Dona ahora!

Una oleada de jóvenes visitará las diócesis españolas

Miles de peregrinos del mundo acogidos para compartir

MADRID, viernes 8 de julio de 2011 (ZENIT.org).- Centenares de miles de jóvenes que llegarán a España en las jornadas previas el encuentro con Benedicto XVI en Madrid, se distribuirán por todas las diócesis para entrar en contacto con las realidades de la Iglesia local. Serán acogidos por coetáneos, familias, movimientos, asociaciones y fuerzas vivas eclesiales.

Ya se ultiman los preparativos para acoger a cuatro mil jóvenes en la diócesis de Córdoba. Los chicos serán atendidos en los hogares de cientos de familias y vivirán una experiencia de convivencia y comunión con los fieles cordobeses.

Está previsto que acudan jóvenes de Portugal Francia, Italia, Grecia, y países latinoamericanos como Argentina, Ecuador, Perú o Brasil; y también Estados Unidos, Canadá, Australia Corea del Sur, Irak, Polonia, Rusia etc.

La Delegación de Juventud de Córdoba prepara un programa extenso de eventos. Los jóvenes llegarán el 11 de agosto a las parroquias, donde se reunirán con las familias de acogida. Del 12 al 15 de agosto, se organizarán diversas actividades desde vigilias de oración hasta conciertos.

372 peregrinos de 17 países llegarán a Jaén del 11 y 15 de agosto.Provienen deAlemania, Argentina, Bangladesh, Ecuador, México, Pakistán, Paraguay, Perú, Portugal, República Democrática del Congo, República Dominicana, Senegal, Sudáfrica, Ucrania y Venezuela, entre otros.

La diócesis de Asidonia-Jerez acogerá a jóvenes procedentes en su mayoría de Latinoamérica. Dispondrán de hogares familiares en los que serán recibidos. La falta de alguna familia más invita a un nuevo llamamiento, en especial para unas 110 personas pendientes.

Son colombianos, salvadoreños y guatemaltecos, especialmente. Y ya existen cifras de cuántos y en qué fechas serán acogidos en lugares como Algodonales, Arcos, Bornos, Chipiona, Costa Ballena, El Puerto de Santa María, Alcalá del Valle, Jerez de la Frontera. Olvera, Puerto Serrano, Rota, Sanlúcar, Ubrique y Villamartín.

Más de un millar de jóvenes acudirán a Cáceres, aunque la cifra puede subir a dos mil. El Ayuntamiento colabora con la Diócesis de Coria-Cáceres en estos actos. Del 11 al 15 de agosto, ha puesto a disposición de la diócesis servicios municipales como un escenario para la actuaciones en el Parque del Rodeo y otro en el Pabellón Multiusos, servicios sanitarios y WC, así como la utilización de las instalaciones del parque, los pabellones municipales ‘Serrano Macayo’ y el del barrio de El Vivero, sillas para actos en el Pabellón Multiusos y la colaboración de los operarios municipales para labores de intendencia.

El ayuntamiento ofrecerá billetes de autobús y entradas a las piscinas municipales gratis para los jóvenes y sus acompañantes, desde el 11 al 15 de agosto. Unos dos mil jóvenes de Francia, Brasil, Filipinas, Australia o Polonia llegarán a Cáceres, y el día 14 se concentrará el mayor número de actividades en la ciudad.

Unos trescientos jóvenes de Francia, Honduras y Samoa estarán en Navalmoral y su zona a mediados de agosto para participar en las actividades que precederán a la JMJ. Llegarán el 11 de agosto y en su mayoría serán acogidos por familias. También serán franceses los acogidos en Jarandilla de la Vera y Peraleda de la Mata, mientras que los hondureños se alojarán en domicilios de Aldeanueva, Madrigal, Pasarón, Tiétar y Pueblonuevo.

La comisión organizadora de los denominados Días en las Diócesis hace un nuevo llamamiento a las familias del Campo Arañuelo y la Vera que estén interesadas en acoger a estos chavales. Para ello solo tienen que pedir la ficha de inscripción en sus parroquias.

Castilla y León recibirá, entre el 9 y el 23 de agosto, una avalancha de visitantes. Se espera que unos cien mil jóvenes lleguen a la región. 75.000 ya están inscritos en las diócesis de la comunidad, pero se espera que otros muchos vengan por libre.

De todas las provincias, Ávila, por su proximidad a Madrid, será la que más visitantes reciba y ultima los preparativos para acoger a unos trece mil peregrinos. Salamanca acogerá a tres mil que visitarán la capital, Alba de Tormes y Ciudad Rodrigo, del 11 al 15 de agosto.

El desembarco de jóvenes redundará en la depauperada economía local y especialmente en el mundo de la hostelería. Ya son varios los hoteles de la ciudad consultados que afirman no disponer de plazas para esos días desde hace semanas.

De las trece mil personas que se esperan en Ávila, unas cinco mil dependerán de la diócesis. Unas seis mil acudirán por libre y gestionarán por su cuenta sus alojamientos. A ello hay que sumar otros 1.500 peregrinos franceses, que visitarán Ávila del 22 al 23 de agosto. En este caso, el Obispado también se encargará de facilitarles la estancia.

Del 12 al 14 de agosto, la capital abulense acogerá el Congreso Mundial de Universidades Católicas, en el que se espera contar con unos 1.500 asistentes. El día 16,  se desarrollará el I Encuentro Internacional Teresiano.

Alcalá de Henares será una de las ciudades de la región madrileña que alojará hasta ocho mil a dormir. Principalmente serán de Murcia, Valencia y Castellón y, para ello, se habilitarán gimnasios de colegios e institutos y pabellones.

Los miembros de la corporación municipal vienen reuniéndose con la Diócesis de Alcalá, una de las tres de la región –junto a la de Getafe y Madrid capital– que prevé acoger un total de 16.000 peregrinos.

La Comunidad de Madrid cederá gratuitamente más de 800 colegios y centros públicos para el albergue de peregrinos, y ayer mismo se envió una carta a los centros educativos y pabellones de la ciudad complutense que están habilitados para poder hacerlo.

Aunque no será hasta finales de julio cuando se estime cuántos hacen falta, algunos ya tienen la confirmación de que servirán como refugio para los visitantes durante un encuentro que cerrará en la capital el papa Benedicto XVI.

Varias localidades catalanas presentarán el aspecto de pequeñas sucursales de la ONU. Al menos cuarenta mil jóvenes católicos de todo el mundo harán escala unos días en diócesis de Cataluña. Los organizadores estiman que entre 40.000 y 60.000 personas –entre visitantes y autóctonos– asistirán a la misa conjunta el sábado 13 de agosto en el Forum de Barcelona. “En Barcelona hemos notado el tirón de la visita del Papa a la Sagrada Familia, hace semanas que están cerradas las inscripciones; hay un doble atractivo, la ciudad en sí y la basílica de Gaudí”, afirma la diócesis.

La capital catalana acogerá a quince mil jóvenes de 62 países, con abundante presencia italiana, alemana, francesa, estadounidense y australiana. Tarragona acogerá a seis mil, la mayoría franceses, italianos, belgas, eslovacos y checos, pero también ecuatorianos, canadienses y polacos.

Entre los grupos más pequeños y que vienen de lejos, destacan: 300 indonesios en Barcelona; 40 de las islas Seychelles en Guissona, y 50 indios en La Pobla de Segur (localidades ambas del obispado de Urgell, que acoge a más de dos mil jóvenes); y un grupo de Papúa-Nueva Guinea que estará en Sant Feliu de Llobregat.

La diócesis de Cartagena es una de las dos diócesis de España que ha sido seleccionada para que un joven voluntario participe en una comida con el papa en representación de los jóvenes españoles. La elegida es Aurora Almagro, directora en funciones del Centro Diocesano de Pastoral Juvenil.

Aurora, de 20 años, está acabando Magisterio de Inglés. Feligresa de la parroquia de San Benito, en su labor como voluntaria de la JMJ coordina a los voluntarios de la Vicaría de Murcia y mantiene el contacto con los peregrinos que vendrán desde otras diócesis del mundo en agosto.

Según ha comunicado, Aurora siente “gran alegría e ilusión de poder representar a los jóvenes de España ante Benedicto XVI”. Asimismo, manifiesta su “agradecimiento por haberle dado esta oportunidad”.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación