donatis, vicario del Papa para la Diócesis de Roma, se encuentra hospitalizado en el Hospital Universitario Fondazione Agostino Gemelli IRCCS desde el lunes 30 de marzo por COVID-19.

Su condición está mejorando y hoy, 8 de abril de 2020, ha escrito un mensaje de agradecimiento y buenos deseos para la Pascua a toda la comunidad diocesana, indica el Vicariato de Roma a través de una nota.

Oración incesante

De este modo, el cardenal se dirige a los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas y a todos los hijos del Pueblo de Dios que viven en Roma, enviándoles “mi agradecimiento por la poderosa e incesante oración que he escuchado en estos días de sufrimiento y enfermedad”.

“A la acción de gracias que surgirá de vuestras celebraciones a Dios Padre, uníos a mi oración llena de gratitud por la conmovedora experiencia de comunión espiritual que he podido vivir en estos días de hospitalización, sintiéndome sostenido y consolado por la oración de todos vosotros que habéis estado cerca de mí”, apunta.

Agradecimientos

Asimismo, el cardenal vicario para Roma, se muestra “muy agradecido a nuestro Obispo Francisco por su oración, por la cercanía y paternidad que me mostró también en esta ocasión”

“Gracias a Dios me estoy curando y dentro de poco me darán el alta. Toda mi gratitud a los médicos, enfermeras y todo el personal sanitario del Policlínico Agostino Gemelli que se están ocupando  de mí y de tantos otros pacientes, con gran competencia y demostrando una profunda humanidad, animados por los sentimientos del buen samaritano”, añade.

Mensaje de Pascua

“El primer día de los ázimos, los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron: ‘¿Dónde quieres que te preparemos el lugar para que puedas celebrar la Pascua?’. Y él respondió: ’Id a la ciudad, a cierto hombre, decidle: ‘El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; celebraré la Pascua con mis discípulos en tu casa’”. Los discípulos hicieron lo que Jesús les había ordenado y prepararon la Pascua (Mt 26, 17-19)”, reza el primer párrafo del mensaje de Pascua del cardenal Angelo de Donatis.

“Estas palabras, proclamadas en el relato de la Pasión del evangelista Mateo, resuenan en mi corazón acompañadas de una inmensa gratitud”, expone el vicario. En pocas horas, “gracias a la Liturgia que nos hace contemporáneos de Cristo, reviviremos en la fe el Misterio Pascual del Señor Jesús, con nuestra historia y trayéndola a nuestro presente”, añade.

“Hacer la Pascua”

Meditando sobre la cuestión de la celebración de la Pascua, “a la luz de la experiencia de la enfermedad”, el prelado asegura haber percibido claramente “cómo ninguno de nosotros puede realmente preparar la Pascua sin reconocer que, en primer lugar, es Jesús quien desea ardientemente ‘hacer la Pascua’ con nosotros”.

Para ello, indica que “solo debemos aceptar la Gracia y entrar en el Misterio Pascual de Cristo, ‘que murió por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación’”.

“¡Dejemos que el Señor, a través de su amor misericordioso, sane nuestras enfermedades y consuele los dolores que llevamos en nuestros corazones”, exhorta el cardenal De Donatis.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación