José Antonio Varela Vidal – ZENIT – Espanol https://es.zenit.org El mundo visto desde Roma Mon, 07 Dec 2020 18:11:05 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.4.7 https://es.zenit.org/wp-content/uploads/sites/3/2020/07/723dbd59-cropped-f2e1e53e-favicon_1.png José Antonio Varela Vidal – ZENIT – Espanol https://es.zenit.org 32 32 La Familia Paulina dedica un año de amplia promoción de la Biblia https://es.zenit.org/2020/12/07/la-familia-paulina-dedica-un-ano-de-amplia-promocion-de-la-biblia/ Mon, 07 Dec 2020 18:11:05 +0000 https://es.zenit.org/?p=213351 50 aniversario de la muerte del beato Alberione

The post La Familia Paulina dedica un año de amplia promoción de la Biblia appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 7 dic. 2020).- En medio de la actual coyuntura de pandemia, en que la enfermedad y la muerte rondan la vida de la humanidad entera, hemos sido testigos de un anuncio que alienta, que orienta y también salva. Nos referimos a la inauguración, días atrás, del “Año Bíblico de la Familia Paulina”.

No ha podido ser más preciso el momento -cuando el aislamiento es sinónimo de seguridad y protección-, para tener la convicción de que las palabras de san Pablo son eternas: “La palabra de Dios no está encadenada”.

zenit conversó al respecto con el hermano José Ignacio Pedregosa, director general del Centro Bíblico San Pablo de España, para conocer detalles de esta iniciativa, que coincide con el año de preparación al cincuentenario del fallecimiento del beato Santiago Alberione, fundador de la Familia Paulina, a conmemorarse en noviembre del 2021.

***

zenit: ¿Por qué dedicar un año entero para promover la Biblia?

José Ignacio Pedregosa: El amor y el interés por la Palabra de Dios siempre ha estado presente en la Familia Paulina. Nacimos de la Eucaristía y la Palabra. Y este año queremos que sea para nosotros un recuerdo y un compromiso de la misión que tenemos de vivir y difundir la Palabra de Dios, con los medios más rápidos y eficaces.

zenit: San Pablo decía que “la Palabra de Dios no está encadenada” ¿Qué podría encadenarla en nuestros días?

José Ignacio Pedregosa: Sobre todo, el egoísmo y la falta de caridad. Egoísmo que es pensar únicamente en nosotros mismos y en nuestros intereses. Y falta de caridad, que es no estar dispuesto a acompañar, sostener, ayudar a quien más lo necesita y que, seguramente, tenemos muy cerca.

zenit: ¿Se puede encontrar una explicación en la Biblia a tanto dolor por los muertos y enfermos del COVID-19?

José Ignacio Pedregosa: Más que explicación, podemos encontrar actitudes de cómo vivir esos momentos. Y creo que hemos de vivirlos con aceptación, que no significa resignación, sino que significa acoger los acontecimientos tal como vienen y poner los medios para superar la situación. Y todo ello, desde la esperanza, es decir, desde la confianza y la convicción firme de que esto pasará. Nosotros como creyentes esa esperanza la tenemos depositada en Dios, que continúa caminando al lado de su pueblo. A todo ello, en este tiempo de Adviento que estamos viviendo, nos pueden ayudar los profetas.

zenit: El lema del Año Bíblico es “Para que la Palabra del Señor siga avanzando” ¿Cómo se puede contribuir a que esto sea una realidad?

José Ignacio Pedregosa: Creo que ante todo y, sobre todo, con el testimonio. El testimonio gozoso y vivencial de las actitudes vitales de Jesús de Nazaret. Que transmitamos a la gente que nos rodea, sobre todo el amor y la misericordia de Dios. Que noten en nuestras vidas, que intentamos cada día ser mejores personas, que queremos y ponemos los medios para dejarnos transformar por Cristo en verdaderos discípulos suyos.

zenit: Hablemos del logotipo, que es muy simbólico. Hay un sembrador, un atleta, unas semillas lanzadas al viento, colores… ¿Qué simboliza todo esto?

José Ignacio Pedregosa: El sembrador, diseñado en posición de caminar, de correr, de avanzar, e inclinándose hacia adelante, esparce con su mano diez semillas, que simbolizan a las diez ramas de la Familia Paulina. Los diferentes tamaños y direcciones de las semillas indican sus diferentes habilidades y las diversas esferas sociales en las que son llamadas a plantar la Palabra del Señor. El rojo, por último, es el color de la sangre, el color universal del celo y la pasión. Esto nos lleva e impulsa a fijar la mirada en una meta: que la Palabra del Señor se pueda difundir por todos los lugares del mundo, a tiempo y a destiempo.

zenit: En los documentos de convocatoria se distingue el deseo de la Familia Paulina por verificar un cambio, una renovación del apostolado bíblico ¿Cuál es la necesidad?

José Ignacio Pedregosa: La mayor necesidad de hoy, con respecto al apostolado bíblico, es dar a conocer más y mejor la Sagrada Escritura, acercarla a nuestros fieles de las parroquias, a nuestros grupos parroquiales, a los colegios e institutos y, en definitiva, a toda persona de buena voluntad que quiera acercarse a la Palabra.

zenit: ¿Por qué los católicos no están tan familiarizados con la Palabra de Dios? ¿Qué sugieres para “perderle el miedo” a la Biblia?

José Ignacio Pedregosa: Tú lo has dicho, yo creo que los católicos no estamos tan familiarizados con la Biblia, precisamente por desconocimiento y por miedo. Es muy probable, que no hayamos estimulado suficientemente a los “cristianos de a pie” a acercarse a la Biblia. Creo que es importante que los acerquemos a la Biblia y que le ayudemos a profundizar en ella, y, sobre todo a vivenciarla.

zenit: ¿Desde que edad un niño debe acercarse a la lectura de la Palabra?

José Ignacio Pedregosa: Yo creo que puede hacerlo desde la más tierna infancia. Hay diversas ediciones adaptadas de la Sagrada Escritura para niños. Creo que muchas historias de la Biblia se le pueden contar de la misma manera que muchas veces les contamos otras narraciones. Lo importante, es adaptar a su edad y conocimiento esos relatos.

zenit: ¿Qué rol cumplen las películas, los juegos y los contenidos bíblicos en redes sociales?

José Ignacio Pedregosa: Creo que tienen un papel importantísimo e imprescindible, aunque complementario. Hoy día, quien no está en el mundo de la comunicación, sobre todo en las redes, no existe. Pero todo ello es un instrumento, un medio, para que cualquier persona pueda acercarse a la lectura de la Biblia.

zenit: Para alcanzar estos y otros objetivos, una respuesta concreta ha sido la creación del Centro Bíblico San Pablo en España… Pasado un año ¿Cómo evalúas el trabajo y cuales son los principales desafíos?

José Ignacio Pedregosa: La andadura que hemos comenzado puedo decirte que ha sido apasionante, aunque no exenta de dificultades propias de toda obra de apostolado que empieza. Hemos afianzado un poco nuestra estructura y los objetivos que queremos alcanzar. La pandemia nos ha frenado algunas iniciativas y hemos tenido que reinventarnos de alguna forma. El principal desafío es seguir acercando la Palabra de Dios de manera asequible, sencilla y pastoral a toda persona que quiera aproximarse a su lectura o a profundizar en su estudio, todo ello desde esa perspectiva pastoral que te comentaba más arriba.

zenit: ¿Qué actividades organizarán a nivel local con motivo del Año Bíblico y cómo se puede participar?

José Ignacio Pedregosa: Nuestro “buque insignia” es la revista Biblia Viva, que se distribuye gratuitamente en las Librerías San Pablo y Paulinas. Ahora estamos intensificando nuestra presencia en redes con el evangelio diario, la lectio divina semanal, algunas charlas sobre Biblia, sobre todo en Facebook, donde estamos presente como Centro Bíblico San Pablo–España. Quisiéramos iniciar algún curso bíblico on line y nos gustaría pronto podernos encontrarnos de manera presencial para organizar cursos, encuentros, jornadas, etc. Yo aconsejaría a cualquiera que estuviese interesado, a que esté atento a nuestro perfil de Facebook, que allí iremos colgando todas las actividades que vayamos programando.

zenit:  Finalmente, ¿con qué libro recomendarías acercarse, con decisión, a la lectura cotidiana de la biblia?

José Ignacio Pedregosa: Yo diría que el mejor libro para acercarse a la Sagrada Escritura es la propia Biblia. Hoy día hay ediciones estupendas. Por supuesto yo recomiendo la Biblia de Editorial San Pablo, ante todo por la traducción y los comentarios. Yo aconsejaría que antes de enfrentarnos al texto en sí, leamos las introducciones a los libros, leer las notas a pie de página, los textos paralelos… En definitiva, familiarizarse con la propia Biblia. Respecto a un método para la lectura cotidiana de la Biblia, nosotros tenemos colgado un video muy interesante sobre el método Verdad, Camino y Vida para la lectura de la Sagrada Escritura. Invito a los lectores a que lo visionen. Y, mucho más importante, me gustaría invitar a todos a la lectura de la Biblia.

Puede seguir el Centro Bíblico San Pablo-España aquí

The post La Familia Paulina dedica un año de amplia promoción de la Biblia appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Venerable Doroteo Hernández: Fundador de un carisma fiable https://es.zenit.org/2020/11/05/venerable-doroteo-hernandez-fundador-de-un-carisma-fiable/ Thu, 05 Nov 2020 10:01:11 +0000 https://es.zenit.org/?p=209885 29 años de su muerte

The post Venerable Doroteo Hernández: Fundador de un carisma fiable appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 5 nov. 2020).- En el contexto de la reciente publicación del Motu proprio Authenticum charismatis del Papa Francisco, referido a la fundación de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, surge la figura indiscutible del venerable sacerdote español, Doroteo Hernández Vera, quien este 6 de noviembre cumplirá 29 años de su partida al cielo.

Venerable Doroteo Hernández

Venerable Doroteo Hernández

Como fundador en diciembre de 1937 del Instituto Secular Cruzada Evangélica, actualmente presente en siete países de tres continentes, respondió en su momento a la voluntad del santo padre, expresada en la carta descrita líneas arriba: “Los fieles tienen derecho a ser advertidos por los pastores sobre la autenticidad de los carismas y la fiabilidad de los que se presentan como fundadores”.

Un río desbordado

Nacido en la ciudad española de Soria, Matute,  el 28 de marzo de 1901, la vida del niño Doroteo transcurrió en una familia muy religiosa y abnegada.

Después de terminar sus estudios, que él mismo ayudó a solventar con su trabajo, fue ordenado sacerdote diocesano el 23 de marzo de 1926, a la joven edad de 25 años. Algún tiempo después, sería probado en su fe y fidelidad a la Iglesia…

Como todos sabemos, en plena Guerra Civil española, la Iglesia y sus ministros fueron perseguidos y martirizados. Uno de estos valientes fue el padre Doroteo, quien de modo clandestino -y con la identidad cambiada-, se las ingeniaba para celebrar la Misa a diversas comunidades de católicos.

Por ello, en abril de 1937 fue apresado, torturado y conducido a la prisión de Santander. Allí, junto a otros cinco detenidos compartió una pequeña celda acondicionada en un pasillo, en la que tuvo que acomodarse dentro de un espacio de 4.25 metros de largo por 1.80 de ancho.

Una cruzada de amor

Librado de la prisión de modo milagroso en agosto del mismo año 1937, sacó fuerzas y, a modo de recuperación del tiempo perdido, ejerció con pasión el apostolado de visita a los reclusos, en especial a los condenados a muerte.

Retomó también el seguimiento pastoral y espiritual de un grupo de jóvenes españolas, a quienes invitaba a vivir una vida sencilla, donde la Eucaristía fuese el centro de sus vidas. El fin era hacer llegar el amor de Dios a los ambientes más difíciles y necesitados del anuncio del Evangelio.

Brotó entonces la semilla de lo que sería un instituto de laicas consagradas, llamado Cruzada Evangélica, el cual cuenta entre sus destacadas historias a la hoy sierva de Dios, Ascensión Sánchez, joven española fallecida en 1946.

Fue así que, probado en el sufrimiento, la persecución y las privaciones, el fundador dejó un invalorable legado a la Iglesia. La inspiración de este hombre santo se ha visto cristalizado con obras en el campo sanitario, educativo y social, en países siempre misioneros como el Perú, Bolivia, Guatemala, República Democrática del Congo, Zambia y España.

Quienes viajen a Madrid, pueden visitar en la ciudad de Coslada la tumba del venerable Doroteo Hernández, ante la cual se puede orar por su pronta beatificación.

Para conocer más del Instituto Secular Cruzada Evangélica, haga clic aquí.

The post Venerable Doroteo Hernández: Fundador de un carisma fiable appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Los 100 años de san Juan Pablo II https://es.zenit.org/2020/10/23/los-100-anos-de-san-juan-pablo-ii/ Fri, 23 Oct 2020 14:41:42 +0000 https://es.zenit.org/?p=208666 Celebración de su fiesta en su Centenario

The post Los 100 años de san Juan Pablo II appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 23 oct. 2020) -. En medio de acciones urgentes para salvaguardar la vida humana frente a la COVID-19, se viene celebrando un año jubilar por el Centenario del nacimiento de san Juan Pablo II, que bien puede destacarse a nivel local con diversas celebraciones.

Ayer, 22 de octubre, fue su memoria litúrgica y, tanto su figura, como su mensaje, volvieron a tener una resonancia mundial.

Resulta que los católicos y muchos en el mundo lo recuerdan aún, como a alguien que siempre tuvo un mensaje orientador para los hombres y mujeres de su tiempo, especialmente, en lo referido a la proteccción de todas las etapas de la vida humana. Y también porque lo hizo hasta el final, hasta que no pudo más…

“Con la fuerza de un gigante”, describió el papa emérito Benedicto XVI este largo pontificado de 27 años, durante el cual reivindicó la esperanza del hombre en Cristo, “con una tendencia irreversible” que nadie pudo detener. Fue algo que no lo consiguieron frenar ni las balas, ni la censura y, menos aún, su larga enfermedad.

San Juan Pablo Magno     

Es evidente que el papa Wojtyla utilizó su posición y su experiencia para impregnar las culturas con la naturalidad y la convicción de su ser cristiano, con un auténtico celo por la casa de Dios.

¿Por qué sus actividades se convirtieron en los sucesos más multitudinarios del planeta? y, ante su muerte, ¿por qué fue tan llorado? o, en sus exequias, ¿acaso no fue el más aplaudido, mientras se pedía su Canonización inmediata?

Digamos que todo esto sucedió porque animó y sostuvo a los cristianos -libres o impedidos de expresar su fe-, a través de aquel llamado inicial: “¡No tengan miedo!”.

Su discurso llenó al mundo de valentía, porque esa voz provenía de alguien que había sentido miedo frente a la persecución de dos dictaduras, en las cuales vio de cerca la carestía, la clandestinidad y el temor del Estado. Nadie olvidará que hasta al papado llegó un obispo venido de lejos, probado en su fe, cuyos estudios eclesiásticos debió hacerlos desde las catacumbas. Sería en medio de esas privaciones, desde donde se erguiría como artífice de la paz y la libertad en su natal Polonia. Luego de la elección papal, visitaría el país ocho veces, entre 1979 y 2002.

Durante los años de pontificado dejó un legado conformado por catorce encíclicas, quince exhortaciones apostólicas y cientos de mensajes, cartas y discursos a la humanidad. Entrañables fueron sus cartas a los niños, a las mujeres y a las familias, solo por citar algunas.

A esto hay que sumarle -entre otras innovaciones-, el Código de Derecho Canónico vigente, el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, así como el Catecismo de la Iglesia Católica y las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), de las cuales es su indiscutible patrono.

Un hombre de diálogo

Con esa autoridad bien ganada pudo hablar, alzar la voz y reclamar en casi todos los idiomas conocidos por las diversas culturas. Tuvo un liderazgo de servicio, que le permitía retomar la senda del diálogo e invocar la tolerancia hacia las minorías étnicas o religiosas. A él, no lo han elevado a los altares solo en tanto papa sino, principalmente, en cuanto fue un hombre valiente, sacrificado y tenaz al proponer la fe en la que creía.

Para alcanzar aquello, varios testigos aseguran que san Juan Pablo II rezaba día y noche, una costumbre de la que no se alejó nunca, ya que mientras estaba más enfermo, ¡más se arrodillaba!

Siempre habló a la mente y al corazón sin medias tintas; para eso, aprendió lenguas difíciles y lejanas, a fin de comunicarse mejor en sus viajes al África, Asia, Oceanía o a América Latina. Justamente este último lugar, al que él mismo llamó el “Continente de la Esperanza”, sintió su cercanía y presencia en las asambleas del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) de Puebla (1979) y Santo Domingo (1992), que luego devinieron en importantes documentos orientadores.

Hoy se puede constatar que todo lo que aportó a su tiempo, lo hizo sin violentar ninguna cultura ni credo, ni menos aún a alguna raza. Lo obtuvo de manera intuitiva, como quien sabe dejar la huella de Dios en todo ser y cultura que se abre al creador, y que acepta purificarse por medio de un Evangelio que libera y reconcilia a la vez.

Esto se cristalizó en sus cientos de viajes, mediante los cuales dejó para la posteridad mensajes, imágenes, cantos en su honor, estadios y plazas perennizadas, universidades y seminarios, coronados todos estos con su escudo, que llevaba de modo filial la M de María.

Junto a ello, el mundo lo seguirá recordando como aquel que pidió perdón por los excesos de la Iglesia y reinvindicó a Galileo. Entretanto, abría un espacio fresco al magisterio medioambiental, lo que abonó de modo favorable para que los esfuerzos del Papa Francisco dieran la certeza de la continuidad.

Las reliquias del santo se veneran hoy en un altar lateral de la basílica de San Pedro en el Vaticano. Allí lo visitan diariamente cientos de fieles, para encontrarse con su “papa amigo”.

The post Los 100 años de san Juan Pablo II appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Finanzas: Corresponsabilidad de los fieles en las parroquias https://es.zenit.org/2020/10/06/finanzas-corresponsabilidad-de-los-fieles-en-las-parroquias/ Tue, 06 Oct 2020 09:54:08 +0000 https://es.zenit.org/?p=206580 Artículo publicado por la Arquidiócesis de Miami

The post Finanzas: Corresponsabilidad de los fieles en las parroquias appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 6 oct. 2020).- La participación de los fieles es de vital importancia para hacer crecer la cultura de la corresponsabilidad y de la ayuda a las necesidades de la Iglesia en las parroquias, según el documento “La conversión pastoral de la comunidad parroquial al servicio de la misión evangelizadora de la Iglesia”, difundido en julio pasado por la Santa Sede.

José Antonio Varela, ofrece el siguiente artículo referido a las finanzas en las parroquias, especialmente en este tiempo de pandemia, publicado en la página web de la arquidiócesis de Miami, Estados Unidos.

***

En medio de la crisis sanitaria generada por el COVID-19, que ha sembrado dolor y pérdidas humanas y materiales, circuló en las redes sociales el mensaje de auxilio de un párroco. No era por un hospitalizado impedido de pagar su internamiento, ni tampoco para enterrar a otro feligrés que se llevaba esta pandemia. En este caso era porque se le habían acabado los recursos para sostener su parroquia, ubicada en la periferia norte de Lima, y que junto a otro sacerdote tiene a su cargo una población de 40,000 fieles.

Su agobio era debido a que, ante la casi nula colaboración económica de la feligresía, que ya no asiste a la Misa dominical ni solicita servicios a la parroquia, se había quedado sin los recursos necesarios para algunos gastos fijos. Entre estos figuraban la luz, agua, gas, teléfono, internet, impuestos municipales, pago de personal, alimentación y contribución a la diócesis.

Pero el asunto no terminaba allí, debido a que su lista de necesidades contenía también los gastos de la liturgia, muy activa en estos tiempos de Misas transmitidas vía internet. El repertorio de su llamado contenía los gastos de cirios, hostias, vino, flores, lavado de manteles y demás útiles de sacristía.

Y también sumaba a quienes en esta época, tocan las puertas de las parroquias, como son los indigentes, enfermos, ancianos, inmigrantes, desempleados… En suma, todos aquellos “que tendrán siempre cerca”, en palabras del mismo Cristo.

Trabajo comunitario

Este panorama descrito, que debe ser aún la angustia de muchísimas parroquias en el mundo entero, especialmente las diocesanas y aquellas a las que ni los obispados pueden ya contribuir con algún apoyo, nos lleva como referencia a otra parte del documento reseñado el mes pasado, con el título “La conversión pastoral de la comunidad parroquial al servicio de la misión evangelizadora de la Iglesia”.

Allí encontramos, en el capítulo 10, lo referido al Consejo parroquial para los Asuntos Económicos, como parte de los denominados “órganos de corresponsabilidad eclesial”, que junto al Consejo pastoral, le permiten respirar a la vida parroquial.

Dado que la gestión de los bienes de que cada parroquia dispone “es un ámbito importante de evangelización y de testimonio evangélico, frente a la Iglesia y a la sociedad civil”, el párroco no tendría por qué permanecer solo ante este desafío, sino que debe recibir ayuda y asesoría para administrar los bienes de la Iglesia.

Los colaboradores para este fin no solo deben ser personas generosas con su tiempo, sino también expertos y probos, para que sus análisis y consejos financieros deriven en óptimas y desinteresadas inversiones, así como en la distribución oportuna de los recursos parroquiales.

A esto hay que sumarle la necesidad de incrementar los ingresos con ideas creativas y acertadas, que lleven a equilibrar el presupuesto parroquial. Se evitaría así que los párrocos envíen mensajes de SOS cuando no tengan cómo cumplir con sus obligaciones. Viene a nuestra memoria que también, junto a los gastos ordinarios de la parroquia, algunos han asumido algún crédito hipotecario, vehicular o el pago de trabajos de remodelación, entre otros.

Según el documento en mención, estos colaboradores —en número mínimo de tres y como órgano consultivo—, deben constituir de modo oficial el “Consejo de Asuntos Económicos”, presidido por el párroco, quien no está incluido entre el grupo de miembros, sino que lo preside. Al respecto, el obispo o el mismo párroco determinarán “si ellos deben ser nombrados por él o más bien elegidos por la comunidad parroquial”.

Habrá ocasiones en que, en el interior de la comunidad parroquial, no haya quien se sienta capacitado para esta tarea de carácter financiero, por lo que la instrucción vaticana prevé que los miembros de este Consejo, no necesariamente tienen que pertenecer a la parroquia misma. E incluso contempla la posibilidad de que la misma persona pueda ser miembro del Consejo de Asuntos Económicos de varias parroquias, si las circunstancias no lo impiden.

La tarea de la corresponsabilidad

De visita a un canal de televisión católico en Sao Paulo, Brasil, me topé no solo con una obra impresionante, sino que ante mi pregunta sobre la creación y sostenimiento de semejante coloso, el sacerdote director del medio de comunicación me respondió con una frase muy sólida y alentadora: “Las obras de Dios, las sostiene el pueblo de Dios”.

Vinieron a mi mente los bingos y rifas parroquiales, el pasaje evangélico del óbolo de la viuda y hasta el diezmo bíblico. Y entendí mejor cómo un canal de televisión o, en nuestros días, las buenas redes sociales, se pueden convertir en un alimento para la vida personal y comunitaria de los fieles. Cuando esto es real, nadie les gana en generosidad a los fieles para sostener lo que debe ser perdurable.

Esta mirada en prospectiva la encontramos también en la instrucción analizada, cuando se refiere a que el Consejo de Asuntos Económicos “puede desempeñar un rol de particular importancia para hacer crecer la cultura de la corresponsabilidad, de la transparencia administrativa y de la ayuda a las necesidades de la Iglesia en las comunidades parroquiales”.

Por ello, las actividades de captación de fondos, en cualquiera de sus modalidades, es una tarea ineludible del comité dedicado a la economía, con el fin de asegurar el buen desarrollo de los servicios parroquiales y el ejercicio de la caridad.

Otro elemento de suma importancia es promover la figura del diezmo, pero no presentado como una imposición que genere miedo por el incumplimiento, sino como una pastoral que compromete a los fieles a colaborar en forma periódica. Esto permitirá darles solidez y continuidad a los servicios diversos.

Es muy conmovedor ver cómo algunas parroquias establecen un momento dentro del ofertorio de la Misa, para darles la oportunidad a los fieles de que se acerquen al altar a dejar su contribución, más que como una recolección.

Acciones de corresponsabilidad

Se habla mucho sobre las contribuciones que solicitan las parroquias para celebrar una Misa de difuntos, un matrimonio o asistir a un responso. A este respecto, el Papa Francisco ha manifestado su deseo de que no se establezcan aranceles o tarifas para los servicios requeridos por los fieles, algo que ya se hace en muchos lugares.

Hay quienes no determinan ningún aporte fijo para administrar un sacramento, dejando un margen para solicitar una contribución por elaborar partidas o pliegos matrimoniales, que tienen —eso sí— un costo mínimo por la expedición desde los obispados.

La pregunta que siempre flota en el ambiente es, si acaso se debe pedir alguna contribución económica prestablecida para los sacramentos, y la respuesta sería no. Y esto está basado en lo dicho líneas arriba, en el sentido de que si los fieles parroquiales cumplieran de modo estable y registrado con el precepto de sostenimiento de la Iglesia, ya no haría falta que aportaran más cuando quieren bautizar a sus hijos como cristianos o al dar su sí ante Dios en el matrimonio. Tampoco cuando en medio del dolor y el recuerdo, busquen en la Misa de difuntos el consuelo que les haga falta.

Transparencia y diálogo

Pero es un hecho que para mover el gran corazón del creyente, hace falta que él mismo observe las obras realizadas en la parroquia, los gastos ejecutados y las personas menesterosas atendidas, a lo que se debe sumar la imagen real de sobriedad con que viven los sacerdotes, quienes no tienen por qué estar dando señales exteriores de riqueza o excesivo confort.

Al respecto, la instrucción precisa que la transparencia ha de entenderse “no solo como una presentación formal de datos, sino (que) se trata de un modus agendi imprescindible para la credibilidad de la Iglesia”.

Con el fin de alcanzar el objetivo de la transparencia, se punanede publicar un estado de cuentas mensual y anual, el que debería ser presentado primero al obispo del lugar, especialmente el informe anual. Esto permitirá que la comunidad en su conjunto pueda estar al tanto “de cómo son administrados los bienes, cuál es la situación económica de la parroquia y de qué recursos puede efectivamente disponer”, concluye el documento.

Es un hecho que estamos en el paso de una generación y estilo de ministerio sacerdotal a otro, y así, a pocos, se podrá desterrar de la vida parroquial ese perverso refrán que tan mal advierte: “En arca abierta, hasta el justo peca”.

The post Finanzas: Corresponsabilidad de los fieles en las parroquias appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Perú: Nace el Centro Misionero San Vicente Pallotti https://es.zenit.org/2020/09/08/peru-nace-el-centro-misionero-san-vicente-pallotti/ Tue, 08 Sep 2020 11:54:14 +0000 https://es.zenit.org/?p=204141 Un brazo samaritano para los palotinos

The post Perú: Nace el Centro Misionero San Vicente Pallotti appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 8 sept. 2020).- En medio de la crisis sanitaria por la COVID-19, que ha traído dolor, muerte y elevados índices de pobreza material a los hogares, la Sociedad del Apostolado Católico ha fundado el Centro Misionero San Vicente Pallotti del Perú (CMSVPP).

El fin es satisfacer las necesidades básicas de las familias necesitadas, en aquellas parroquias donde los sacerdotes y las religiosas de carisma palotino están desempeñando su apostolado en territorio peruano, como son Vilcashuamán (Ayacucho) y San Martín de Porres (Lima Norte).

A ejemplo de san Vicente Pallotti, quien en las primeras décadas del siglo XIX en Roma creaba casas hogar para atender a los huérfanos de la guerra, el nuevo centro misionero procura reavivar la fe y encender la caridad en el mundo, de todos los modos posibles y en respuesta al carisma palotino.

Símbolo de caridad y servicio

Como toda institución que surge en la sociedad para amar y servir, el CMSVPP inaugura sus actividades en el Perú con un símbolo (logotipo), que resume su carisma y objetivos.

Las imágenes que acompañan a la sigla y al nombre del centro, representa en las manos abiertas, la confianza de quien se siente acogido, así como un sostén moral y educativo hacia los destinatarios. También está compuesto por un grupo de personas que simbolizan a la familia, como factor y eje importante de todo entorno social, creador e impulsador de valores y virtudes.

El logotipo es coronado con unos pequeños círculos tirados al viento, los cuales representan aquellos frutos que dan las familias, cuando cuentan con las herramientas adecuadas para su desarrollo.

Dignidad para todos

En palabras del sacerdote Manuel Santana, párroco de Nuestra Señora de las Misiones en San Martín de Porres, el objetivo principal es “brindar por medio de proyectos sociales, una mejor dignidad humana a las familias vulnerables, lo que nos permitirá ir un poco más allá de los servicios litúrgicos y los sacramentos que ya venimos administrando”.

“De este modo, podremos unir al apostolado una labor social en favor de los más necesitados”, añadió el también superior de los palotinos en el Perú.

Dado que el tiempo avanza y la caridad de Cristo les urge, ya se viene desarrollando una importante tarea con voluntarios y en convenio con la parroquia Nuestra Señora de las Misiones, en san Martín de Porres (diócesis de Carabayllo).

Este consiste en el acompañamiento a los niños y adolescentes en los deberes escolares y manualidades de acuerdo a las edades. A esto se suma el apoyo emocional a los padres de familia y la reflexión sobre los deberes hacia sus hijos.

Otra campaña en estos días de pandemia consiste en la recolección de víveres y ropa en la parroquia de N. S. de las Misiones, a la cual se puede contribuir llamando a los teléfonos: +51-1-6217313 / +51-992765612 / +51-921675586.

Para conocer más del carisma palotino, puede consultar aquí.

The post Perú: Nace el Centro Misionero San Vicente Pallotti appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Arzobispo Piñeiro: “En las parroquias no puede faltar el brazo samaritano” https://es.zenit.org/2020/08/17/arzobispo-salvador-pineiro/ Mon, 17 Aug 2020 07:50:48 +0000 https://es.zenit.org/?p=203028 Llamado en el ciclo de conferencias de Palotinos-Perú

The post Arzobispo Piñeiro: “En las parroquias no puede faltar el brazo samaritano” appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 17 agosto 2020).- En “común-unidad”, así pidió monseñor Salvador Piñeiro, arzobispo de Ayacucho, vivir la fe en nuestros días. Lo afirmó durante la sexta conferencia del ciclo organizado de manera virtual por los Palotinos de Perú celebrada el pasado 13 de agosto de 2020, titulada “La parroquia: Comunidad de fe y servicio”.

Durante la actividad, que forma parte del espacio “Vivifica tu fe”, el ex presidente de la Conferencia Episcopal Peruana analizó los puntos principales del documento de la Congregación para el Clero sobre la vida parroquial, publicado por la Santa Sede el 20 de julio último.

En su intervención aseguró que “La palabra de Jesús transforma al mundo”, y que esto es una de las certezas que debe provocar el Evangelio en los laicos. Otra misión que tiene la parroquia -añadió-, es “llevar los sacramentos como signos de la obra salvadora de Jesús”. Durante su exposición recordó que, desde la comunidad cristiana, “¡no puede faltar el brazo samaritano!”, en clara referencia a la obra caritativa de la Iglesia.

Destacó también la importancia de la misa dominical, dado que “en el altar colocamos todos los anhelos y esfuerzos, siendo esto la cumbre de la vida cristiana”. En otro momento de su disertación, puntualizó que la parroquia no es una oficina de trámites, ni es únicamente la casa de los sacerdotes. “Es la casa en medio de la comunidad, de la vivencia de la vida fraterna”, afirmó.

Finalmente, animó a la feligresía a promover en los niños y jóvenes las ilusiones y esperanzas del Evangelio, e invitó a seguir el próximo 27 de agosto a las 11am (hora de Lima) a un nuevo encuentro virtual, que abordará una reflexión en torno a la vida de Santa Rosa de Lima, a través de la página de Facebook Palotinos-Perú.

The post Arzobispo Piñeiro: “En las parroquias no puede faltar el brazo samaritano” appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Las nuevas Letanías Marianas revelan el corazón de la Madre de Dios https://es.zenit.org/2020/08/15/las-nuevas-letanias-marianas-revelan-el-corazon-de-la-madre-de-dios/ Sat, 15 Aug 2020 08:00:21 +0000 https://es.zenit.org/?p=202896 Artículo publicado por la Arquidiócesis de Miami

The post Las nuevas Letanías Marianas revelan el corazón de la Madre de Dios appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 15 agosto 2020)-. Hoy, en la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, Jose Antonio Varela ofrece un artículo sobre las nuevas Letanías Marianas incorporadas recientemente por el Papa Francisco, publicado en la página web de la arquidiócesis de Miami, Estados Unidos.

Días atrás reflexionaba con una persona muy mariana, acerca de la edad que tendría la Virgen María al momento de vivir la experiencia de la muerte y resurrección de su hijo Jesús. Si ella lo concibió a los 15 o 16 años y le sumamos la edad de Cristo que fue de 33, tendría menos de 50 años cuando vivió Pentecostés.

Después de esa mención en el cenáculo, no se supo más de María de Nazaret en el Nuevo Testamento. No fue sino hasta 1950 cuando el magisterio de la Iglesia —a través del Papa Pío XII—, nos puntualizó no su edad, sino su final terrenal. Esto fue posible, mediante el dogma de la Asunción de la Virgen en cuerpo y alma al cielo.

Otra parte de la conversación giró en que esta elevación debió haber sido muy pronto, pues Dios no tendría por qué postergar la coronación que le tenía reservada, como reina y madre de toda la creación que la invoca.

Rayos de luz

Por ello es natural que las Letanías Marianas hayan ido brotando desde la antigüedad, a modo de súplica, rogativa o alabanza, que no son otra cosa que los títulos y reconocimientos con que la Iglesia naciente fue reconociendo la grandeza y predilección de Dios por su madre.

Han transcurrido poco más de dos mil años y la Iglesia sigue añadiendo nuevos títulos y su gratitud a la Virgen María. En esta oportunidad, lo hace a través del Papa Francisco, quien, mediante la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha pedido al mundo entero que se añadan tres nuevas letanías para destacar aún más las características misericordiosas y consoladoras de su máxima patrona.

Fue así que mediante una carta firmada por el prefecto de dicho Dicasterio vaticano, el cardenal Robert Sarah, cuyos destinatarios fueron los presidentes de las conferencias episcopales del mundo entero, se establece la incorporación de las fórmulas “Madre de la Misericordia”, “Madre de la Esperanza” y “Alivio de los Migrantes”.

Según el mismo documento, fechado el 20 de junio último, la primera invocación se colocará después de “Madre de la Iglesia”, la segunda después de “Madre de la Divina Gracia” y la tercera después de “Refugio de los pecadores”.

Características marianas

Si bien la Iglesia contaba ya con 52 letanías, el pontificado actual ha querido plasmar en nuevas súplicas, lo que ha sido el eje del magisterio del Papa Francisco en estos siete años.

La primera, “Madre de la misericordia, refleja las enseñanzas del Santo Padre desde el inicio, esto es, de que “Dios nunca se cansa de perdonar, sino que somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón”. Por ello, tiende ese puente hacia el perdón divino que es la Virgen, quien como madre solícita movió por primera vez el corazón de su hijo, al interceder por los novios en las Bodas de Caná.

En el caso de la segunda, “Madre de la esperanza”, el papa Bergoglio confía a María todas la grandes tareas y proyectos que ha emprendido, algunos de las cuales requieren de una férrea confianza de que esperar, es creer en las promesas de Dios.

Allí están sus insistentes llamados a una cultura del encuentro, a la vivencia de un Evangelio de la alegría, a la protección del medio ambiente y hasta la misma reforma de la curia y otras estructuras eclesiales —léase parroquias, congregaciones religiosas, escuelas, medios de comunicación.

Y es la tercera, “Alivio de los migrantes”, con la que se ha completado la modificación prevista. Dicha letanía es una muestra de confianza en la intercesión de la reina del cielo, frente a un problema creciente y de mucho sufrimiento que ha demandado la intervención directa y continua del Papa. Nos referimos a esta dura realidad de desplazamiento y de falta de oportunidades, como es la migración a escala mundial.

Nuevas flores

Los cambios realizados por el Papa Francisco no han sido los únicos que han modificado el listado de Letanías Marianas Lauretanas, término este último que hace referencia al lugar donde se habrían escrito la mayoría de estas, es decir la Casa de Loreto (hoy convertida en santuario en Italia). Fue hasta este lugar, donde según la tradición, fue trasladada la morada de María, en la que recibió la visita del Arcángel Gabriel.

Con el fin de destacar más este reconocimiento, los diversos papas incorporaron nuevas letanías. Fue así que tenemos el caso del papa Pío V, quien introdujo en el siglo XVI la invocación “Auxilio de los Cristianos”. Aunque ya aparecía desde el siglo XVIII, después  de la definición dogmática de 1854 el Papa Pío IX le dio carácter absoluto a las letanías “Madre Inmaculada” y “Reina concebida sin pecado original”.

Algunas de las que se incorporaron en el siglo XX fueron “Reina de la Paz” (Benedicto XV), así como “Madre de la Iglesia” (Pablo VI) o “Reina de la Familia” (Juan Pablo II).

Alabanza y súplica

Las letanías a la Virgen María se suman a otras invocaciones que ha desarrollado la Iglesia para el Santísimo Sacramento, para los santos, al Sagrado Corazón de Jesús, a san José, entre otras de alabanza e intercesión, que forman parte de la liturgia y los sacramentales.

Es muy común que después de la bendición con la custodia, se alabe a Cristo sacramentado con letanías; también se invoca a los santos durante las ordenaciones al ministerio sagrado en sus tres grados (obispo, presbítero o diácono).

Para muchos, es usual hacerlo al final del rezo del Santo Rosario, a modo de completar los “piropos” que se han elevado a la madre de Dios en cada cuenta. Sin embargo, las letanías no tienen que formar parte de una ceremonia o de un rosario, para poder expresarlas.

Todo cristiano puede manifestar su amor a Dios, a los santos o a María, enunciándolas de modo personal o grupal, para fortalecer mejor su relación filial con lo divino.

The post Las nuevas Letanías Marianas revelan el corazón de la Madre de Dios appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Entrevista a Fernando Millán, vice postulador de la causa de canonización del beato Tito Brandsma https://es.zenit.org/2020/07/24/entrevista-al-padre-fernando-millan-vice-postulador-de-la-causa-de-canonizacion-del-beato-tito-brandsma/ Fri, 24 Jul 2020 16:28:58 +0000 https://es.zenit.org/?p=201509 Cuya fiesta es el 27 de julio

The post Entrevista a Fernando Millán, vice postulador de la causa de canonización del beato Tito Brandsma appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(zenit – 24 julio 2020). Hubo un periodista en la Iglesia, que murió asesinado en el campo de concentración de Dachau, en plena II Guerra Mundial. Su mayor delito: oponerse a que los periódicos holandeses estuvieran parametrados durante la invasión del nazismo. Y este reclamo lo hizo también en su condición de fraile carmelita, catedrático y formador de juventudes. Nos referimos al beato y mártir, Tito Brandsma.

Padre Fernando Millán

Padre Fernando Millán

Con motivo de la celebración de su fiesta, el próximo 27 de julio, a fin de conocer más sobre su proceso de canonización y los rasgos ejemplares de su figura para los tiempos actuales, zenit conversó con el sacerdote español Fernando Millán Romeral, carmelita, vice postulador de la causa desde el pasado mes de marzo.

zenit: Recién asumió usted la tarea de vice postulador de la causa de canonización del beato Tito Brandsma. ¿Cuáles son sus planes inmediatos a fin de tenerlo como santo?

Padre Millán: Yo asumí este encargo algunos meses después de terminar de ser prior general de la Orden en septiembre de 2019 y, por tanto, cuando el proceso estaba ya muy avanzado. Hay que seguir divulgando su testimonio y su mensaje para nuestro tiempo, porque ese es en definitiva el don de los santos a la Iglesia. En ese sentido, en coordinación con nuestra Postulación General en Roma, animo y doy a conocer algunas iniciativas, promuevo traducciones y publicaciones y, además, estoy preparando una nueva biografía en castellano con aparato crítico y con referencias a autores clásicos del mundo concentracionario.

zenit: ¿Qué puede adelantar, acerca de los supuestos milagros atribuidos a su intercesión?

Padre Millán: Aunque ha habido varios casos, hay un presunto milagro que está en la fase de estudio por parte de la congregación vaticana y éste es un proceso muy minucioso y preciso que requiere tiempo. Se trata de un carmelita de los Estados Unidos que tenía un cáncer de piel muy avanzado. Toda la feligresía de su parroquia se encomendó al beato Tito y, tras más de diez años, sigue muy bien. Esta es la última fase de un proceso que ha durado muchas décadas porque, en cierto modo, fue pionero, ya que se trata del primer caso que se abordó como martirio del nacionalsocialismo. Hubo algún caso anterior de víctimas del nazismo (el padre Kolbe), pero su proceso se llevó a cabo como una causa por virtudes heroicas.

zenit: ¿Por qué el mundo actual se beneficiaría con la figura y mensaje del beato Tito, si fuera incorporado de modo definitivo al libro de los santos de la Iglesia?

Padre Millán: Bueno, aparte del aspecto espiritual profundo, teologal (la intercesión, la comunión de los santos, el culto público universal, etc.), creo que la figura de Tito Brandsma constituye una llamada a la reconciliación, a la solidaridad con las minorías (se negó a obedecer ciertas normas contra los niños judíos en los colegios carmelitas), una llamada al encuentro en esta sociedad muy dividida y encrespada. Más aún, en estos tiempos tan dolorosos que estamos viviendo por la pandemia, su testimonio de esperanza en una situación terrible como la que él vivió es realmente inspirador. No se trataba solamente de un optimismo psicológico (que también lo tuvo), sino de una esperanza digamos teologal, una plena confianza en Dios, precisamente cuando todo parece hablarnos de su ausencia.

zenit: La sociedad está encrespada y hay mucha división…

Padre Millán: Creo que su testimonio es muy actual en favor de la reconciliación. Piense –por poner solo un ejemplo– que uno de sus últimos escritos, ya en la cárcel, acerca de por qué los holandeses se oponían al nacionalsocialismo, termina con una bendición de Holanda y Alemania, para que “estos dos pueblos vuelvan a caminar en paz y en libertad…”.

zenit: Dentro de la familia carmelita, usted es un profundo estudioso de la vida del padre Brandsma, ¿puede definir dos rasgos que más le han impactado de su biografía?

Padre Millán: Aparte de lo que le acabo de indicar, yo destacaría su profunda espiritualidad, no solo teórica (como profesor fue un experto en la mística renano flamenca, así como en la obra y la doctrina de Santa Teresa de Jesús), sino vital y existencial. Aunque él fue muy discreto en cuanto a su vida interior personal, ésta trasciende en los momentos dramáticos de los campos de concentración por los que pasó. Como indicó Juan Pablo II en la homilía de la beatificación: “un heroísmo tal no se improvisa”, es el fruto de una rica vida interior.

zenit: Eso impacta aún hoy… ¿y el otro rasgo?

Padre Millán: Destacaría su capacidad de diálogo, de entendimiento. Fue un hombre ecuménico en el sentido más profundo y hermoso de la palabra y no solo de teoría, sino en las altas y muy delicadas responsabilidades que desempeñó, como rector de la Universidad Católica de Nimega o como delegado del episcopado holandés para la prensa. No era fácil vivir ese espíritu de escucha y de reconciliación en aquella Europa febril y convulsa.

zenit: En el libro de su autoría, usted presenta al mártir carmelita como una “figura poliédrica”. ¿Cómo entender su versatilidad?

Padre Millán: Tito Brandsma tuvo una capacidad enorme de trabajo, al que se entregaba con gran generosidad. Quizás esa sea la clave para entender la diversidad de tareas a las que se dedicó: profesor de la universidad, rector, conferenciante, traductor y estudioso, fundador de colegios, periodista profesional y teórico del rol del periodismo y otras muchas cosas aparte de una intensa labor pastoral, muy personal, muy directa (en la línea del Papa Francisco). Si hubiera que dar una explicación, yo me atrevería a decir que su vida (pese a la aparente dispersión) tuvo un sentido integrador. De hecho, a veces me recuerda a Viktor Frankl, el famoso psicólogo que también pasó por los campos de concentración.

zenit: Pocos saben que su muerte trajo la conversión de la enfermera que lo ejecutó con una inyección letal…

Padre Millán: Efectivamente, la enfermera que le aplicó la inyección de ácido fénico, declaró con el nombre ficticio de Tizia en el proceso de beatificación. Aunque su figura es algo misteriosa y controvertida (en medio de aquel ambiente sórdido de depravación, de experimentos con humanos y de muerte), su testimonio es muy llamativo, ya que muestra la talla humana y espiritual del padre Tito hasta en sus últimos momentos.

zenit: Al igual que el padre Tito Brandsma, hoy en día los periodistas sufren censura, persecución y muerte. ¿Con qué actitud asumió esto el beato y qué lección dejó al mundo de la prensa?

Padre Millán: No conviene olvidar que Tito Brandsma fue un periodista profesional, que llegó a dirigir un periódico que hoy calificaríamos como “generalista” (De Stad Oss Niewsblad) y que tuvo el carné internacional de periodista. Además, en varias ocasiones reflexionó con mucha seriedad sobre la función de la prensa católica en la sociedad moderna. De hecho, murió por defender la independencia de los medios católicos frente a la manipulación y la barbarie nazi: se opuso a que los periódicos católicos publicasen la propaganda nacionalsocialista. Creo que se trata de un testimonio maravilloso y de plena actualidad para nuestros tiempos de fake news y de posverdad.

zenit: Se ve entonces, que su figura puede abrirse espacio en la vida de los periodistas…

Padre Millán: La Inter Christian Organization of the Media (ICOM), con sede en Ginebra concede cada tres años un premio con el nombre de “Titus Brandsma Award” a periodistas o instituciones que se han destacado en la defensa de la ética periodística, de los derechos humanos o de la libertad de expresión. Un bonito homenaje al beato Tito de parte de sus colegas.

The post Entrevista a Fernando Millán, vice postulador de la causa de canonización del beato Tito Brandsma appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Entrevista al padre Míċéal O’Neill, prior general de los Carmelitas https://es.zenit.org/2020/07/15/entrevista-al-padre-miceal-oneill-prior-general-de-los-carmelitas/ Wed, 15 Jul 2020 17:07:43 +0000 https://es.zenit.org/?p=201009 En exclusiva para ‘zenit’

The post Entrevista al padre Míċéal O’Neill, prior general de los Carmelitas appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
 (zenit – 15 julio 2020).- Este 16 de julio se celebra con gran júbilo y tradición la solemnidad de la Virgen del Carmen a nivel mundial. Estamos ante una devoción tan antigua como presente en la vida de las comunidades de religiosos y laicos que la veneran como “Flor del Carmelo” o, que en la religiosidad popular la llaman simplemente “Mamacha Carmen”.

Ella es la que entregó a san Simón Stock a mediados del siglo XIII, el escapulario marrón y blanco que con tanta devoción llevan los frailes, las religiosas y los fieles, que han hecho de esta prenda su protección y un camino de perfección.

Para preparar tan significativa fiesta, que este año no tendrá procesiones ni bombardas, zenit conversó con el padre Míċéal O’Neill, prior general de la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, conocidos como los Carmelitas.

Ya inmerso en sus deberes en Roma, asumidos algunos meses atrás, el fraile de origen irlandés reflexiona sobre estos tiempos de la pandemia, así como acerca de la Iglesia en Europa, mientras anhela que los carmelitas mantengan vigentes su respuesta y compromiso a los llamados y reformas del papa Francisco.

***

zenit: Estamos padeciendo las consecuencias de una pandemia a nivel mundial, con cerca de medio millón de fallecidos, ¿Cómo podemos descubrir la voluntad de Dios en esta tragedia para la humanidad?

Padre Míċéal O’Neill: Durante este tiempo de la pandemia me han venido muchas veces las palabras del Evangelio que hablan de cómo María meditaba todas estas cosas en su corazón. Siguiendo este modelo, nosotros podemos también meditar y dar un significado a todo lo que está pasando, y el significado va siempre en la dirección de la salvación. Por ejemplo, la pandemia nos ha mostrado que sin Dios no podemos hacer nada, que lo que ha salvado tantas vidas ha sido la responsabilidad, seriedad, y solidaridad de muchos y si no hay honestidad y transparencia, se genera mucho daño. Todos, inclusive los responsables de las naciones, meditando y analizando, encontrarán el significado más importante de esto para cada uno de ellos.

zenit: Usted ha señalado en su mensaje a la Orden Carmelita para la fiesta de la Virgen de este año, que esta pandemia ha permitido redescubrir en las comunidades, lo que son las verdades de la fe y la vocación religiosa. ¿Cómo entender esto y valorarlo?

Padre Míċéal O’Neill: Otra vez, respondo en forma personal. Estoy pensando en lo que he visto en la comunidad de nuestra Curia y lo que los miembros de otras comunidades me han contado. Permanecer más tiempo en casa juntos nos ha permitido tener conversaciones prolongadas, en las que hablamos de nuestra impotencia y de la necesidad de orar mucho. Hemos reconocido entre nosotros cómo cada uno reacciona al problema del virus, apoyándonos los unos a los otros en momentos difíciles. Hemos compartido la preocupación por el virus, y las necesidades de la gente. Me entristece la idea de que podríamos perder todo eso cuando volvamos a la así llamada, normalidad.

zenit: La fiesta de la Virgen del Carmen no se podrá celebrar igual que otros años, especialmente lo que se refiere a las procesiones. ¿Cómo invitaría a vivir esta fiesta en los hogares y comunidades, especialmente en América Latina que tanto expresa su religiosidad popular?

Padre Míċéal O’Neill: Es imposible sustituir una fiesta, una procesión, un concierto, una verdadera celebración. Creo que este año vamos a estar en ayunas. Ya hemos experimentado un ayuno eucarístico. Igual ahora vamos a sentir la falta de todo lo que sería normal en la celebración de la solemnidad. Puede ser que ayunar nos llevara a entender mejor la belleza de lo que muy fácilmente tomamos por descontado. Además, la escucha de la Palabra de Dios tiene una importancia primordial. Leer, escuchar, meditar la palabra, a solas o en grupos pequeños, podría ser una forma muy válida de honrar a la Virgen, ella que más que nadie ha sabido obedecer a la Palabra.

zenit: Al tener su sede en Roma, puede seguir muy de cerca el desarrollo de las actividades y mensajes del papa Francisco. ¿Cómo valora usted su pontificado, a los siete años de haber sido elegido?

Padre Míċéal O’Neill: Es increíble que hayan transcurrido ya siete años del pontificado del Papa Francisco, y que aún, a su edad, sigue con la misma fuerza, guiándonos todos los días. Es un don del Espíritu Santo para la Iglesia y para el mundo en este periodo de la historia. La dimensión de su vida que más me inspira es su apego constante al Evangelio, y la forma tan consistente en que continúa proclamando el Evangelio, a pesar de una oposición fuerte en el seno de la Iglesia. Está reformando la Iglesia, pero con su ritmo, y con su sabiduría, frente a la oposición. La reforma ahora está en el corazón de los fieles, que sienten que nuevamente pertenecen a la Iglesia y no se sienten excluidos. La reforma que tiene que llegar todavía, es la reforma de las actitudes en ciertos círculos de poder dentro de la Iglesia.

zenit: Un tema recurrente en él ha sido lo referido al medio ambiente. ¿Cómo han asumido los carmelitas el llamado del Santo Padre para el cuidado de la casa común?

Padre Míċéal O’Neill: Hace algunos años nuestra Orden empezó a estar representada ante las Naciones Unidas por medio de la ONG Carmelita. Una de las plataformas de nuestra presencia dentro de los organismos de las Naciones Unidas es la salvaguarda de la casa común y el desarrollo sostenible. Además, en el ultimo Capítulo General, hemos asumido posiciones fuertes en cuanto a la práctica diaria en nuestras comunidades: esto significa usar menos plástico, mantener una disciplina correcta de reciclaje, reducir nuestra dependencia del carbón. Y, por último, en nuestras escuelas hay un esfuerzo de promover esta misma sensibilidad y sentido de responsabilidad hacia la casa común.

zenit: Otro fenómeno que advierte el Papa es la migración e incluso ha incorporado una nueva letanía a la Virgen María como “Consuelo de los migrantes”. ¿Cuál debe ser la actitud de las congregaciones religiosas ante este fenómeno tan doloroso?

Padre Míċéal O’Neill: La respuesta más obvia tal vez es que tenemos que seguir creyendo y predicando que todo hombre y toda mujer es hijo o hija de Dios, amado y amada por Dios y creado o creada a su imagen y semejanza. Entonces la idea de rechazar a un inmigrante contradice radicalmente nuestra fe. Segundo, la búsqueda de la justicia significa que tenemos que trabajar mucho para identificar la causa o las razones de la migración y tratar el problema del tráfico de personas. Tercero, si tenemos la posibilidad, debemos ofrecer toda la hospitalidad que podamos a las personas que la necesiten.

zenit: En su opinión ¿cuáles el principal desafío de la vida religiosa frente a la nueva evangelización, especialmente en Europa?

El contexto es una Europa secularizada, una Europa que ha descubierto los defectos de la Iglesia, y una Europa que, habiendo abandonado una antigua sabiduría, la ha remplazado con un modo de pensar, menos exigente, menos profundo, y con una visión de la persona humana muy empobrecida. En esta sociedad secularizada, la Iglesia no debe gozar de ningún privilegio, ni sufrir tampoco ningún obstáculo. Esa es la parte que me gusta, por que nos invita y nos permite tener mucha confianza en el valor del Evangelio y con eso participar, con humildad, pero con seguridad también, en todo tipo de debate y de programación en la vida tanto pública como privada en la Europa de hoy.

zenit: ¿Y a nivel de las vocaciones a la vida consagrada? ¿Cómo se puede volver atractiva la vida religiosa para la juventud europea?

Cada persona humana tiene una vida espiritual, y creo que muchos jóvenes, y personas mayores, tienen dentro una conversación que se podría llamar espiritual. Nosotros religiosos y religiosas, tenemos que ser esas personas con las cuales aquellas personas tengan la posibilidad de conversar. Debemos construir también un ambiente en el cual una persona que empieza a reconocer una llamada interior pueda ser ayudado a fortalecer su sentimiento y intuición. En cuanto a la vida consagrada misma, es cierto, en el momento en que la vida, o la forma de vivir, no habla más de Jesús, o del Evangelio, o de una apertura al Espíritu Santo, o de la madurez cristiana o de un verdadero espíritu misionero, entonces tenemos que cambiar, y saber cambiar, todo lo que podría ser un falso testimonio, todo lo que es una creación puramente humana y ciertos estilos obviamente alienantes.

zenit: Ya han transcurrido casi diez meses desde su elección como prior general. ¿Cuáles son los principales retos y objetivos que se ha planteado para su periodo y qué dificultades se han decidido a superar?

Padre Míċéal O’Neill: El Consejo General está trabajando ya su plan global y orgánico para el sexenio en base a lo que el Capítulo General nos pide. Las prioridades son la formación, la vida comunitaria, y un examen de nuestro testimonio frente a las exigencias del mundo de hoy. La reunión de la comunidad es un elemento que vamos a subrayar. Si celebramos bien la reunión de la comunidad, allí podemos hablar de todas las dimensiones importantes de nuestra vida. Vamos también a tratar la cuestión de vocaciones con urgencia. Luego el cuidado de la casa común, el amor por la liturgia y la necesidad de crear ambientes seguros para menores y personas vulnerables, es algo que necesita atención. Por último, publicaremos nuestras nuevas constituciones, esperando que todo esto contribuirá a la misión de proclamar el Evangelio a todas las naciones, y ser nosotros buena nueva para los pobres.

zenit: ¿Cómo está extendida la Orden en el mundo? ¿Con cuántos miembros cuentan actualmente? ¿En qué países se extienden más?

Padre Míċéal O’Neill: Si hablo solamente de los frailes, somos alrededor de dos mil en todo el mundo. La provincia mas fuerte es la de Indonesia; hay una cierta “asianización” de nuestra Orden, que creo no es únicamente algo de los Carmelitas. Me alegro de la energía que tenemos en América Latina, y en África, y sigo con entusiasmo los brotes de vida que hay en América del Norte, en Europa y en Australia. Estoy bastante animado también por la forma en que estamos hablando de Familia Carmelita, tratando de fortalecer el sentido de familia por todas partes, y la colaboración entre los varios sectores, sea monjas, congregaciones de vida apostólica, Tercera Orden y formas nuevas de vida carmelita entre los laicos y laicas. Varias de las ultimas fundaciones nuevas han nacido como fruto de la colaboración dentro de la familia.

zenit: También estamos cerca de la fiesta del beato carmelita mártir Tito Brandsma (26 de julio). ¿Cuál es el mensaje de este religioso y periodista para la sociedad de hoy?

Padre Míċéal O’Neill: Tito es el hombre que quiso ganar el mundo para el Señor. Hombre culto y profundamente comprometido, demuestra la verdad de la vocación carmelita a dejar espacio para Dios en nuestra vida, vivir en íntima unión con Jesús y María, oponerse al mal y dar la propia vida por los demás. Religioso y periodista, aceptó la responsabilidad del Evangelio hasta las últimas consecuencias.

zenit: Finalmente, ¿cuál es su mensaje a todos aquellos -religiosos y laicos-, que llevan con fe el escapulario de la Virgen del Carmen?

Deseo para todos una celebración significativa de la fiesta del Carmen, que seamos siempre protegidos y guiados por la Virgen María, y que seamos capaces de reconocer todo lo que hemos recibido del Señor. Y con María, meditar y agradecer al Señor por las maravillas que ha hecho en Ella y en nosotros.

The post Entrevista al padre Míċéal O’Neill, prior general de los Carmelitas appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
COVID-19 y la revolución tecnológica en la Iglesia https://es.zenit.org/2020/05/08/covid-19-y-la-revolucion-tecnologica-en-la-iglesia/ Fri, 08 May 2020 17:11:54 +0000 http://es.zenit.org/?p=141348 “Ocasión para favorecer el encuentro con los demás”

The post COVID-19 y la revolución tecnológica en la Iglesia appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Durante las pestes en Italia de los siglos XVI y XVII, los papas y arzobispos de entonces, como es el caso de San Carlos Borromeo en Milán, decretaron el cierre total de las iglesias y la suspensión de las procesiones. Sin embargo, se encargó a los sacerdotes que celebraran misas en lugares estratégicos, a fin de que los fieles pudieran participar desde sus ventanas.

Han pasado cerca de 500 años y la humanidad se enfrenta a una nueva epidemia, en este caso la del virus COVID-19. Si bien el escenario es diferente, las ventanas en muchos países se utilizan ahora para aplaudir a los profesionales de la salud, a los de seguridad y a los de limpieza, con el fin de animarles y agradecerles por permanecer en actividad.

Pero estas loas públicas no alcanzan a todos… Hay un grupo silencioso que cuenta con la gratitud y aplausos de los habitantes de América Latina, que desde balcones y corazones elevan plegarias intercediendo por ellos. Nos referimos a los sacerdotes y demás agentes pastorales que, literalmente, se han puesto “en primera fila”, dado que la preocupación y el celo de la Iglesia no está en cuarentena.

Es por ello que, durante el Ángelus de mediados de marzo, el Papa Francisco saludó y felicitó a los sacerdotes de aquellos países afectados por la pandemia, por la “creatividad” que desarrollan para estar cerca de su pueblo, y que este “no se sienta abandonado”.

Aislados pero creativos

Las palabras del Papa las comprendí en toda su dimensión durante una conversación con un presbítero peruano. Mi llamada tenía el propósito de saludarlo por su “estreno” en las redes sociales. Él había celebrado horas atrás en directo la eucaristía a través de aquel Facebook parroquial que, si bien no administraba en persona, lo tenía encargado para trasmitir información relevante.

“Nos han enviado mensajes de varias comunidades e incluso del extranjero”, me contaba con emoción el párroco, quien trabaja a 570 kilómetros de Lima en plena serranía andina. De este modo, constaté cómo –igual que a San Pablo–, se le caían unas escamas de los ojos y se ampliaba su visión. Estaba obrando en él aquella “conversión pastoral” que tanto se viene pidiendo para estos tiempos, sea en los sínodos como en los documentos de la Iglesia.

Este momento –llamado de kairós–, ha sido propicio para que los pastores latinoamericanos descubran o revaloren el gran potencial de las redes sociales y del internet en su conjunto. Muchos han comprendido que, como una red de redes, esta tecnología contiene en un solo lugar aquellos audios y videos, mensajes de texto y fotografías “que el ingenio humano, con la ayuda de Dios, ha extraído de las cosas creadas…”, tal como lo auspiciaba ya el innovador decreto Inter Mirifica del Vaticano II (1963), dedicado a los medios de comunicación social.

“Primavera tech”

Dicho esto, todo lo demás viene a ser historia y constatación. Es un hecho que en las iglesias locales de todos los países de América Latina se vive una “primavera tech”, una verdadera revolución de las comunicaciones que no ha visto parangón y no tendrá marcha atrás. Eso sí, dejará la valla muy alta, pues ha creado una nueva demanda de los fieles ante una altísima oferta, fruto de la creatividad y del celo apostólico de sus pastores y agentes eclesiales.

Es impresionante la cantidad de notificaciones que se reciben cada día en las redes sociales, mediante las cuales se invita a participar en vivo de una eucaristía, una meditación, o para unirse a todos los ritos del Triduo Pascual, como fue el caso de la última Semana Santa en el continente.

Si bien se han conocido las capillas personales de cardenales y obispos, las habitaciones de los párrocos y hasta los jardines internos de los conventos, lo más evidente fue que la Iglesia latinoamericana es una comunidad que celebra y anuncia. Y que, a pesar de sus dificultades, se ha mantenido en pie con el mandato divino de que evangelizar es imperativo, junto a la firme convicción paulina de que “la palabra de Dios no está encadenada”.

Redes de comunión

En el mensaje por la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2019, el Papa Francisco insistía en que las redes sociales deben ser vistas como “una ocasión para favorecer el encuentro con los demás”, por lo que si se utilizan “como prolongación o como espera de ese encuentro, entonces siguen siendo un recurso para la comunión”.

Esta respuesta ha sido clara en estas semanas –las transcurridas y las por venir–, en que las comunidades y los sacerdotes de los países hispanos se siguen volcando en las redes para celebrar o para enviar meditaciones, respondiendo incluso a inquietudes y temores de los seguidores, aún en tiempos de confinamiento. Asimismo, han sido válidas las iniciativas laicales de hacer laudes y vísperas, mediante videoconferencias, y hasta de rezar rosarios familiares vía telefónica desde Miami hasta la Patagonia.

Recuperando la esperanza

A esto hay que sumarle la transmisión directa de noches de adoración eucarística, ya sea en el interior de los templos o aún desde los tejados de los mismos. Momentos espirituales que han permitido que miles de personas recuperen la esperanza de que Cristo vivo podía entrar otra vez a sus hogares.

Es propicia esta oportunidad para que obispados y parroquias, movimientos apostólicos, congregaciones y colegios de América Latina, valoren toda la evidencia vivida para, finalmente, darle su lugar y peso a la pastoral de la comunicación en la iglesia local. De este modo, se podría disponer de los recursos humanos y materiales que un apostolado así tanto demanda.

Y que esto último no sea algo optativo, porque, aunque el mundo se inmunice del coronavirus, aún existirán otras epidemias vigentes, como son el superficialismo, el pragmatismo o el fragmentarismo, que seguirán desafiando a la fe cristiana en el mundo entero.

* Artículo publicado en el semanario ‘La Voz Católica’, de la Arquidiócesis de Miami

The post COVID-19 y la revolución tecnológica en la Iglesia appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>