Dona ahora!

Un agustino, obispo de Tarazona

El padre Eusebio Ignacio Hernández Sola trabajaba en el Vaticano desde 1975

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 30 de enero de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha nombrado nuevo obispo de la diócesis de Tarazona al padre Eusebio Ignacio Hernández Sola, de la congregación de los Agustinos Recoletos, en la actualidad jefe de departamento en la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, según informó este sábado la Oficina de Información de la Santa Sede.

La diócesis de Tarazona se encontraba vacante desde el traslado de monseñor Demetrio Fernández González a la sede de Córdoba, de la que tomó posesión el 20 de marzo de 2010.

El padre Eusebio Ignacio Hernández Sola nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. A los 12 años ingresó en el seminario de los padres Agustinos Recoletos en Lodosa (Navarra) y posteriormente en el Colegio de Fuenterrabía (Guipúzcoa), donde cursó los estudios secundarios y de Filosofía.

Realizó el noviciado en Monteagudo (Navarra) y continuó los estudios de Teología en Marcilla (Navarra), donde emitió la profesión simple el 30 de agosto de 1964 y la solemne el mismo día tres años más tarde. También en Marcilla recibió la ordenación sacerdotal el 7 de julio de 1968.

Además es licenciado en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Comillas, sede de Madrid (1968-1971) y en Derecho Civil y Abogacía por la Universidad Complutense de Madrid (1969-1974).

Finalizados los estudios, impartió clases de Derecho Canónico en el Teologado Agustiniano de Marcilla, para después trasladarse a Roma donde trabaja, desde el año 1975, en la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y de las Sociedades de Vida Apostólica.

En esta Congregación vaticana ha desempeñado los cargos de adjunto de Secretaría de segunda clase (1975-1986); adjunto de Secretaría de primera clase (1986-1988); ayudante de estudios (1988-1995) y jefe de departamento, que es el cargo que ocupa en la actualidad.  

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación