Dona ahora!

El norte de Europa responde con dureza ante la llegada de refugiados

Mientras sigue creciendo el número de víctimas en el mar, Suecia y Filandia pretenden expulsar a decenas de miles de solicitantes de asilo. Alemania suspende la reagrupación familiar y Dinamarca aprueba una ley para confiscar bienes a las personas que lleguen al país