Dona ahora!

Encuentro con los refugiados que llegaron de Lesbos © Vatican Media

Migración: La Iglesia, llamada a dar “consuelo, auxilio y acogida”

Mensaje del Consejo del Sínodo

(zenit – 17 febrero 2020).- La Secretaría del Consejo del Sínodo recuerda que la Iglesia “está llamada a ofrecer consuelo, auxilio y acogida a todos aquellos que sufren de una manera u otra” y “se identifica con el pobre, el pequeño y el extranjero, considerando parte de su misión profética el compromiso de levantar su voz contra la injusticia, la explotación y el sufrimiento”.

El XV Consejo Ordinario de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, presidido por el Papa Francisco y reunido en Roma los días 6 y 7 de febrero de 2020, reflexionó, entre otros asuntos, sobre las consecuencias del fenómeno migratorio en curso en diferentes regiones del planeta.

Así ha informado la Oficina de la Santa Sede a través de un comunicado publicado hoy, 17 de febrero de 2020.

Igualmente, el Consejo de la Secretaría del Sínodo de Obispos pide que los gobiernos locales “aborden las situaciones que obligan a las personas a abandonar sus hogares” , así como “vigilancia contra el tráfico de personas y  compromiso para promover el fin de los conflictos que causan tanto sufrimiento”.

Efectos devastadores

De acuerdo al citado comunicado, las guerras, las desigualdades económicas, la búsqueda de trabajo y de tierras más fértiles, la persecución religiosa, el terrorismo, la crisis ecológica, etc., son causas por las que muchas personas se ven obligadas a trasladarse a otro país desde su lugar de origen.

“Los efectos suelen ser devastadores. Las personas están desorientadas, las familias destruidas, los jóvenes traumatizados y los que se quedan en casa, inducidos a la desesperación. A veces estas personas sufren en los campos de refugiados y algunos incluso terminan en la cárcel. Las mujeres y los jóvenes se ven obligados a ejercer la prostitución; son objeto de abusos físicos, sociales y sexuales. Los niños son separados de sus padres y privados del derecho a crecer en la seguridad de una familia unida”, denuncia el texto.

Finalmente, la Secretaría del Consejo del Sínodo confía a estas personas que sufren a María, “Madre de la humanidad, que fue la primera en experimentar el dolor de tener que dejar su casa y su país junto a su familia en busca de seguridad y  de paz”.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación