Dona ahora!
Audiencia General 14/2/2018 © Vatican Media

Audiencia General 14/2/2018 © Vatican Media

“Tiempo de silencio para sedimentar en el corazón lo que se ha escuchado”

Audiencia General: Resumen de la catequesis en español

(ZENIT – 14 feb. 2018).- “En la Misa –ha anunciado Francisco– tras la proclamación de las lecturas bíblicas y de la homilía, guardamos un tiempo de silencio para que se pueda sedimentar en el corazón todo lo que se ha escuchado y se concreten propósitos de adhesión a lo que el Espíritu sugiere a cada uno”.

El Papa Francisco ha reflexionado esta mañana, en la Audiencia General, sobre el Credo y la Oración Universal, tercera parte de la Liturgia de la Palabra, continuando el ciclo de catequesis que dedica a la Santa Misa.

La Audiencia General se ha celebrado en la mañana del miércoles, 14 de febrero de 2018, en la plaza de San Pedro, bajo un cielo gris y húmedo, con la participación de miles de peregrinos procedentes de España, Latinoamérica, Brasil, Portugal, Francia, Polonia, Italia y otros.

El Santo Padre ha explicado que al recitar el Credo, la Asamblea litúrgica da su asentimiento y “su respuesta a la Palabra de Dios” que se ha proclamado, y vuelve a meditar y “profesar los grandes misterios de la fe” antes de celebrarlos en la Eucaristía.

Este Símbolo –el Credo– pone de manifiesto la unión entre el Bautismo y la Eucaristía. La “fe de todo bautizado se inserta en la fe recibida de los apóstoles” y su unión a Cristo “se actualiza en la celebración de la Eucaristía”, ha señalado el Pontífice.

Respuesta a la Palabra de Dios

En la Eucaristía, después del Credo tiene lugar la la oración universal. Esta “expresa la respuesta a la Palabra de Dios, que ha sido acogida con fe”, ha indicado Francisco.

En esta oración, los fieles se dirigen a Dios con la confianza de ser escuchados en sus peticiones, y “hacen suya la mirada de Dios”, que se preocupa de todos sus hijos.

Caravaca de la Cruz

El Papa ha saludado a los peregrinos de lengua española provenientes de España y América Latina, y de modo particular al grupo de peregrinos de Caravaca de la Cruz, con su Obispo Mons. José Manuel Lorca.

Al darles la bendición, ha expresado: “Hoy, miércoles de Ceniza, al comenzar el tiempo de Cuaresma, tiempo de gracia y de misericordia, le pedimos a la Virgen María que nos ayude a prepararnos para celebrar la pascua de Cristo con un corazón purificado”.

About Rosa Die Alcolea

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación