Dona ahora!
Logo de la Cumbre Mundial Humanitaria

Logo de la Cumbre Mundial Humanitaria

Una delegación vaticana participará en la Cumbre Humanitaria Mundial

El cardenal Parolin, monseñor Auza y monseñor Tomasi acuden a Estambul del 23 al 25 de mayo. Está previsto un vídeo mensaje del Papa

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- La Cumbre Humanitaria Mundial que se realizará del 23 al 25 de mayo en Estambul, contará con la presencia de una delegación vaticana de “alto nivel”, con tres miembros de la Santa Sede.

La comisión estará formada por el secretario de Estado, Pietro Parolin; el observador permanente en las Naciones Unidas (ONU) de Nueva York, monseñor Bernardito Auza y el observador permanente emérito de la ONU en Ginebra, monseñor Silvano Maria Tomasi, hoy miembro del Pontificio Consejo Justicia y Paz .

Lo ha indicado este jueves el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, añadiendo que, para la ocasión, “está previsto un vídeo mensaje del papa Francisco”.

La Cumbre Humanitaria Mundial que se celebrará por primera vez fue convocada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en la conclusión de su segundo mandato. El objetivo de la cumbre es “individuar nuevas modalidades y actitudes para afrontar las situaciones de crisis y salvar muchas vidas humanas del hambre, las enfermedades y las crisis humanitarias”.

Por su parte, el papa Francisco, en su discurso al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede para la felicitación del año nuevo, el 11 de enero de este año, indicó que la Santa Sede espera que la primera Cumbre Humanitaria Mundial pueda “en medio del actual y triste cuadro de conflictos y desastres”, tener éxito “en su intento de colocar a la persona humana y su dignidad en el centro de cualquier respuesta humanitaria”. Se hace necesario –precisó el Santo Padre– un compromiso común que acabe decididamente con la cultura del descarte y de la ofensa a la vida humana, de modo que nadie se sienta descuidado u olvidado, y que no se sacrifiquen más vidas por falta de recursos y, sobre todo, de voluntad política.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación