Dona ahora!

Solemne misa en el Vaticano por la fiesta de S. Pedro y S. Pablo

Imposición del palio a 24 obispos metropolitas. Presente la delegación ortodoxa enviada por Bartolomé I

La celebridad de san Pedro y san Pablo, introducida desde los orígenes de la Iglesia y reunificada por Pablo VI en una misma fiesta como era originariamente, fue celebrada este domingo en Roma, en la basílica de San Pedro.

Estaba presente la delegación ortodoxa enviada por el patriarca Bartolomé I, y encabezada por su eminencia Ioannis (Zizioulas) metropolita de Pérgamo y co-presidente de la Comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa.

Cuando el papa Francisco ingresó a la basílica, el Coro Pontificio de la Capilla Sixtina junto al Coro Sinodal del Patriarcado de Moscú cantaron ‘Tu es Petrus‘, y el Santo Padre al pasar delante del enviado Ioannis le saludó con un ceremonioso beso y abrazo.

La misa de la presente solemnidad se caracterizó por la imposición del palio, un ornamento introducido en el IV siglo, que se pone sobre los hombros y entorno al busto, que simboliza el yugo de Cristo, y la lana recuerda a la oveja perdida, y al pastor que al mismo tiempo es el Cordero de Dios.

Los dos corderos de cuya lana se tejerán los palios son criados por los monjes benedictinos. Las monjas del monasterio de Santa Cecilia los tienen en un segundo momento hasta cuando les tosan y con su lana los confeccionan.

El Santo Padre al inicio de la misa bendijo los palios que habían sido depositados a los pies de la tumba de san Pedro y los impuso uno a uno a los 24 obispos metropolitas, de los cuales 21 presentes. Entre ellos dos de Brasil, uno de Chile y uno de Costa Rica.

La famosa estatua de bronce de san Pedro, ubicada al lado derecho de la basílica, estaba vestida con una tiara y paramentos púrpura y dorado, colores también también usados aunque con paramentos más sobrios, por el Papa y los obispos.

En su homilía el Santo Padre citando el estribillo del salmo: «El Señor me libró de todos mis temores», indicó: “Aquí está el problema para nosotros, el del miedo y de los refugios pastorales. Nosotros -me pregunto- queridos hermanos obispos, ¿tenemos miedo?, ¿de qué tenemos miedo? Y si lo tenemos, ¿qué refugios buscamos en nuestra vida pastoral para estar seguros? ¿Buscamos tal vez el apoyo de los que tienen poder en este mundo? ¿O nos dejamos engañar por el orgullo que busca gratificaciones y reconocimientos, y allí nos parece estar a salvo? Queridos hermanos obispos, ¿dónde ponemos nuestra seguridad?”.

El papa Francisco añadió: “El Señor repite hoy, a mí, a ustedes y a todos los Pastores: «Sígueme»”. Y recordó que “nos sentimos interpelados por el ejemplo de san Pedro a verificar nuestra confianza en el Señor”.

Y concluyó recordando el mandato de Jesús: “Sígueme en la predicación del Evangelio. Sígueme en el testimonio de una vida que corresponda al don de la gracia del bautismo y la ordenación. Sígueme en el hablar de mí a aquellos con los que vives, día tras día, en el esfuerzo del trabajo, del diálogo y de la amistad. Sígueme en el anuncio del Evangelio a todos, especialmente a los últimos, para que a nadie le falte la Palabra de vida, que libera de todo miedo y da confianza en la fidelidad de Dios. ¡Tú sígueme!”.

Al concluir la santa misa, el papa Francisco invitó al metropolita ortodoxo y juntos bajaron a la cripta en donde se encuentra la tumba de san Pedro. Ambos oraron algunos instantes en silencio. Al salir nuevamente se intercambiaron un abrazo y beso de paz. El Santo Padre invitó nuevamente al enviado de la Iglesia ortodoxa, a salir juntos de la basílica, y en este tramo se detuvieron unos instantes delante de la imagen de bronce del apostol Pedro. 

Ver las fotos en facebook

Leer el texto completo de la homilía

About Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación