Dona ahora!

Vida y familia: una clave para discernir el año electoral de Uruguay

A propuesta de la Conferencia Episcopal uruguaya, que ha renovado sus cargos

FLORIDA, 14 noviembre 2003 (ZENIT.org).- Los obispos de Uruguay sugieren a los fieles que analicen la actitud de partidos y candidatos ante cuestiones como el respeto de los derechos humanos –incluido el de la vida— o el apoyo a la familia para enfrentar con un criterio formado el período electoral que vivirá el país en 2004.

Elecciones internas en los partidos, elecciones nacionales y municipales convocarán a los uruguayos a las urnas, y «en una sociedad cada vez más plural, es muy importante elegir bien a quienes deberán asumir la grave responsabilidad de ejercer la función compleja y difícil de gobernar», subraya el episcopado.

Por ello, al finalizar su II Asamblea Anual –celebrada en la ciudad de Florida–, los obispos de Uruguay han difundido una «reflexión pre-electoral» en la que ofrecen criterios para discernir las posiciones de partidos, candidatos y programas.

El respeto de «todos» los Derechos Humanos, «universales e indivisibles, tal como han sido propuestos por el magisterio de la Iglesia, incluyendo el respeto de la vida humana desde el momento de su concepción hasta su término natural» encabeza la lista de temas de reflexión.

A éste se añade «el derecho a brindar a los hijos una educación acorde con las propias convicciones religiosas o filosóficas».

«Respecto a quienes se postulan nuevamente a un cargo legislativo: ¿cuál ha sido su voto frente a los proyectos de ley sobre estos temas?», preguntan los obispos uruguayos.

Otra clave a considerar en los candidatos es su apoyo a «ese bien fundamental de la sociedad que es la familia, fomentando su estabilidad y fecundidad» y a la educación, «en apertura a los auténticos valores y a la dimensión trascendente del ser humano».

En el terreno económico y social se deben analizar «las propuestas para impulsar un país productivo» teniendo en cuenta el desempleo, la precariedad laboral y la pobreza.

En ese capítulo se deben incluir las propuestas de impulso del medio rural y la consideración de los problemas relacionados con el medio ambiente.

Igualmente hay que analizar las actitudes que demuestren «la búsqueda de auténtica paz social basada en la justicia y no en la mera represión» y aquellas que intenten «una integración regional y americana» «que no derive en una entrega de soberanía», como es la «preocupante propuesta del ALCA» (Área de Libre Comercio de las Américas), advierten los prelados.

De los candidatos se pide honestidad en su vida y el «cumplimiento de sus promesas electorales» en el ejercicio de sus cargos. Además, los obispos sugieren que se observe la actitud de candidatos y partidos frente al fenómeno de la corrupción.

Próximamente, los prelados uruguayos ofrecerán unas «Pautas de Reflexión» para todos los que quieran profundizar en la responsabilidad social del cristiano en vista del año electoral.

Nuevas autoridades de la Conferencia Episcopal Uruguaya

Al finalizar la II Asamblea Anual de obispos de Uruguay, se dio a conocer también el nombramiento de las autoridades que dirigirán la Conferencia Episcopal Uruguaya durante el trienio 2004-2006.

Como presidente ha sido elegido el obispo de San José de Mayo, monseñor Pablo Galimberti, quien será acompañado por el obispo de Florida, monseñor Raúl Scarrone, en la vicepresidencia. El obispo de Melo, monseñor Luis del Castillo, es el nuevo secretario general del organismo.

Igualmente fueron elegidos los responsables de cada una de las comisiones en que está dividido este episcopado.

Más información en www.iglesiauruguaya.com.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación