ZENIT – Espanol https://es.zenit.org El mundo visto desde Roma Fri, 12 Aug 2022 02:00:34 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.4.10 https://es.zenit.org/wp-content/uploads/sites/3/2020/07/723dbd59-cropped-f2e1e53e-favicon_1.png ZENIT – Espanol https://es.zenit.org 32 32 Régimen comunista chino llevará a juicio a cardenal emérito de Hong Kong https://es.zenit.org/2022/08/11/regimen-comunista-chino-llevara-a-juicio-a-cardenal-emerito-de-hong-kong/ Thu, 11 Aug 2022 01:58:04 +0000 https://es.zenit.org/?p=223780 El cardenal es acusado por la dictadura comunista de china de no haber registrado un fondo humanitario en el que el cardenal figuraba como fideicomisario. Además del cardenal Zen otras cinco personas vinculadas al “Frente Democrático” (organización de derechos humanos crítica con el gobierno chino).

The post Régimen comunista chino llevará a juicio a cardenal emérito de Hong Kong appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Por: Lim Kym

 

(ZENIT Noticias / Hong Kong, 11.08.2022).- El cardenal Joseph Zen, arzobispo emérito de Hong Kong, será llevado a juicio del 19 al 23 de septiembre en Hons Kong. Esta es la determinación anunciada el miércoles 10 de agosto por el tribunal Wets Kowlonn, según informaciones de Honk Kong Free Press. El cardenal es acusado por la dictadura comunista de china de no haber registrado un fondo humanitario en el que el cardenal figuraba como fideicomisario. Además del cardenal Zen otras cinco personas vinculadas al “Frente Democrático” (organización de derechos humanos crítica con el gobierno chino).

Aunque los implicados habían sido arrestados por delito de colusión con fuerzas extranjeras (acusación posible gracias a la así llamada “ley de seguridad nacional” que impuso el gobierno chino para perseguir a quien se oponga a sus prácticas dictatoriales), el juicio irá adelante por una causal secundaria. Tras el arresto de mayo pasado, el cardenal Zen salió libre tras pagar una multa.

El fondo que está a la base de este juicio es el Fondo 612 que ha ayudado a impulsar manifestaciones pro democráticas en Hong Kong. Por cuanto reporta Asia News, si el juicio se limita a la causal antes referida la sentencia podría terminar en pagar una multa de 1,750 dólares. A inicios del pasado mes de julio, el Parlamento Europeo instó al Vaticano a apoyar al cardenal emérito de Hong Kong. En efecto, la Santa Sede no ha manifestado ningún apoyo público al cardenal Zen.

The post Régimen comunista chino llevará a juicio a cardenal emérito de Hong Kong appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
La dictadura nicaragüense acusa a obispo incómodo de conspirar contra el Estado https://es.zenit.org/2022/08/11/la-dictadura-nicaraguense-acusa-a-obispo-incomodo-de-conspirar-contra-el-estado/ Thu, 11 Aug 2022 01:29:24 +0000 https://es.zenit.org/?p=223773 La policía, brazo del gobierno, acusa a un obispo incómodo de “organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población, provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz”.

The post La dictadura nicaragüense acusa a obispo incómodo de conspirar contra el Estado appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Por:Enrique Villegas

 

(ZENIT Noticias / Managua, 11.08.2022).- El gobierno nicaragüense dirigido por el matrimonio Ortega-Murillo (el esposo es presidente y la esposa es vicepresidenta) continúa en su acoso a personalidades de la Iglesia católica críticas con el régimen dictatorial del matrimonio que encabeza al país.

Desde principios del mes de agosto se impulsó una persecución al obispo de Matagalpa, mons. Rolando Álvarez, quien se había manifestado contrario al cierre de varias emisoras de la diócesis que preside. Hizo notar que él mismo había presentado los documentos pertinentes a la instancia competente para poder continuar operando, pero la única respuesta que recibió fue la notificación del cierre de las emisoras.

Pero no todo paró ahí, se le ha impedido la libre circulación tanto al obispo como a varios sacerdotes mediante “arresto domiciliario”. Hasta 50 policías cercan la casa donde el obispo y 10 personas más están recluidas. El 5 de agosto la policía nicaragüense (que está dirigida por el consuegro del presidente Ortega) emitió un comunicado en el que se decía:

La Policía Nacional informa al pueblo de Nicaragua:

Ante la situación que se ha generado nuevamente en el departamento de Matagalpa, bajo el auspicio de las altas autoridades de la iglesia católica, diócesis de Matagalpa, encabezada por el Obispo, Monseñor ROLANDO JOSÉ ÁLVAREZ LAGOS, quienes prevaliéndose de su condición de líderes religiosos, utilizando medios de comunicación y redes sociales, están intentando organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población, provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz y la armonía en la comunidad, con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales.

Personas secuestradas en la curia de Matagalpa. Foto: Articulo66

La Policía Nacional, como autoridad competente para garantizar la paz y la seguridad ciudadana, ha establecido medidas de protección a la población, para que estos hechos no se vuelvan a repetir. Asimismo, ha iniciado un proceso de investigación, con la finalidad de determinar la responsabilidad penal de las personas involucradas en la comisión de estos actos delictivos, de los cuales se ha informado al Ministerio Público y al Poder Judicial. Las personas investigadas se mantendrán en sus casas.

Nuestra institución reitera su compromiso de continuar trabajando para fortalecer la seguridad de las personas, familias y comunidades.

En síntesis, la policía, brazo del gobierno, acusa a un obispo incómodo de “organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población, provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz”.

Un artículo publicado en The Washington Post hacía notar cuanto sigue:

Rolando Álvarez, titular de la diócesis de Matagalpa, es el jerarca católico más crítico que sigue en Nicaragua y el más perseguido por la dictadura. Al punto de que, por segunda ocasión en menos de tres meses, ha sido cercado por un desproporcionado aparataje de policías antimotines. Desde el mediodía del 3 de agosto, Álvarez está secuestrado junto a otros sacerdotes y laicos en la curia episcopal donde vive. Los Ortega-Murillo abrieron una investigación en su contra por “intentar organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población (…) con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”. Al prelado le impusieron casa por cárcel, en una forma de amedrentarlo y decirle que está a un paso de ser encarcelado por no someterse a una pareja que se siente elegida por un designio divino para gobernar. Los mandatarios sandinistas quieren humillar a Álvarez porque el obispo ha expuesto su podredumbre y crueldad desde el púlpito.

Después del exilio forzado del obispo Silvio Báez en 2019, Álvarez se convirtió en uno de los principales flancos de acoso. El obispo de Matagalpa ha sufrido además la cancelación de todas las radios y televisoras católicas que dirigía en Nicaragua. El oficialismo ha empezado también a barajar el destierro de esta voz pastoral incómoda que, en estos días, es el centro de la persecución que los Ortega-Murillo mantienen contra la Iglesia católica.

Una fuente ligada al entorno presidencial me dijo que la visceralidad contra Álvarez no solo se debe a su postura crítica hacia el gobierno, sino a las oraciones de exorcismo del monseñor. El rito encoleriza a la pareja presidencial, fundamentalmente a la vicepresidenta Murillo. Ella es una mujer muy supersticiosa debido a sus creencias eclécticas.

Mientras tanto, decenas de organizaciones humanitarias se han manifestado contra el gobierno sandinistas de la pareja Ortega-Murillo. Una de esas voces es la de Bianca Jagger, activista de derechos humanos: “Le ruego, le suplico, al Santo Padre que se pronuncie (..) que no abandone a sus obispos y a sus sacerdotes, en particular a monseñor Rolando Álvarez, cuya vida corre peligro”, refería desde Londres el martes 9 de agosto. Otras organizaciones han evidenciado que el Papa no se ha pronunciado al respecto.

Carta enviada al Papa Francisco en la que se le pide ayude a Mons. Rolando. Foto: Foto: Articulo66

Por su parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos emitía un comunicado en el que hacía notar las acusaciones falsas que sobre varios sacerdotes y mons. Álvarez estaba haciendo circular el gobierno nicaragüense: “Denunciamos al mundo estos crímenes, denunciamos ante el mundo a Daniel Ortega y Rosario Murillo (presidente y vicepresidenta, respectivamente). ¿Qué más se puede hacer en Nicaragua? (…) Generar noticias falsas pareciera ser la nueva arma de destrucción mental del régimen”.

The post La dictadura nicaragüense acusa a obispo incómodo de conspirar contra el Estado appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Rusia, China y las armas nucleares: entrevista al Secretario de Estado del Vaticano https://es.zenit.org/2022/08/11/rusia-china-y-las-armas-nucleares-entrevista-al-secretario-de-estado-del-vaticano/ Thu, 11 Aug 2022 01:25:02 +0000 https://es.zenit.org/?p=223770 En esta entrevista realizada por LIMES se abordan temas como la actual situación en Ucrania, la situación de China o las relaciones de la Iglesia católica con los ortodoxos rusos.

The post Rusia, China y las armas nucleares: entrevista al Secretario de Estado del Vaticano appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Por: Guglielmo Gallone y Lucio Caracciolo

 

(ZENIT Noticias – LIMES online / Roma, 11.08.2022).- La revista italiana de Geopolítica LIMES, entrevistó al Secretario de Estado de la Santa Sede. En esta entrevista se abordan temas relacionados con el ámbito de la diplomacia de la Santa Sede pero también tiene tintes personales al hacer recordar al cardenal Parolin el inicio de su ministerio diplomático. Ofrecemos la traducción al castellano de esta entrevista.

***

LIMES: ¿Qué distingue a la diplomacia vaticana de otras? 

Card. PAROLIN: La diplomacia de la Santa Sede no está vinculada a un Estado sino a una realidad de derecho internacional -la Santa Sede, de hecho- que no tiene intereses políticos, económicos, militares, etc. Está al servicio del Obispo de Roma, que es el pastor de la Iglesia universal. Por lo tanto, tiene, ante todo, una clara función eclesial, ya que es uno de los instrumentos de comunión entre el Papa y los obispos y coopera en la garantía de la libertad de las Iglesias locales con respecto a las autoridades civiles. También se caracteriza por su compromiso de proteger la dignidad y los derechos fundamentales de todo ser humano, defender a los más débiles y a los últimos de la tierra, trabajar a favor de la vida, en todas sus fases, promover la reconciliación y la paz, mediante el diálogo, la prevención y la resolución de conflictos, apoyar el desarrollo integral y difundir la fraternidad universal. A este nivel, comparte muchos de los objetivos de la diplomacia civil. Sigue creyendo en la importancia de las organizaciones internacionales, principalmente la ONU, e insiste en la idea y el método del multilateralismo.

LIMES: ¿La geopolítica forma parte de su formación?

Card. PAROLIN:  El conocimiento de la realidad geopolítica es una condición indispensable para ejercer la profesión diplomática con la mayor eficacia posible. Esto también se aplica a la diplomacia de la Santa Sede. Es necesario sumergirse en la historia y la cultura antiguas y recientes de las realidades en las que se opera, conocer sus características, seguir su evolución, profundizar en la dinámica de las relaciones internacionales, tejer pacientemente una red de relaciones transversales, sin cerrar nunca la puerta al diálogo. Todo ello, no con la actitud de observadores fríos y desapegados, sino con un sentimiento de interés y participación en los acontecimientos felices y tristes de cada país y de toda nuestra humanidad, que no encuentro mejor expresión para definir que «amor». Como decía San Pablo VI: tenemos al hombre en el corazón, a todo el hombre, a todos los hombres. Y con ese matiz de humor que se desprende de la famosa ocurrencia del cardenal Domenico Tardini, secretario de Estado de Juan XXIII. A quienes le preguntaban si la diplomacia de la Santa Sede era la «primera del mundo», respondía con su ironía del Trastevere: «Imagínate la segunda…».

LIMES: Tiene una larga actividad diplomática a sus espaldas: ¿qué le empujó a este compromiso?

Card. PAROLIN: No puedo responder a esta pregunta más que refiriéndome a los misteriosos planes que Dios tiene para la vida de cada uno de nosotros. De hecho, tras la ordenación sacerdotal y unos años de ministerio en la parroquia, el obispo me envió a Roma para especializarme en derecho canónico, con la intención, suya y mía, de volver a trabajar en la diócesis, pero desde Roma recibió la petición de ponerme a disposición de la Santa Sede para el servicio diplomático. Con su consentimiento acepté… y aquí estoy de nuevo, ¡tantos años después! Sin embargo, la convicción básica ha permanecido intacta: que mi vocación es ser y estar como sacerdote. Experimenté el compromiso de la diplomacia eclesiástica como una declinación particular de esa vocación; una declinación no buscada, sino aceptada como una indicación de la Providencia leída a la luz del discernimiento de la Iglesia. Doy gracias a Dios que, en las diversas situaciones en las que me he encontrado, me ha dado la gracia, a pesar de las debilidades y limitaciones, de poder acompañar la misión diplomática con el testimonio sacerdotal.

LIMES: La Iglesia católica es, por definición, universal. ¿Cómo de universal es su diplomacia?

Card. PAROLIN: Intenta serlo, y creo que lo es. En primer lugar, por la composición de su cuerpo diplomático: los representantes papales proceden de las Iglesias locales de todo el mundo.

Esta es una peculiaridad comparada con las diplomacias de los Estados, cuyos miembros pertenecen todos, por nacimiento o nacionalidad, al país que los envía. Pero, por supuesto, la procedencia no es suficiente para certificar la universalidad. Por eso, quienes se preparan para servir al Papa en la diplomacia están llamados a asumir una perspectiva universal, a «respirar» -diría yo- al ritmo de la universalidad. A ello contribuye la formación específica impartida en Roma (en la Pontificia Academia Eclesiástica), centro de la catolicidad.

LIMES: En los últimos tiempos parece que el papel de las Iglesias católicas «nacionales» tiende a cuestionar el carácter universal de la Iglesia de Roma. Algunos proponen incluso una Santa Sede que ya no esté ligada a Roma, sino itinerante en lugares geográficamente diversos. ¿Es posible?

Card. PAROLIN: La presencia de la Santa Sede en Roma está ligada a la figura del apóstol Pedro, que predicó el Evangelio en Roma y sufrió el martirio. El Papa es el sucesor de San Pedro en la Cátedra Romana y se convierte en tal como obispo de Roma. Es cierto que en ciertos periodos históricos, e incluso durante mucho tiempo, el papa vivía en otro lugar (piénsese en el periodo aviñonés) y la situación podía repetirse en caso de graves impedimentos. Pero excluyo en principio la hipótesis de una Santa Sede no ligada ya a Roma e itinerante en lugares geográficamente diferentes. Tampoco existen iglesias católicas «nacionales». En este sentido, correctamente, no se habla de la Iglesia «de» Francia, de España, de Sudán del Sur, de Vietnam, sino de la Iglesia «en» Francia, en España, etc. Es decir, es la única Iglesia católica que arraiga en las diferentes realidades geográficas y asume sus riquezas. Por lo tanto, es correcto utilizar la expresión Iglesias «locales». En el plano práctico, hay que protegerse del peligro del nacionalismo, entendido como la prevalencia de la identidad, la pertenencia y los sentimientos nacionales -que en sí mismos son valores positivos y un recurso- en detrimento de la apertura católica, es decir, universal. San Pablo, en su carta a los Gálatas, escribe: «No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer, porque todos sois uno en Cristo Jesús». Luego hay una fraternidad aún más amplia, que proviene de la naturaleza humana común, como nos recordó el Papa Francisco en la encíclica Fratelli tutti. Otra cosa, volviendo al tema de las Iglesias «nacionales», es la descentralización, es decir, el aumento de las competencias de las Iglesias locales y de las Conferencias Episcopales. La Iglesia católica, sobre todo desde el Concilio Ecuménico Vaticano II, ha vuelto a poner en primer plano la colegialidad episcopal. El Papa Francisco ha enfatizado el concepto de sinodalidad, colegialidad y sinodalidad, sin embargo, siempre para ser vinculado y combinado con la primacía del Romano Pontífice.

LIMES: ¿Qué importancia tiene el origen nacional del Papa en la visión geopolítica de la Santa Sede? Ejemplo: si en los años 80 el Papa hubiera sido argentino y si hoy fuera polaco, ¿qué habría cambiado?

Card. PAROLIN: No podemos plantear una hipótesis sobre lo que habría sucedido, porque -como sabemos- la historia no se hace con “y si”. Es natural, sin embargo, que los orígenes, la formación, las experiencias y la historia personal influyan en el ejercicio del ministerio de un Papa, pero como cabeza visible de la Iglesia universal, es el pastor de todos y para todos. Sin embargo, somos muy conscientes de lo que significó para Europa y para el mundo entero el cónclave de octubre de 1978 y la llegada al trono de Pedro de San Juan Pablo II, un Papa eslavo, que venía de más allá del Telón de Acero, de un país bajo control soviético. Dio voz a la «Iglesia del Silencio», fue un defensor de la libertad religiosa, apoyó al sindicato Solidarnosc. Estaba convencido de que el comunismo en Europa del Este iba a implosionar, por lo que nunca se consideró el artífice de su caída, pero sin duda desempeñó un papel clave para que esta transición epocal se produjera sin mucho derramamiento de sangre. ¿Habría ocurrido lo mismo si el Papa hubiera sido otra persona? Es difícil decirlo. Sin embargo, creo que, mirando la historia de los últimos pontificados, es posible ver algunos elementos providenciales a contraluz, a saber, que cada uno de los sucesores de Pedro ha sido un regalo para la Iglesia y el mundo.

LIMES: El Papa ha hecho repetidos y sinceros llamamientos a la paz a rusos y ucranianos. En vano, sin respuesta. ¿Por qué?

Card. PAROLIN: La voz del Papa es a menudo «vox clamantis in deserto» («una voz que clama en el desierto»). Es una voz profética, de profecía clarividente. Es como una semilla sembrada que necesita un suelo fértil para dar frutos. Si los principales actores del conflicto no prestan atención a sus palabras, lamentablemente, no pasa nada, no se logra el fin de los combates. Así ocurrió en 1917, con la famosa Nota de Paz de Benedicto XV durante la «matanza inútil» de la Primera Guerra Mundial, ignorada por las potencias beligerantes de la época. Se repitió con los llamamientos de Pío XII, que hizo todo lo posible para evitar la inmensa tragedia de la Segunda Guerra Mundial. Pensemos de nuevo, más cerca de nosotros, en la sentida súplica de San Juan Pablo II, que en 2003 rogó que no se atacara a Irak. Incluso hoy, en el trágico asunto ucraniano, no parece haber ninguna voluntad por el momento de entablar verdaderas negociaciones de paz y de aceptar la oferta de mediación superpartes. Como es evidente, no basta con que una de las partes lo proponga o hipoteque unilateralmente, sino que es imprescindible que ambas partes expresen su voluntad de hacerlo.

Una vez más… vox clamantis in deserto. Pero las palabras del Papa siguen siendo un testimonio de altísimo valor, que afecta a muchas conciencias, que hace más consciente a la gente de que la paz, y la guerra, empiezan en nuestros corazones y que todos estamos llamados a aportar nuestra contribución para promover la primera y evitar la segunda.

LIMES: El Papa Francisco denunció inmediatamente la actual «guerra mundial en pedazos». ¿Por qué se ha subestimado esta profecía suya, y en qué sentido la agresión rusa contra Ucrania puede marcar un salto negativo hacia la unión de las piezas en un conflicto mundial real?

Card. PAROLIN: La guerra de Ucrania nos llama la atención por varias razones, principalmente porque es un conflicto en el corazón de Europa, entre naciones cristianas, iniciado por un país que posee armas nucleares, con la posibilidad real de que la situación se vaya de las manos. Tienes razón, pues, cuando señalas la posibilidad de un salto negativo hacia la unión de las piezas en un conflicto del mundo real. Creo que todavía no somos capaces de predecir o calcular las consecuencias de lo que está ocurriendo. Miles de muertos, ciudades destruidas, millones de desplazados, el entorno natural devastado, el riesgo de hambruna por la falta de cereales en tantas partes del mundo, la crisis energética… ¿Cómo es posible que no reconozcamos que la única respuesta posible, el único camino viable, la única perspectiva viable es detener las armas y promover una paz justa y duradera? En cuanto a la aguda observación del Papa Francisco sobre la tercera guerra mundial en pedazos y la adición de la soldadura de los pedazos, me gustaría añadir que el Papa y la Santa Sede siempre han mostrado una gran atención a las muchas guerras olvidadas, que, al estar lejos de nosotros, nos preocupan menos o, en cualquier caso, abandonan más rápidamente los focos de los grandes medios de comunicación internacionales. Valdría la pena releer los textos de los mensajes Urbi et orbi del Papa y sus discursos al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede.

LIMES: El Papa Francisco no es «el capellán de Occidente», como pueden parecer algunos de sus predecesores. ¿Se trata de una elección ligada a su biografía o de un cambio profundo en la visión del mundo de la Iglesia?

Card. PAROLIN: Lo has dicho bien: «como en cambio podrían haber aparecido», porque no me parece que haya ocurrido realmente. Recuerdo, por ejemplo, la posición expresada por Pío XII sobre la guerra de Corea, en 1950, y su negativa a ser «alistado» de alguna manera por el Presidente de los Estados Unidos Harry Truman. Recuerdo la mano tendida al Islam por San Juan Pablo II, que rechazó con todas sus fuerzas la idea del «choque de civilizaciones» tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. No olvidemos su gesto de reunir a los líderes de las religiones del mundo en Asís para promover la paz y eliminar cualquier justificación del abuso del nombre de Dios con fines de violencia y terrorismo. He ofrecido sólo dos ejemplos, pero habría muchos más para mostrar cómo el cliché de «capellán de Occidente» no le conviene al pastor de la Iglesia universal, a pesar de los intentos de agarrarlo por ambos lados. El Papa Francisco, al que los cardenales llamaron al trono de Pedro hace nueve años recogiéndolo «casi en el fin del mundo», parece aún menos homologable al cliché anterior. Creo que la universalidad y una especial atención y sensibilidad hacia las poblaciones de los países más pobres, así como una Iglesia menos eurocéntrica y una mirada multilateral a los problemas internacionales forman parte del ADN de la Iglesia católica. Y son parte de un proceso que comenzó y continuó en pontificados anteriores. Todos los papas, al menos desde Pío XII, han dado un paso más en esta dirección.

LIMES: Usted desempeñó un papel destacado en la negociación con China de un acuerdo que aún es secreto. ¿De qué depende su secreto y qué valoración se puede hacer hoy de su resultado?

Card. PAROLIN: El diálogo entre la Santa Sede y la República Popular China, iniciado a instancias de San Juan Pablo II y continuado durante los pontificados de Benedicto XVI y Francisco, condujo en 2018 a la firma del acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos en China. Precisamente la característica de la provisionalidad aconsejó a las partes no hacerla pública, a la espera de comprobar su funcionamiento sobre el terreno y de tomar una decisión al respecto. El objetivo del acuerdo era garantizar que todos los obispos de China estuvieran en comunión con el Sucesor de Pedro y que se asegurara la unidad esencial de las comunidades eclesiales, internamente y entre ellas, bajo la dirección de prelados dignos e idóneos, plenamente chinos pero también plenamente católicos. El acuerdo establece que su nombramiento debe seguir procedimientos particulares, que se derivan de la historia reciente de ese cristianismo, pero que no omiten los elementos fundamentales e irrenunciables de la doctrina católica. Si no fuera así, ya no habría una Iglesia católica en China, ¡sino otra cosa! La Iglesia reclama la legítima libertad en el nombramiento de sus obispos, preocupada por que sean auténticos pastores según el Corazón de Cristo y no respondan a otros criterios meramente humanos, pero no debe escandalizarse por el hecho de que en determinadas situaciones acepte también responder a necesidades particulares, como ciertas peticiones expresadas por las autoridades políticas. En cuanto a la evaluación de los resultados del acuerdo, creo que puedo decir que se han dado pasos adelante, pero que no se han superado todos los obstáculos y dificultades, por lo que aún queda un largo camino por recorrer para su correcta aplicación y también, mediante un diálogo sincero, para su perfeccionamiento.

LIMES: Kiev o Moscú: ¿qué destino tiene prioridad en la agenda del Santo Padre y por qué?

Card. PAROLIN: Como el propio Santo Padre ha explicado públicamente, su mayor deseo, y por tanto su prioridad, es que a través de sus viajes se consiga un beneficio concreto. Con esta idea, dijo que quería viajar a Kiev para llevar consuelo y esperanza a las personas afectadas por la guerra. Del mismo modo, ha anunciado su disposición a viajar también a Moscú, en presencia de condiciones que sean realmente útiles para la paz. Creo que en el corazón del Papa están las víctimas de la guerra y de todos los conflictos olvidados. Los muertos, en primer lugar, y luego sus familias, los que lo han perdido todo, los que han tenido que huir. El Papa Francisco ha querido demostrar concretamente esta cercanía con los viajes de los cardenales Konrad Krajewski y Michael Czerny y con la misión a Ucrania del Secretario para las Relaciones con los Estados y Organizaciones Internacionales, el arzobispo Paul R. Gallagher.

LIMES: El Papa Francisco se ha reunido con Vladimir Putin en tres ocasiones, en 2013, 2015 y 2019. ¿Cuál es su relación con el presidente ruso?

Card. PAROLIN: Desde los primeros meses de su pontificado, el Papa Francisco se acercó al presidente ruso para tratar el conflicto de Siria. Las reuniones posteriores han sido cordiales y han permitido encontrar puntos de convergencia. Desde el pasado mes de febrero, los contactos se realizan por vía diplomática, ya no directamente. Pero quiero recordar aquí el gesto que tuvo el Papa al día siguiente del inicio de las hostilidades, cuando, aunque ya dolorido en la rodilla, quiso ir en persona a la embajada de la Federación Rusa ante la Santa Sede para rogar al presidente Putin que detuviera la agresión contra Ucrania.

LIMES: En Estados Unidos y otros países se acusa a menudo al Papa de ser pro-ruso. A veces en tonos duros. ¿Qué opinas de esto?

Card. PAROLIN: Confieso que me asusta un poco esta simplificación. ¿Es el Papa pro-ruso porque pide la paz? ¿Es el Papa pro-ruso porque condena la carrera armamentística y el uso de enormes sumas para la compra de nuevas y cada vez más potentes armas, en lugar de utilizar los recursos disponibles para la lucha contra el hambre y la sed en el mundo, la salud, el bienestar, la educación, la transición ecológica? ¿Es el Papa pro-ruso porque llama a la reflexión sobre lo que ha llevado a estos inquietantes y peligrosos acontecimientos, recordándonos que una convivencia basada en alianzas militares e intereses económicos es una convivencia con pies de barro? ¿Es el Papa pro-ruso porque pide el «esquema de la paz» en lugar de perpetuar el «esquema de la guerra»? No se puede simplificar tanto la realidad. El Papa Francisco condenó la agresión rusa a Ucrania desde el primer momento, con palabras inequívocas; nunca ha equiparado a agresor y agredido, ni ha sido o parecido equidistante. Ha sido, por así decirlo, «equívoco», es decir, cercano a los que están sufriendo las consecuencias nefastas de esta guerra, las víctimas civiles en primer lugar, y luego los soldados y sus familias, incluidas las madres de tantos jóvenes y muy jóvenes soldados rusos que no han tenido noticias de sus hijos muertos en los combates. Por lo tanto, considero que algunas críticas son poco generosas e incluso un poco burdas, tal vez vinculadas, para volver a lo dicho anteriormente, a la observación de que el Papa no es el «capellán de Occidente».

LIMES: ¿Es la Iglesia pacifista? ¿Dentro de qué límites acepta el uso de las armas?

Card. PAROLIN: El Evangelio es un anuncio de paz, una promesa y un regalo de paz. Todas sus páginas están llenas de ello. Los ángeles la invocan en el momento del nacimiento de Jesús en Belén. Él mismo se lo desea a los suyos tan pronto como haya resucitado. La Iglesia sigue el ejemplo de su Señor: cree en la paz, trabaja por la paz, lucha por la paz, da testimonio de la paz y trata de construirla. En este sentido es pacifista. En cuanto al uso de las armas, el Catecismo de la Iglesia Católica prevé la autodefensa. Los pueblos tienen derecho a defenderse si son atacados. Pero esta legítima defensa armada debe ejercerse dentro de ciertas condiciones que el propio Catecismo enumera: que todos los demás medios para poner fin a la agresión se hayan mostrado impracticables o ineficaces; que existan razones fundadas para el éxito; que el uso de las armas no provoque mayores males y desórdenes que los que se quieren eliminar. Por último, el Catecismo afirma que, al evaluar esta cuestión, el poder de los medios modernos de destrucción desempeña un papel importante. Por estas razones, el Papa Francisco, en la encíclica Fratelli tutti, afirma que ya no se puede pensar en la guerra como una solución, porque los riesgos probablemente siempre superarán la hipotética utilidad que se le atribuye. Concluye con el mismo grito de San Pablo VI en las Naciones Unidas el 4 de octubre de 1965: «¡Nunca más la guerra!».

LIMES: ¿Es correcto armar a la resistencia ucraniana?

Card. PAROLIN: Yo respondería a esta pregunta remitiéndome a los principios que se acaban de exponer. Las decisiones concretas corresponden a los gobernantes, como reconoce el Catecismo de la Iglesia Católica. Sin embargo, no hay que olvidar que el desarme es la única respuesta adecuada y decisiva a estas cuestiones, como sostiene el Magisterio de la Iglesia. Releer, por ejemplo, la encíclica Pacem in Terris de San Juan XXIII. Se trata de un desarme general y sujeto a controles efectivos. En este sentido, no me parece correcto pedir al atacante que renuncie a las armas y no pedir, en primer lugar, a los que le atacan que lo hagan.

LÍMITES: Las potencias parecen no poder entenderse ya, mientras se violan las antiguas reglas y los hábitos diplomáticos y los tonos polémicos llegan hasta los insultos sangrientos entre los jefes de Estado. ¿Qué te parece?

Card. PAROLIN: Creo que, como dijo el Papa Francisco en el Regina Coeli del 1 de mayo, la escalada militar va cada vez más acompañada de una escalada verbal. Evidentemente, no estoy equiparando las palabras y las armas, los insultos y las bombas. Pero, desgraciadamente, una escalada allana el camino a otra. La guerra comienza en el corazón del hombre. Cada insulto sangriento aleja la paz y dificulta cualquier negociación. No debemos ceder a la lógica de demonizar al adversario, al enemigo.

LIMES: En desacuerdo con el Patriarca Kirill, el Consejo de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana afirmó su plena independencia y autonomía respecto al Patriarcado de Moscú. ¿Cómo valora este cisma de facto y qué reflejos puede tener en las relaciones entre Roma, Moscú y Kiev?

Card. PAROLIN: No sé si es apropiado hablar de «cisma». Ciertamente, la guerra en curso, que implica a pueblos hermanos en la fe cristiana y que celebran, en su mayor parte, la misma liturgia, representa una herida profunda y sangrienta para el cristianismo oriental y para todos los cristianos. Incluso en este caso, todavía es demasiado pronto para comprender las consecuencias de lo que está sucediendo, pero sin duda es más chocante y escandaloso que sean los cristianos, en el corazón de Europa, los que protagonicen estos trágicos acontecimientos.

LIMES: El diálogo entre Roma y Moscú parece estar en uno de sus puntos más bajos. ¿Lo confirma?

Card. PAROLIN:  Es un diálogo difícil, que avanza a pequeños pasos y también experimenta altibajos. Recibió un importante impulso con el histórico encuentro en Cuba en 2016 entre el Papa Francisco y el Patriarca Kirill. Como es sabido, ya se estaba trabajando en una segunda reunión, prevista para el pasado mes de junio en Jerusalén, pero que luego se suspendió. No se habría entendido y el peso de la guerra en curso le habría afectado demasiado. Sin embargo, el diálogo no se ha interrumpido.

LIMES: ¿Qué repercusiones puede tener la ruptura entre los ortodoxos ucranianos y los rusos en los católicos griegos de Ucrania?

Card. PAROLIN: Es demasiado pronto para hacer predicciones. Me imagino que las Iglesias de Ucrania serán cada vez más conscientes tanto de sus diferencias como de lo que tienen en común. Pero habrá que esperar a la evolución de los acontecimientos, especialmente los relacionados con las recientes decisiones adoptadas por el Consejo de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana.

 

LIMES: ¿Cuáles son las relaciones entre los católicos griegos y los católicos latinos en Ucrania, y cómo se mueve la Iglesia entre estas dos realidades?

Card. PAROLIN: La Iglesia siempre ha considerado como una riqueza la pluralidad de ritos y tradiciones litúrgicas, expresiones de la historia y la cultura de las diferentes poblaciones y de una fe que se encuentra con la vida. Todas las Iglesias, tanto las latinas como las orientales, contribuyen, pues, a la unidad pluriforme y a la armonía de la catolicidad. En Ucrania, tanto la Iglesia latina como la grecocatólica son muy dinámicas y, aunque se basan en componentes culturales y realidades sociales parcialmente diferentes, respetan y cultivan la identidad del pueblo ucraniano. Lo que se espera es que la cooperación entre ellos también crezca cada vez más, en beneficio del único pueblo de Dios. Imagino que la triste experiencia que están viviendo juntos ayudará a reforzar los lazos de solidaridad, entre ellos y también con las demás Iglesias del país. Sufrir juntos normalmente refuerza los sentimientos de amistad.

Traducción del original en lengua italiano realizado por el director editorial de ZENIT.

The post Rusia, China y las armas nucleares: entrevista al Secretario de Estado del Vaticano appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
La traición de los clérigos. Desde la misa en la estera hasta el patinete en el altar. La peligrosa espectacularización del «Mayor Misterio» https://es.zenit.org/2022/08/11/la-traicion-de-los-clerigos-desde-la-misa-en-la-estera-hasta-el-patinete-en-el-altar-la-peligrosa-espectacularizacion-del-mayor-misterio/ Thu, 11 Aug 2022 00:33:27 +0000 https://es.zenit.org/?p=223767 Algunos bañistas, impresionados por el grupo de jóvenes dirigido por un sacerdote igualmente joven, ofrecieron una estera para que sirviera de altar. La escena quedó inmortalizada y, por supuesto, pronto acabó en la red. La diócesis local, asumida inmediatamente por la de Milán, reprochó el gesto.

The post La traición de los clérigos. Desde la misa en la estera hasta el patinete en el altar. La peligrosa espectacularización del «Mayor Misterio» appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Por: Matteo Matzuzzi

 

(ZENIT Noticias / Roma, 11.08.2022).- «Reconozco que me ha faltado la atención necesaria para valorar un Misterio tan grande y tan indignamente confiado a nuestras humildes manos. Siempre he vivido la celebración de la Eucaristía con una profunda conciencia del inmenso Misterio de amor que esconde y transmite, y en ocho años de ordenación fue la primera vez que no llevé al menos sobrepelliz y estola. Pero me doy cuenta de que incluso una vez es demasiado. Pido humildemente disculpas de todo corazón también por la confusión generada por la cobertura mediática de la noticia y las imágenes: no era en absoluto mi intención que tuviera tanto protagonismo, hasta el punto de que para la celebración habíamos elegido un lugar inicialmente aislado y alejado de los paraguas (aunque algunas personas, al vernos de lejos, se unieron a la celebración)».

El Papa: «El sacerdote que preside la celebración dice: «Levantad el corazón», no dice: «¡Levantad el móvil para hacer fotos!»

Los hechos: el domingo 24 de julio, Don Mattia Bernasconi, vicario de 27 años de la diócesis de San Luigi Gonzaga en Milán, se encontraba en Calabria con un grupo de chicos del oratorio. Era el último día del viaje, el programa era celebrar la misa en un bosque de pinos (así que a la sombra) y luego volver a casa, al norte. Al llegar al lugar elegido, el grupo descubrió que el lugar ya había sido reservado por otras personas y sólo quedaba trasladarse a una playa frente al mar en Capo Colonna. No había árboles, ni sombra. ¿Y la misa? En el agua. Todo junto. El único lugar, entre otras cosas, que no es abrasador. Algunos bañistas, impresionados por el grupo de jóvenes dirigido por un sacerdote igualmente joven, ofrecieron una estera para que sirviera de altar. La escena quedó inmortalizada y, por supuesto, pronto acabó en la red. La diócesis local, asumida inmediatamente por la de Milán, reprochó el gesto. No se trata de una condena ni de un reproche al pobre sacerdote, sino de un recordatorio del significado del gesto (y de los símbolos) que el padre Mattia realizaba en el mar.

El caso está cerrado, aunque el sacerdote está siendo investigado por la Fiscalía de Crotone por «ofensa a una confesión religiosa», y la disculpa es especialmente sentida, hasta el punto de que el sacerdote dijo que «en la misa que celebré el lunes por la tarde en la iglesia parroquial de San Luigi, pedí perdón al Señor por mi superficialidad, que ha hecho sufrir a tantos. Espero que puedas entender mis buenas intenciones, empañadas por demasiada ingenuidad, y aceptes mi sincera petición de perdón».

El problema es precisamente el que destacan las dos diócesis: entender qué se hace cuando se celebra. No es un asunto menor del que no se puede escapar. «La participación en la Eucaristía nos hace entrar en el misterio pascual de Cristo, dándonos la oportunidad de pasar con Él de la muerte a la vida, es decir, allí en el Calvario. La misa es rehacer el Calvario, no es un espectáculo», dijo el Papa Francisco hace unos años, y añadió –y el punto es especialmente doliente– que «en un momento dado el sacerdote que preside la celebración dice: «¡Arriba el corazón!», no dice: «¡Arriba el móvil para hacer la foto!». ¡No, eso es algo malo! Y os digo que me entristece mucho cuando celebro aquí en la plaza o en la basílica y veo tantos teléfonos móviles encendidos, no sólo de los fieles, incluso de algunos sacerdotes y hasta obispos. ¡Por favor! La misa no es un espectáculo: va al encuentro de la pasión y la resurrección del Señor».

El sincero arrepentimiento del joven sacerdote que celebró en el mar y las preguntas sobre la idoneidad de los seminarios para la formación

En los meses del encierro, parecía que asistir a misa era una cuestión capital: los llamamientos públicos, las redes sociales se inundaron con los gritos y lamentos de quienes protestaban exigiendo misa, la posibilidad de salir de sus casas para entrar en una iglesia, comulgar y rezar. El gobierno de entonces dijo que no, apoyado por la opinión no solicitada de algún canonista improvisado que cerró el tema afirmando que de todas formas se puede ver la misa por televisión. Entre un café durante la homilía, tal vez una ida al baño y -por qué no- un aperitivo doméstico para intercalar la celebración si la hora elegida era cercana al almuerzo. Durante algún tiempo pareció que la «cuestión de la misa» se había convertido en algo central: sociólogos, obispos y teólogos reflexionaban sobre esta repentina necesidad de lo sagrado que se abría paso en las familias italianas. ¿Fue el miedo? ¿El deseo de pensar en las cosas de arriba? ¿O tal vez la simple búsqueda de una excusa para salir de casa como alternativa a dar una vuelta a la manzana con el perro atado?

En cualquier caso, una vez terminado el encierro, las iglesias no se llenaron, ni la asistencia que –de por sí ya baja– de la prepandemia. Y los discursos sobre la Eucaristía, la adoración y las Sagradas Escrituras fueron rápidamente sustituidos por disputas sobre las pasarelas dobles en la playa, las discotecas cerradas y las máscaras que deben llevarse a bordo de los trenes. La ingenuidad del sacerdote ambrosiano es sincera y documenta un hecho evidente: en la mayoría de los casos, la misa se ofrece al pueblo de Dios como un espectáculo. Un espectáculo, como dijo el Papa. Los párrocos que ven los bancos cada vez más vacíos, el número de funerales que aumenta año tras año, así como el número de líderes caninos presentes en las celebraciones, provocan un frenesí que se traduce en un deseo de atraer. Pero no con las sencillas y antiguas herramientas que la Iglesia pone a su disposición, el poder de la Palabra y una buena catequesis. No, lo hace haciendo que la misa sea «menos aburrida», por lo que -dicen ingenuamente- hasta los niños y jóvenes van. Sacerdotes enmascarados, corriendo de un extremo a otro del edificio con las vestimentas puestas, juego escolar de palmas para introducir el Evangelio (el inmortal Aleluya de la bombilla que perdura al paso de las generaciones). Los celebrantes se deslizan por el pasillo después de la bendición final (sucedió, en Dublín), ante el delirio de risas de los fieles. La necesidad de hacer algunas bromas, antes durante y después de la homilía. Homilías que, incluso con los cuentos y chistes, suelen durar una eternidad poniendo a prueba la psique de los pobres y escasos feligreses asistentes.

De hecho, son ellos, los sacerdotes, los primeros en fallar a la hora de «valorar un Misterio tan grande». No es cuestión de rito antiguo o nuevo, hay misas espectaculares tanto entre los fieles del misal tridentino como los de la misa de Pablo VI. La exhibición de vestidos de encaje hasta las axilas que parecen más bien cortinas no se aleja, en términos de gusto, de la bata con cremallera extragrande y zapatillas en los pies. In medio stat virtus, decían los sabios. Hay celebraciones seguidas por el mundo tradicionalista en las que se respira misterio y fe profunda (Enzo Bianchi, a quien no se le puede acusar de ser seguidor del misal de San Pío V, también lo reconoció en junio, recordando la fructífera experiencia de los monjes de Le Barroux), al igual que es posible asistir a misas «nuevas» edificantes y fortificantes en las que uno se sumerge totalmente en el Misterio. El problema es cuando se piensa, aunque sea por superficialidad trivial, que la Eucaristía es algo propio y que, por lo tanto, se puede cambiar, adaptar, actualizar según las contingencias. ¿No hay sombra para decir misa? Así que todos al agua, disfrazados, con esterilla y protección solar, cuidando de que los anfitriones no acaben entre las medusas y las algas. ¿No será un problema de formación de los sacerdotes? ¿No será que la misa se reduce a menudo a una mera repetición mecánica de gestos sin la inervación espiritual que sería necesaria? Si los sacerdotes son los primeros en hacer, implícitamente, de la celebración de la Eucaristía un acto similar a la reordenación de la estantería del salón, es difícil pensar en la conquista de fieles tibios o poco dispuestos a dedicar un espacio de su jornada a la relación con lo sagrado.

Nadie se deja llevar, embelesar y conquistar por la disposición alfabética de los libros en las estanterías. En cambio, esta es la época en la que la gente hace cola durante horas para entrar en la Basílica de San Pedro cuando el Papa celebra, y al pasar se olvidan de hacer la señal de la cruz, enfrascados como están en hacer fotos, en capturar el momento, en hacer eterno el acontecimiento de estar allí con el vicario de Cristo, asumiendo que quien hace la foto y la cuelga en Instagram sabe que es el vicario de Cristo y sabe, por supuesto, lo que significa esa definición.

Uno se olvida de dónde está, de lo que está haciendo, es decir –citando de nuevo a Francisco– «el calvario». En cambio, aquí estamos «sosteniendo nuestros teléfonos móviles para hacer fotos». Sin embargo, hay una solución, y paradójicamente está enraizada en la crisis, en la aceptación de ser una minoría. Sin ir a una búsqueda frenética y sin aliento de nuevos creyentes. Pierangelo Sequeri escribió en el Avvenire unos días después del caso de la celebración sobre el colchón: «La era de la misa bajo la casa, programada para llenar todas las horas y todos los espacios de la iglesia, está a punto de despedirse. No será sustituido por el servicio de habitaciones (para nosotros ya lo era). La mega-reunión de la asamblea que llena la iglesia o el estadio será más rara (y esperemos que más genuina). La misa será ciertamente más preciosa. Su lugar será más precioso; su tiempo será más precioso. Sin embargo, habrá más invitados que adoradores: como en la época de Jesús. Y será hermoso. Muchos abonados que ahora son difíciles quizá lo encuentren demasiado incómodo y pierdan el rumbo. Muchos de los que pensaban que no tenían cabida se sorprenderán y se emocionarán al dejar de ser «los de fuera», con Jesús pasando entre las mesas: con fotos. Por supuesto, tendrán que tener la delicadeza de llevar al menos el vestido de fiesta, ya que todo lo demás es gratis».

Don Giuliano Zanchi, director de la Revista Italiana del Clero, señalaba que «a estas alturas nuestras asambleas han empezado a parecerse a públicos que, aun animados por una cierta complicidad participativa, han asimilado los esquemas mentales típicos del espectáculo». No es casualidad, añadió, «que los muchos que han pasado de la modalidad presencial a la de vídeo no hayan percibido una diferencia real». Se habla de ello desde hace décadas y no hace falta tener demasiada suerte, entrando en una iglesia unos minutos antes de la misa, para darse cuenta de que se está preparando un espectáculo: cámaras colocadas delante del altar para retransmitir la celebración, lectores –no siempre adecuadamente formados– compulsando los Libros litúrgicos, coristas –no siempre dotados para el canto fino, y no es un pecado ni un drama, humildad sería reconocerlo– ensayando las melodías que animarán la liturgia. Los bancos están vacíos, porque los llenarán los fieles que entrarán en la iglesia cuando quieran: unos en el Gloria y otros en el Evangelio, unos en el ofertorio y otros directamente en la consagración, quizá con sus iPhones encendidos para que sirvan de fondo al momento más sagrado. Lo sagrado, en efecto: cada vez más como el santo grial que hay que buscar.

Ya en 1975, el profesor Joseph Ratzinger decía que «incluso con la simplificación y la formulación más comprensible de la liturgia, es evidente que debe salvaguardarse el misterio de la acción de Dios en la Iglesia; y, por tanto, la fijación de la sustancia litúrgica intangible para los sacerdotes y las comunidades, así como su carácter plenamente eclesial. Por eso hay que oponerse, con más decisión que hasta ahora, al achatamiento racionalista, a los discursos aproximativos, al infantilismo pastoral que degradan la liturgia católica al rango de club de pueblo y quieren rebajarla a un nivel caricaturesco». Siempre existe la ansiedad por hacer ruido, por llenar lo que se cree que es un vacío. Pero lo único que hace falta es más silencio; un silencio que, como dice Ratzinger, «no es una pausa en la que nos asaltan mil pensamientos y deseos, sino un recogimiento que nos trae la paz interior, que nos permite respirar y descubrir lo esencial».  «El Padre sólo habla una Palabra: es su Palabra, su Hijo. Lo pronuncia en eterno silencio y sólo en el silencio puede el alma comprenderlo», reza la Máxima de San Juan de la Cruz. Menos alfombras y teléfonos móviles, más silencio. Al menos en la Iglesia.

Traducción del original en lengua italiano, originalmente publicado en Il Foglio, realizado por el director editorial de ZENIT.

The post La traición de los clérigos. Desde la misa en la estera hasta el patinete en el altar. La peligrosa espectacularización del «Mayor Misterio» appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Una nueva basílica menor para España: Santa Teresa de Jesús en Ávila https://es.zenit.org/2022/08/10/una-nueva-basilica-menor-para-espana-santa-teresa-de-jesus-en-avila/ Wed, 10 Aug 2022 19:00:58 +0000 https://es.zenit.org/?p=223762 El 27 de agosto se presidirá la ceremonia religiosa en donde se celebrará que “La Santa” pasará a ser basílica menor.

The post Una nueva basílica menor para España: Santa Teresa de Jesús en Ávila appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(ZENIT Noticias / Ávila, España, 10.08.2022).- La Santa Sede, a través del Dicasterio para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, hizo llegar al obispo de la diócesis española de Ávila un decreto por el cual se eleva al rango de basílica menor a la iglesia abulense de santa Teresa de Jesús. La iglesia está construida sobre lo que alguna vez fue la casa natalicia de santa Teresa de Ávila.

Por cuanto refieren desde la misma diócesis de Ávila, “La concesión del título de ‘basílica menor’ se contempla en el decreto firmado por el Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, que recuerda que dicho título “trata de intensificar el vínculo con la Iglesia de Roma y con el Santo Padre, además de promover, al mismo tiempo, su ejemplaridad como centro de particular acción litúrgica y pastoral en la Diócesis”.

Para dar un realce especial a esta concesión, el próximo sábado 27 de agosto a las 20 horas, Mons. Gil Tamayo, obispo local, presidirá la ceremonia religiosa por la que “La Santa” pasará a ser basílica menor. Este nuevo título a una iglesia abulense se da en el contexto del año jubilar que se celebra con motivo del IV Centenario de la Canonización de la Santa andariega.

The post Una nueva basílica menor para España: Santa Teresa de Jesús en Ávila appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
“Es hora de que Israel ponga fin a una guerra que comenzó hace más de 70 años”, dice ex patriarca católico de Jerusalén https://es.zenit.org/2022/08/10/es-hora-de-que-israel-ponga-fin-a-una-guerra-que-comenzo-hace-mas-de-70-anos-dice-ex-patriarca-catolico-de-jerusalen/ Wed, 10 Aug 2022 18:52:58 +0000 https://es.zenit.org/?p=223757 Israel debería reconsiderar sus cálculos. Israel ganó y perdió. Sigue perdiendo. El ganador es el que gana la paz, la justicia y la humanidad. Nada de eso, hasta ahora, se ha logrado. Israel se enfrenta a un pueblo palestino que vive en su propia tierra y exige a Israel y al mundo que le devuelvan su libertad.

The post “Es hora de que Israel ponga fin a una guerra que comenzó hace más de 70 años”, dice ex patriarca católico de Jerusalén appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 10.08.2022).- Por medio de una publicación en su página de Facebook, el patriarca emérito de Jerusalén, Mons. Michel Sabbah, emitió una declaración a propósito de la situación de los palestinos y el trato dispensados a ellos por Israel, especialmente en las últimas semanas. Nacido el 19 de marzo de 1933, Mons. Sabbah es un prelado católico palestino que ocupó el cargo de Patriarca Latino de Jerusalén de 1987 a 2008, siendo el primer no italiano en ocupar este puesto en más de cinco siglos. Ofrecemos a continuación la traducción completa al castellano de esa declaración:

***

La guerra en Gaza significa que aún habrá más guerras por venir. Significa que Israel entró en una guerra hace más de setenta años y aún no ha podido salir de ella. Israel debería reconsiderar sus cálculos. Israel ganó y perdió. Sigue perdiendo. El ganador es el que gana la paz, la justicia y la humanidad. Nada de eso, hasta ahora, se ha logrado. Israel se enfrenta a un pueblo palestino que vive en su propia tierra y exige a Israel y al mundo que le devuelvan su libertad, en su propia tierra, no en la de nadie más.

Esta realidad no puede ser ignorada. Todas las grandes potencias mundiales no pueden ignorar esta realidad. La paz de Israel, la paz de Abraham, la paz de Dios, comienza en Palestina primero, y con los palestinos primero, y luego se extiende a los vecinos y a toda la región. Israel y el mundo deben entender esto. De lo contrario, mantendrán a la región en las garras de la muerte, y se convertirán ellos mismos en creadores de muerte. Y ellos son los responsables.

La tierra y los pueblos de la tierra dicen: Paz y justicia y hablan de los derechos de los palestinos. Esta es una voz que no puede ser ignorada. Es hora de que Israel escuche. Es hora de que Israel ponga fin a una guerra que comenzó hace más de setenta años. Es hora de salir de ella, no según la lógica de la fuerza y las armas, sino según la lógica de la justicia y la verdad.

Traducción del original en lengua inglés realizado por el director editorial de ZENIT.

The post “Es hora de que Israel ponga fin a una guerra que comenzó hace más de 70 años”, dice ex patriarca católico de Jerusalén appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
La vejez, un tiempo proyectado hacia la plenitud: última catequesis del Papa sobre la vejez https://es.zenit.org/2022/08/10/la-vejez-un-tiempo-proyectado-hacia-la-plenitud-ultima-catequesis-del-papa-sobre-la-vejez/ Wed, 10 Aug 2022 18:36:33 +0000 https://es.zenit.org/?p=223751 “La vejez es la fase de la vida más adecuada para difundir la alegre noticia de que la vida es una iniciación a una realización final. Los antiguos son una promesa, un testimonio de promesa. Y lo mejor está por llegar. Lo mejor está por venir”, ha dicho el Papa.

The post La vejez, un tiempo proyectado hacia la plenitud: última catequesis del Papa sobre la vejez appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 10.08.2022).- Por la mañana del miércoles 10 de agosto el Papa celebró la audiencia general de los miércoles y anunció que era la última concentrada en torno a la vejez, tema al que Papa ha dedicado 16 catequesis. El tema de ésta fue: “La vejez, un tiempo proyectado hacia la plenitud”.

Ofrecemos el texto completo de la catequesis con encabezados en negrita añadidos por ZENIT.

***

El discurso de despedida de Jesús con los suyos

Llegamos a la última catequesis dedicada a la vejez. Hoy nos adentramos en la conmovedora intimidad del discurso de despedida de Jesús a los suyos, ampliamente recogido en el Evangelio de Juan. El discurso de despedida comienza con palabras de consuelo y promesa: «No se turbe vuestro corazón» (14:1); «Cuando me haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde yo esté vosotros también estéis» (14:3). Hermosas palabras, estas, del Señor.

Un paso por la fragilidad del testimonio y las bendiciones de la fe

Poco antes, Jesús le había dicho a Pedro: «tú me seguirás después» (13:36), recordándole el paso por la fragilidad de su fe. El tiempo de vida que les queda a los discípulos será, inevitablemente, un paso por la fragilidad del testimonio y por los desafíos de la fraternidad. Pero también será un paso por las emocionantes bendiciones de la fe: «El que cree en mí hará también las obras que yo hago y hará obras mayores» (14:12). Piensa en lo que es una promesa. No sé si lo pensamos bien, si lo creemos bien. No sé, a veces pienso que no…

Vejez: tiempo propicio para el testimonio

La vejez es el momento propicio para el testimonio conmovedor y alegre de esta expectativa. El anciano y la anciana están esperando, esperando un encuentro. En la vejez, las obras de la fe, que nos acercan a nosotros y a los demás al reino de Dios, están ya más allá del poder de las energías, las palabras y los impulsos de la juventud y la madurez. Pero precisamente así hacen más transparente la promesa del verdadero destino de la vida. ¿Y cuál es el verdadero destino de la vida? Un lugar en la mesa con Dios, en el mundo de Dios. Sería interesante ver si existe alguna referencia específica en las iglesias locales destinada a reavivar este ministerio especial de la espera del Señor –es un ministerio, el de la espera del Señor–, fomentando los carismas individuales y las cualidades comunitarias de la persona mayor.

Le vejez disuelve la presunción

Una vejez que se consume en el desconsuelo de las oportunidades perdidas trae consigo el desconsuelo para uno mismo y para todos. En cambio, la vejez vivida con dulzura, vivida con respeto a la vida real disuelve definitivamente el malentendido de un poder que debe bastarse a sí mismo y a su propio éxito. Incluso disuelve el malentendido de una Iglesia que se adapta a la condición mundana, pensando así en gobernar definitivamente su perfección y realización. Cuando nos liberamos de esta presunción, el tiempo de envejecimiento que Dios nos concede es ya en sí mismo una de esas obras «mayores» de las que habla Jesús. De hecho, es una obra que a Jesús no le fue dada: ¡su muerte, resurrección y ascensión al cielo la hicieron posible para nosotros! Recordemos que «el tiempo es superior al espacio». Es la ley de la iniciación. Nuestra vida no está destinada a cerrarse sobre sí misma, en una imaginaria perfección terrenal: está destinada a ir más allá, a través del paso de la muerte, porque la muerte es un paso. En efecto, nuestro lugar estable, nuestro punto de llegada no está aquí, está junto al Señor, donde Él habita para siempre.

Aprendices de la vida: en la tierra comienza nuestro noviciado

Aquí, en la tierra, comienza el proceso de nuestro «noviciado»: somos aprendices de la vida, que –en medio de mil dificultades– aprendemos a apreciar el don de Dios, honrando la responsabilidad de compartirlo y hacerlo fructificar para todos. El tiempo de la vida en la tierra es la gracia de este pasaje. La pretensión de detener el tiempo –querer la juventud eterna, la riqueza ilimitada, el poder absoluto– no sólo es imposible, sino que es delirante.

Hacia una vida más plena

Nuestra existencia en la tierra es el momento de la iniciación a la vida: es la vida, pero la que te lleva a una vida más plena, la iniciación de una vida más plena; una vida que sólo encuentra su plenitud en Dios. Somos imperfectos desde el principio y seguimos siendo imperfectos hasta el final. En el cumplimiento de la promesa de Dios, la relación se invierte: el espacio de Dios, que Jesús nos prepara con todo cuidado, es superior al tiempo de nuestra vida mortal. Aquí: la vejez acerca la esperanza de esta realización. La vejez conoce definitivamente el sentido del tiempo y las limitaciones del lugar en el que vivimos nuestra iniciación. La vejez es sabia por esto: los viejos son sabios por esto. Por eso es creíble cuando nos invita a alegrarnos del paso del tiempo: no es una amenaza, es una promesa. La vejez es noble, no necesita maquillaje para mostrar su nobleza. Quizás el truco viene cuando falta la nobleza. La vejez es creíble cuando invita a alegrarse del paso del tiempo: pero el tiempo pasa y esto no es una amenaza, es una promesa. La vejez, que redescubre la profundidad de la mirada de la fe, no es conservadora por naturaleza, como se dice. El mundo de Dios es un espacio infinito, sobre el que el paso del tiempo ya no tiene ningún peso. Y fue precisamente en la Última Cena cuando Jesús se proyectó hacia esta meta, cuando dijo a sus discípulos: «Desde ahora, no beberé más de este fruto de la vid, hasta el día en que lo vuelva a beber con vosotros en el reino de mi Padre» (Mateo 26,29). Fue más allá. En nuestra prédica, el Paraíso suele estar justamente lleno de dicha, de luz, de amor. Quizás le falte un poco de vida. Jesús, en las parábolas, hablaba del reino de Dios poniendo más vida. ¿No somos más capaces de esto, al hablar de la vida que sigue?

La vejez: fase adecuada de la vida pata difundir lo mejor está por llegar

Queridos hermanos y hermanas, la vejez, vivida en la espera del Señor, puede convertirse en la «apología» realizada de la fe, que da razón de nuestra esperanza para todos (cf. 1 Pe 3,15). Porque la vejez hace transparente la promesa de Jesús, que se proyecta hacia la Ciudad Santa de la que habla el libro del Apocalipsis (capítulos 21-22). La vejez es la fase de la vida más adecuada para difundir la alegre noticia de que la vida es una iniciación a una realización final. Los antiguos son una promesa, un testimonio de promesa. Y lo mejor está por llegar. Lo mejor está por venir: es como el mensaje del anciano y la anciana creyentes, lo mejor está por venir. ¡Que Dios nos conceda a todos una vejez capaz de esto!

The post La vejez, un tiempo proyectado hacia la plenitud: última catequesis del Papa sobre la vejez appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Fallece Josef Tomko, el cardenal más longevo del mundo https://es.zenit.org/2022/08/08/fallece-josef-tomko-el-cardenal-mas-longevo-del-mundo/ Sun, 07 Aug 2022 23:55:37 +0000 https://es.zenit.org/?p=223744 Ahora el cardenal más longevo será el arzobispo emérito de Luanda (Angloa), cardenal Alexandre do Nascimento, quien tiene 97 años.

The post Fallece Josef Tomko, el cardenal más longevo del mundo appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 08.08.2022).- Este lunes 8 de agosto falleció en su casa en la ciudad de Roma el cardenal Josef Tomko, prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y presidente emérito del Pontificio Comité para los Congresos Eucarísticos Internacionales. Al tener noticia de este fallecimiento, el Papa envió un telegrama al obispo de Kosice, Eslovaquia, tierra natal del cardenal difunto, que dice:

Al conocer la noticia del fallecimiento del cardenal Jozef Tomko, hijo ilustre de esta tierra, deseo expresar a su familia, a vosotros, al presbiterio y a todos los fieles mi cercanía y mi pésame por el duelo que ha golpeado a toda la comunidad eclesial y a la nación eslovaca. Al recordar a este estimado y sabio hermano que, sostenido por una fe profunda y una visión de futuro, sirvió al Evangelio y a la Iglesia con humildad y abnegación, pienso con gratitud en su larga y fructífera labor en la Santa Sede como colaborador diligente y prudente de mis predecesores. También pienso en su espíritu de oración que le hizo, a una edad avanzada, permanecer asiduo al rezo diario del rosario vespertino en la plaza de San Pedro, dando a peregrinos y turistas un hermoso y público testimonio de amor a la santa Virgen. Pido al señor que acoja a este fiel siervo suyo en la Jerusalén celestial, y de corazón imparto mi bendición a todos los que lloran su fallecimiento, con un pensamiento agradecido para las hermanas de la misericordia de San Vincenzo de’ Paoli-Satma’rok que lo cuidaron con toda solicitud.

El cardenal Tomko había sido internado en el Policlínico Gemelli el pasado 25 de junio por una lesión en la vértebra cervical. El pasado 30 de abril el Papa lo había saludado en el Aula Pablo VI, con el grupo de peregrinos eslovacos recibidos ese día por el Papa, con estas palabras:

«Saludo cordialmente al cardenal Jozef Tomko, cuya presencia nos hace sentir que la Iglesia es una familia que sabe honrar la ancianidad como un don. Pero tengo una duda, ¡parece más joven que yo!».

El cardenal Tomko era el cardenal con más edad de todos los cardenales actuales. Tenía 98 años. Ahora el cardenal más longevo será el arzobispo emérito de Luanda (Angloa), cardenal Alexandre do Nascimento, quien tiene 97 años.

The post Fallece Josef Tomko, el cardenal más longevo del mundo appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Papa Francisco explica qué significa cuando Jesús invita a “no temer” y “estar preparados” en el ángelus del domingo https://es.zenit.org/2022/08/07/papa-francisco-explica-que-significa-cuando-jesus-invita-a-no-temer-y-estar-preparados-en-el-angelus-del-domingo/ Sat, 06 Aug 2022 23:08:40 +0000 https://es.zenit.org/?p=223734 Dos palabras-clave para derrotar los miedos que a veces nos paralizan y para superar la tentación de una vida pasiva, adormecida. “No temas” y “estén preparados”.

The post Papa Francisco explica qué significa cuando Jesús invita a “no temer” y “estar preparados” en el ángelus del domingo appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 07.08.2022).- Al medio día del domingo 7 de agosto, el Papa se asomó por la ventana del Palacio Apostólico para rezar el ángelus con algunos cientos de peregrinos que lo escucharon desde la Plaza de San Pedro. Ofrecemos el texto de la exhortación con encabezados y negritas agregados por ZENIT.

***

Dos invitaciones de Jesús: no temer y estar preparados

En el Evangelio de la Liturgia de hoy, Jesús habla a los discípulos para tranquilizarles de todo temor e invitarlos a estar alerta. Son dos las exhortaciones fundamentales que les dirige: la primera es «no temas, pequeño rebaño» (Lc 12,32); la segunda «estén preparados» (v. 35). “No temas” y “estén preparados”. Se trata de dos palabras-clave para derrotar los miedos que a veces nos paralizan y para superar la tentación de una vida pasiva, adormecida. “No temas” y “estén preparados”: detengámonos en estas dos invitaciones.

1) No temas

No temas. En primer lugar, Jesús anima a los discípulos. Acaba de terminar de hablarles del cuidado amoroso y providente del Padre, que se preocupa de los lirios del campo y de los pájaros del cielo y, por tanto, mucho más de sus hijos. Por eso no hay que afanarse y agitarse: nuestra historia está firmemente en las manos de Dios. Nos alienta esta invitación de Jesús a no temer. A veces, en efecto, nos sentimos presos de un sentimiento de desconfianza y de angustia: es el miedo a no lograrlo, a no ser reconocidos y amados, el miedo a no conseguir realizar nuestros proyectos, a no ser nunca felices, etc. Y entonces nos afanamos buscando soluciones, para encontrar algún espacio en el que emerger, para acumular bienes y riquezas, para obtener seguridades; ¿y cómo terminamos? Terminamos viviendo en la ansiedad y en la preocupación constante. Jesús, sin embargo, nos tranquiliza: ¡no temáis! Fiaos del Padre, que desea daros todo lo que realmente necesitáis. Ya os ha donado a su Hijo, su Reino, y siempre os acompaña con su providencia, cuidando de cada uno de vosotros cada día. No temas: ¡esta es la certeza a la que atar el corazón! No temas: un corazón atado a esta certeza. No temas.

¡Pero saber que el Señor nos cuida con amor no nos autoriza a dormir, a dejarnos llevar por la pereza! Al contrario, debemos estar despiertos, vigilantes. En efecto, amar significa estar atentos a los demás, darse cuenta de sus necesidades, estar disponibles para escuchar y acoger, estar preparados.

2) Estar preparados

La segunda palabra: «Estén preparados». Es la segunda invitación de hoy. Es sabiduría cristiana. Jesús repite en más de una ocasión esta invitación, y hoy lo hace a través de tres breves parábolas, centradas en un patrón de casa que, en la primera, vuelve sin previo aviso de la boda, en la segunda no quiere dejarse sorprender por los ladrones, y en la tercera vuelve de un largo viaje. En todas, el mensaje es este: es necesario estar despiertos, no dormirse, es decir no estar distraídos, no ceder a la pereza interior, porque, también en las situaciones en las que no lo esperamos, el Señor viene. Tener esta atención al Señor, no estar dormidos. Es necesario estar despiertos.

Y al final de nuestra vida nos pedirá cuentas de los bienes que nos ha encomendado; por esto, vigilar significa también ser responsables, es decir custodiar y administrar esos bienes con fidelidad. Hemos recibido tanto: la vida, la fe, la familia, las relaciones, el trabajo, pero también los lugares en los que vivimos, nuestra ciudad, la creación. Hemos recibido muchas cosas. Tratemos de preguntarnos: ¿cuidamos de este patrimonio que el Señor nos ha dejado? ¿Custodiamos la belleza o usamos las cosas solo para nosotros y para nuestras conveniencias del momento? Tenemos que pensar un poco en esto: ¿somos custodios de lo que se nos ha dado?

Hermanos y hermanas, caminemos sin miedo, en la certeza de que el Señor nos acompaña siempre. Y estemos despiertos, para que no nos durmamos mientras el Señor pasa. San Agustín decía: “Tengo miedo de que el Señor pase y no me dé cuenta”; de estar dormido y no darme cuenta de que el Señor pasa. ¡Estad despiertos! Que nos ayude la Virgen María, que ha acogido la visita del Señor y, con prontitud y generosidad, ha dicho su “he aquí”.

The post Papa Francisco explica qué significa cuando Jesús invita a “no temer” y “estar preparados” en el ángelus del domingo appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
Papa Francisco participa en encuentro para evangelizadores digitales en México y les urge a no tener miedo de salir a las periferias https://es.zenit.org/2022/08/07/papa-francisco-participa-en-encuentro-para-evangelizadores-digitales-en-mexico-y-les-urge-a-no-tener-miedo-de-salir-a-las-periferias/ Sat, 06 Aug 2022 22:18:53 +0000 https://es.zenit.org/?p=223724 Hechos29 es un encuentro internacional de evangelizadores digitales, que busca despertar en todos los participantes el deseo de ser y hacer iglesia.

The post Papa Francisco participa en encuentro para evangelizadores digitales en México y les urge a no tener miedo de salir a las periferias appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>
(ZENIT Noticias / Monterrey, 07.08.2022).- Del lunes 1 al viernes 5 de agosto 50 evangelizadores digitales e influencers católicos se congregaron en la ciudad de Monterrey en el evento internacional Hechos29. Contaron con formación espiritual, de formación pastoral y de estrategia para comunicar de forma más efectiva el Evangelio.

Este evento fue liderado y organizado por el padre José Juan Montalvo, mejor conocido como el Padre Borre, quien es el encargado de la Pastoral de Redes Sociales de la Arquidiócesis de Monterrey y fundador de Ilumina Más.

De forma especial Papa Francisco envió un mensaje en el que exhortó a los evangelizadores a “Que esta reunión los ayude a sentirse comunidad, como parte de la vida misionera de la Iglesia que nunca tuvo miedo de ir al encuentro de nuevos horizontes y fronteras que con creatividad y coraje anuncian la misericordia y la ternura de Dios”.

El Papa invita a no tener miedo a equivocarse ni lastimarse

En su mensaje a los evangelizadores digitales, el Papa exhortó a que “No tengan miedo de equivocarse. No me canso de repetir que prefiero una Iglesia lastimada porque sale a las periferias existenciales del mundo que una Iglesia enferma porque se queda encerrada en sus pequeñas seguridades”.

Los influencers escucharon al Papa interpelarlos: “El Señor golpea la puerta para entrar en nosotros, ¿Pero cuántas veces golpea la puerta desde adentro para que lo dejemos salir?”. Y añadió: “Que la misión que llevan adelante en los espacios digitales esté llena de humanidad. ¡Vayan a samaritanear esos ambientes! Para que la cultura contemporánea pueda conocer a Dios sintiéndolo en ustedes. Vayan, lleven la esperanza de Jesús, especialmente a los más necesitados, dándoles razones de su esperanza. Que las palabras vayan acompañadas de la caridad y que la virtualidad fortalezca la presencialidad para que la red genere comunión que haga presente a Jesús en su cultura”, les dijo el Papa.

El llamado: Llegar a donde las personas ya están

“Es necesario encontrar nuevos caminos para anunciar el corazón del Evangelio a cuantos todavía no han encontrado a Cristo y esto presupone una creatividad pastoral para llegar a las personas allí donde viven. No esperando a que vengan. Descubriendo ocasiones de escucha, de dialogo y de encuentro,” compartió el Papa Francisco en su mensaje.

Madaith Collado del Carpio , evangelizadora digital que viajó desde Perú, compartió cómo “Escuchar que el Papa Francisco nos habla de forma tan directa fue recibir esa respuesta por la que tanto oraba para saber qué es lo que Dios soñaba con mi vida, fue ese susurro de Dios al corazón que me llamaba directamente a dejar de tener miedo y comprometerme con la Iglesia y la santidad, porque llegó la hora de darlo todo por Él, pero darlo en serio, sin peros ni excusas, y luchar por llevar el Evangelio a todo el mundo porque no se puede parar hasta llegar al cielo”.

Por su parte Eugenio “Bubu” García, co-fundador de Hechos29 comentó, “Escucharlo me hizo comprobar que Pedro sigue siendo Pedro”, y siguió compartiendo como es que, “Hace algunos años era impensable tener una relación con el Papa, era solo una guía lejana que me daba luz a través de otros pastores; sin embargo, este nuevo Continente Digital tiene estas mieles, poder estar cerquita del Vicario de Cristo, y ya ni siquiera buscarlo, sino que él salió al encuentro”.

Exponentes de diferentes partes del mundo

Algunos de los ponentes en esta segunda edición de Hechos 29 fueron: Edmundo Reyes, fundador de Real+Verdadero y Director de Comunicación y Marketing de la Arquidiócesis de Detroit; Pablo Pérez de la Vega, CEO de Catholic.net y de la agencia de Noticias ZENIT; Rafa Piña, apologeta y podcastero;  Pablo Zubieta, experto en manejo de crisis de comunicación en la Iglesia; José Manuel De Urquidi, fundador de Juan Diego Network; Monseñor Lucio Ruiz, secretario del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano; Mauricio Artieda, fundador de Catholic Link; Martín Valverde, músico católico; entre muchos otros.

Al atardecer del viernes 5 de agosto, alrededor de dos mil católicos de todas partes de México abarrotaron la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe y la plaza principal del municipio de Guadalupe al participar de una noche de oración y alabanza con el predicador David Bisono, proveniente de Estados Unidos, y el posterior concierto musical del cantautor Martín Valverde.

Durante el sábado 6 de agosto, decenas de personas se dieron cita para participar en un evento con los asistentes de Hechos29. Pudieron participar de una misa con el Arzobispo de Monterrey y actual Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, monseñor Rogelio Cabrera, y escuchar pláticas de Vero Brunkow, consagrada del Regnum Christi, y la influencer Clara Cuevas; así como del padre Juan Carlos Arias, LC, Sofia Carreón, Valentina Leal, Christian Bolivar, Fernanda Hernández y vivir un concierto en el que participaron One Ministerio, Azeneth González, Cindy Esparza, el ministerio de música Jésed, entre otros.

Pablo Pérez de la Vega, CEO de Catholic.net y de la agencia de Noticias ZENIT

Hechos29 es un encuentro internacional de evangelizadores digitales, que busca despertar en todos los participantes el deseo de ser y hacer iglesia.

El video completo del Papa puede verse en este enlace. A continuación, también la transcripción completa:

***

A todos los evangelizadores que están participando en “HECHOS 29”, que es una importante iniciativa para misionar en los ambientes digitales, les mando un afectuoso saludo.

Que este encuentro los ayude a sentirse comunidad, como parte de la vida misionera de la Iglesia, que nunca tuvo miedo de ir al encuentro de nuevos horizontes y fronteras. Y, con creatividad y coraje, anuncien la Misericordia y la Ternura de Dios.

Como dije en mi reciente viaje a Canadá: «Es necesario encontrar nuevos caminos para anunciar el corazón del Evangelio a cuantos todavía no han encontrado a Cristo. Y esto presupone una creatividad pastoral para llegar a las personas allá donde viven, no esperando que vengan, allá donde viven, descubriendo ocasiones de escucha, de diálogo y de encuentro» (Homilía en las Vísperas con los obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas y agentes pastorales, Québec, 28 julio 2022).

No tengan miedo. No tengan miedo de equivocarse. No me canso de repetir que prefiero una Iglesia lastimada porque sale a las periferias existenciales del mundo, que una Iglesia enferma porque se queda encerrada en sus pequeñas seguridades. El Señor golpea la puerta para entrar en nosotros, pero cuantas veces golpea la puerta de dentro para que lo dejemos salir.

Que la misión que llevan adelante en los espacios digitales esté llena de humanidad. Vayan a “samaritanear” esos ambientes, para que la cultura contemporánea pueda conocer a Dios sintiéndolo en ustedes; vayan y lleven la esperanza de Jesús, especialmente con los más alejados, dándoles razones de su esperanza.

Que las palabras vayan acompañadas de la caridad, y que la virtualidad fortalezca la presencialidad, para que la red genere comunión que haga presente a Jesús en su cultura.

¡Queridos misioneros, les mando mi bendición. Y no se olviden de rezar por mí!

The post Papa Francisco participa en encuentro para evangelizadores digitales en México y les urge a no tener miedo de salir a las periferias appeared first on ZENIT - Espanol.

]]>