Dona ahora!

Todos pueden vivir un compromiso misionero, reconoce un javeriano español

Narra su experiencia en Sierra Leona en la rehabilitación de «niños soldado»

MADRID, viernes, 22 octubre 2004 (ZENIT.org).- Para Luis Pérez Hernández, misionero javeriano que ha dedicado los últimos años a «reinsertar en la sociedad a los niños soldados» en Sierra Leona durante la guerra, «el compromiso misionero de cada uno está en trabajar por un mundo mejor».

Con estas palabras compartió con la agencia Veritas su experiencia en vísperas de que la Iglesia universal celebre la Jornada Misionera Mundial el próximo domingo.

En Sierra Leona «tratábamos de hacer una pastoral de acogida, de solidaridad. Era una pastoral de emergencia porque la situación de guerra así lo requería», recordó.

El misionero atendía una zona de una parroquia donde había varios campos de refugiados. Al ser lugares de paso, «a veces había 200 cristianos, otras 50 y otras incluso 1.000».

Los misioneros javerianos tenían un programa de rehabilitación de niños soldados en un centro. Concluyó al finalizar la guerra.

En él «reintegraban a los niños soldados en la sociedad», enseñándoles que podían «tener otra vida, no sólo la que tenían con la guerra y la violencia». Les ofrecían además la posibilidad de estudiar.

«Nuestra finalidad era reunificarlos con la familia y darles una pequeña ayuda para que pudieran recomenzar su vida», explicó Luis Pérez Hernández.

En su opinión, «cuando hablamos de los misioneros, hablamos de personas que están allí, pero esas personas no pueden hacer mucho sin el compromiso de la gente de aquí».

En este sentido aludió a que «muchas de las guerras que existen tienen algunas de sus causas en el llamado primer mundo, es decir, el comercio injusto, el tráfico de armas, etc., hacen que estos países no encuentren soluciones a sus problemas, así que el compromiso misionero de cada uno aquí está también en trabajar por un mundo mejor y porque estos países reciban un trato más justo y más solidario».

«Si nosotros desde aquí no tenemos una relación de igual con ellos, esos países siempre tienen todas las de perder», alertó.

Sobre la actualidad de la misión, aseguró que «todos los cristianos estamos convencidos de que el Evangelio es una buena respuesta al mundo y por eso damos estos valores desde la motivación de Jesús».

«Sentimos que Él nos da la posibilidad de ser personas nuevas y por eso se lo ofrecemos a los demás y al mundo, y luego, el que quiere, responde», constató.

«Los cristianos debemos tomar conciencia de que, si para nosotros Jesús significa algo, lo debemos dar a conocer», concluyó.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación